Emotiva jornada se vivió anoche en el Conversatorio sobre Memoria y Justicia

Con una gran convocatoria se realizó anoche el Conversatorio de Memoria y Jusiticia Histórica organizada por el periódico E’a, apoyando la difusión del IV Foro Social de las Amércias. Con la participación de la señora Petrona Villasboa, Carmen Rivarola y el Doctor Agustín Goiburú.

La jornada realizada en el Museo de la Memoria estuvo marcada por fuertes emociones, considerando que los invitados revivieron los momentos mas difíciles de sus vidas, como en el caso de Carmen Rivarola rostro visible de una de las tragedias mas grandes que sufrió nuestro país, como lo fue sin duda el incendio del supermercado Ykua Bolaños. Y que después de casi seis años aún espera justicia para los 407 muertos, 206 niños huérfanos, 50 heridos de extrema gravedad y más de 5000 afectados directos por el siniestro.

El Doctor Goiburú sostuvo que existen mas de 400 desaparecidos por el régimen de Stroessner, y las enormes dificultades que atraviesa para tratar de recuperar, tanto los restos de los compatriotas desaparecidos, como los documentos de la época celosamente guardados tanto por militares como por organismos del estado. De igual manera afirmó conocer con exactitud al menos doce lugares de nuestro país donde estarían enterrados opositores a la dictatura que sometió al Paraguay desde 1954 hasta 1989.

Por su parte Petrona madre de Silvino Talavera conmovida hasta las lágrimas contó en guaraní las terribles circunstancias que rodearon a la muerte de su hijo, un alegre niño de tan solo once años al ser rociado con agroquímicos, utilizados por un sojero alemán. Y como este hecho marcó la vida de toda su familia, ya que sus otros hijos también fueron alcanzados por agoquímicos, que incluso ocasionó otra muerte dentro de su familia con el fallecimiento de su nieto pocos diás después de haber nacido.

Una vez terminada las intervenciones todos coincidieron en que no solo es necesario recordar estos hechos, de igual manera urge buscar en todos los estamentos posibles una reparación jurídica real, que si bien no devolverá la vida de los seres tan queridos, al menos traerá paz a todas las familias afectadas, para que ni un paraguayo más viva en carne propia sucesos similares

Comentarios

Publicá tu comentario