“Emiliano R. Fernández es el rey de la cultura popular paraguaya”

Inocencio Fernández, nieto de Emiliano R. Fernández se manifestó en estos términos acerca de su abuelo. Autor de la investigación bilingüe “Emilianoré, el legado del poeta del pueblo”, hoy organizó un homenaje en el Panteón de los Héroes. Conversamos con él sobre el gran poeta y músico paraguayo.

Emiliano R. Fernández. Fuente de Imagen: musicaparaguay.org.py

Inocencio comienza aclarando que actualmente cuenta con 52 años de edad y que no le conoció a su abuelo personalmente sino por referencias de su padre y por la investigación que llevó a cabo recorriendo 40 mil kilómetros tras las huellas de su abuelo.

¿Qué le decía su padre de Emiliano?

Que fue un superdotado, que fue un héroe nacional, que tuvo una impecable actuación en la guerra del Chaco, un fanatismo por el Paraguay, especialmente en lo que concierne a nuestro idioma Guaraní que quisieron exterminar en la década del ’30 y que fue uno de los defensores máximos del Mariscal Francisco Solano López. El primer reivindicador de López fue Emiliano R. Fernández a través de su poesía, después la oligarquía por medio de Juan E. O’leary siguió los pasos de Emiliano.

Emiliano fue un gran nacionalista porque Silvestre Fernández, el padre de Emiliano, combatió en la batalla de Acosta Ñu, siendo uno de los niños sobrevivientes. De ahí el nacionalismo, de ahí el fanatismo por nuestra patria, por nuestras raíces y por nuestra cultura.

Yo lo comprobé a través de mi trabajo de investigación in situ, en el cual recorrí 40 mil kilómetros tras las huellas de mi abuelo, en cinco años.

¿Y qué le dijo la gente en ese recorrido?

La gente siempre  lo recordaba como un señor muy afable, un señor que convocaba a las masas. Era un señor que tenía algo especial. Los lugareños no sabían cómo explicarte qué era ese “algo especial” por lo cual la gente lo veía y se rendía a sus pies, hombres, mujeres, niños. Tenía un poder para juntar a la gente, yo no sé si era a través de su música o de su poesía. Te cuento que es algo inexplicable, algo inalcanzable, ni yo mismo llego a comprender la magnitud de que un ser humano tenga ese poder y esa fuerza sobrenatural.

¿Dicen que Emiliano era muy bohemio, muy farrista, es cierto eso?

Eso es lo que yo estoy tratando todavía de descubrir. Lo único que te voy a decir es que con este trabajo de investigación descubrí que Emiliano tuvo dos facetas, una antes de la guerra del Chaco y otra después de la guerra.

Te voy a dar un ejemplo claro, los combatientes de Vietnam luego de la guerra quedaron todos locos por causa de la guerra. Algo parecido ocurrió con Emiliano R. Fernández, estuvo cinco años en la guerra del Chaco, después de la guerra es que Emiliano quedó como vos decís, antes de la guerra Emiliano era otra persona, jovial, alegre, servidor, servicial, religioso inclusive. Después de la guerra quedó traumado con delirio de persecución y empezó a dedicarse a la bebida, eso es lo que más se conoce de su vida, pero antes  de la guerra Emiliano fue uno de los más grandes intelectos del Paraguay.

Hay que recordar que Emiliano fue herido dos veces en la guerra, fue evacuado a Concepción, sanó la herida y volvió a combatir, y fue ascendido en litigio a teniente primero.

¿Alguna anécdota que le haya contado la gente en su investigación?

La anécdota que a mí más me llegó es una hasta pintoresca que podemos decir; llegaba el barco que transportaba a Emiliano a Concepción y se reunieron por lo menos 30 mujeres de la ciudad esperando la famosa llegada de Emiliano. Las chicas esperaban con ansias que baje del barco, el último en bajarse fue él, con una guitarra y su cinta paraguaya, entonces una de las chicas se le acerca y le pregunta: “¿Señor es cierto que en este barco llega Emiliano?”. Él le contesta que es cierto. Entonces le vuelven a preguntar: “¿Y dónde está?” Entonces él le responde: “Yo soy”. A lo cual las chicas expresan: “¡Ndénte piko la Emiliano!”.

No lo habían reconocido porque se bajo del barco muy zarrapastroso, porque él no era de vestirse de etiqueta. Esa es la historia que a mí más me llegó.

¿Qué siente cuando escucha una música de Emiliano?

Estamos ahora escuchando 70 músicas de Emiliano. Yo hoy organicé un homenaje en el Panteón de los Héroes, teniendo en cuenta que el Estado por a o b motivo no está pudiendo hacer muchas cosas. Yo me veo obligado a rendirle culto a mi abuelo y decidí reunir a mis amigos músicos en el Panteón para llevarle una serenata. Yo pensé que íbamos a estar 30 personas, estuvimos más de 100 personas. Lleno estuvo el Panteón.

Emiliano es un fenómeno, es un ser sobrenatural, es algo increíble. El que dice “yo le conozco a Emiliano” es un mentiroso porque Emiliano es imposible conocerlo todo. Yo pensé que en 40 mil kilómetros conocí algo, pero no conocí nada había sido.

Fue todo un éxito hoy en el Panteón, vinieron gente de Guarambaré, Ypané, Clorinda. Fue algo que me emocionó.

Yo como nieto y representante de mi abuelo ante las instituciones gubernamentales y no gubernamentales me siento muy orgulloso de él. Cada día me doy cuenta que Emiliano no es solamente gloria nacional, es un símbolo mundial, es un poeta universal, no tenemos nada que envidiar a otros poetas internacionales, porque Emiliano no solamente escribió en guaraní y en jopará, Emiliano escribió 250 poemas en un castellano perfecto. Estos poemas la gente no conoce, mi padre me dejo 330 obras y yo en 5 años de investigación ya tengo casi 1000 obras rescatadas.

¿Qué opinión le merece que hace dos años los restos de Emiliano descansen en el Panteón de los Héroes?

Después de una larga lucha con la oligarquía nacional ganó el pueblo paraguayo, porque Emiliano está donde siempre tuvo que estar pues el defendió la soberanía nacional, si no fuera por él hubiésemos tenido todos apellidos bolivianos. Porque él a través de sus obras (Rojas Silva rekavo, Che la reina, 13 Tuyutí) instaba al pueblo a salir a defender el Paraguay.

¿Para usted qué significa la figura de Emiliano R. Fernández para la cultura paraguaya?

Emiliano es el rey de la cultura popular paraguaya, es lo máximo que pudo haber tenido. Yo creo, sin temor a equivocarme, que como Emiliano R. Fernández la cultura paraguaya no tuvo un antes ni un después, solamente Emiliano R. Fernández

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.