Elevada contaminación del aire en Asunción contribuye a contraer cáncer del pulmón

La cantidad de azufre que expiden los cientos de miles de vehículos que transitan por sus calles y avenidas excede la medida establecida por la OMS para que no afecte la salud humana. Los vehículos antiguos son los principales contaminadores.

Los más de 600 mil autos, camionetas, camiones, ómnibus y minibús y los cientos de miles de motocicletas -sin estadísticas oficiales aún- que transitan diariamente por las calles y avenidas de la ciudad de Asunción, emiten suficiente cantidad de azufre como para que esta sustancia química contribuya a que –sumado a otros factores- sus habitantes contraigan cáncer del pulmón, principalmente los que viven en el centro de la ciudad.

Así se desprende del último estudio realizado, en junio del 2014, por el Centro Mario Molina para Estudios Estratégicos sobre Energía y Medio Ambiente de Chile, con el apoyo de la Secretaría del Ambiente (SEAM), el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), la Comisión Nacional de Defensa de los Recursos Naturales del Senado y la Municipalidad de Asunción. El resultado se publicó recién en marzo del 2016.

Los técnicos del centro  instalaron en esa ocasión  durante aproximadamente un mes equipos que tomaron  muestras de los componentes del aire en 20 puntos estratégicos de la ciudad. Las muestras tomadas posteriormente fueron analizadas en institutos de investigación de Chile, Suecia y Estados Unidos.

El análisis de los químicos capturados en el aire de Asunción con los equipos reveló que el dióxido de azufre y óxido de nitrógeno encontrados -cuyo principal componente es el azufre que deviene de la quema del combustible diesel común- arrojan  1.300 partículas por millón (ppm) de azufre. Esta cantidad excede la medida establecida por la OMS para que la contaminación no afecte la salud de los seres humanos.

Los principales contaminadores del aire de la ciudad son los vehículos usados importados de Iquique con más de 10 años de antigüedad, y los ómnibus del transporte públicos que, en promedio exceden los 20 años de antigüedad.  Según las estadísticas elaboradas por la Dirección Nacional de Aduanas, desde el 2012 hasta el primer semestre  de este año 2016,  se importaron 185.204 autos usados con más de 10 años de antigüedad.  A estos se suman  muchos ómnibus de la flota del  transporte público que aún no han sido reemplazados por los nuevos.

La agencia de investigación del cáncer de la OMS clasificó -ya en octubre del 2013- a la contaminación del aire en las ciudades como un agente que produce cáncer en los seres humanos. Lo había hecho luego de que un panel de expertos revisara más de 1.000 estudios científicos en el mundo. Llegaron a la conclusión de que hay evidencias suficientes de que la exposición a la contaminación ambiental en espacios abiertos causa cáncer de pulmón.

Comentarios

Publicá tu comentario