Elecciones de EE.UU: candidatos independientes critican sistema bipartidista

En las próximas elecciones de EE.UU. están inscriptos otros cuatro aspirantes a la presidencia apoyados por organizaciones políticas independientes, quienes en un debate televisivo criticaron el sistema bipartidista que reina en ese país, pues “no permite un  proceso libre y transparente”.

 

Fuente: www.http://actualidad.rt.com

Los aspirantes a la Presidencia de EE.UU figuran sólo en los papeles. La gran mayoría de la población no tiene ni idea de que pueden votar por otro candidato que no sean Barack Obama o Mitt Romney debido al bloqueo mediático.

Jill Stein, del Partido Verde; Garry Johnson, candidato por el Partido Libertario; Rocky Anderson, del Partido de la Justicia, y Virgil Goode, del Partido de la Unión Constitucional, presentan sus candidaturas apoyados por organizaciones políticas independientes.

En un debate televisivo realizado el martes último –que ni la cadena СNN, ni FoxNews ni MSNBC mostraron a sus audiencias–, criticaron al sistema bipartidista por considerar que promueve un bloqueo mediático en su contra, pone en duda la democracia nacional y no permite un proceso libre y transparente. «Ahoga la democracia» del país, dijeron.

Un famoso presentador de televisión en EEUU, Larry King, fue el moderador del debate en el que los candidatos también trataron temas como la legalización de la marihuana, los niveles de pobreza en el país y el sistema educativo.

Respecto de sus posiciones sobre la guerra contra las drogas, Johnson, Anderson y la representante del Partido Verde, Jill Stein, dijeron estar de acuerdo con la legalización de la marihuana.

Por su parte, el candidato por el Partido Constitucionalista, Virgil Goode, dijo en forma categórica: «No estoy a favor de la legalización de las drogas. Si lo quieren así, voten por uno de ellos. No voten por mí». Goode también propuso el recorte del presupuesto en el rubro de la llamada «guerra contra las drogas».

El debate sirvió para conocer algunas de las propuestas e ideas de los cuatro aspirantes menos favorecidos por el sistema electoral norteamericano.

La agencia Russia Today transmitió el evento en vivo, contrarrestando el bloqueo mediático impuesto sobre estos políticos que también sueñan con ocupar la silla principal de la Casa Blanca.

Jill Stein: «Tenemos que levantarnos y mostrar que cada uno tiene su voz»

La primera en intervenir fue la representante por el Partido Verde, Jill Stein, quien afirmó que «el pueblo estadounidense está en crisis». «Estamos perdiendo nuestros puestos de trabajo, salarios decentes, nuestras casas por millones», aseguró.

Stein afirmó que este denominado “sistema de dos candidatos” muestra que “el dinero es lo que controla nuestras elecciones”. “Estamos perdiendo nuestros empleos, cae el nivel del servicio médico, la educación, nuestros derechos están siendo atacados y el sistema político sólo impone austeridad. El Estado sigue gastando miles de millones de dólares con fines militares”, denunció Stein, cuya carrera profesional se había desarrollado antes en el campo de la medicina.

“Tenemos que levantarnos y mostrar que cada uno tiene su voz. Tenemos que demandar unas elecciones libres”, instó. La política cree que es necesario terminar con el uso de los drones con fines militares. «Tenemos que acabar con las guerras con aviones no tripulados, y no hay que traerlos a casa. Los drones deberían ser prohibidos para la guerra y el espionaje”, dijo.

“Drones” son aviones pilotados remotamente, utilizados en aplicaciones militares. Actualmente, cada vez más se está empleando el control autónomo de los Vehículos Aéreos No Tripulados (VANT), aeronaves programadas, que vuelan sin tripulación humana a bordo.

Hablando del problema de las drogas, la candidata verde declaró que “la marihuana es peligrosa solo porque es ilegal, pero no es ilegal porque sea peligrosa. No es peligrosa”, aseveró. Jill Stein aboga por legalizar la marihuana y por usar la ciencia “para determinar qué es peligroso y qué no”.

“Las cosas no están funcionando y no hay una estrategia de salida en la mesa por parte de Mitt Romney o Barack Obama», dijo Stein.

Rocky Anderson: «Los ricos de Wall Street compran nuestras elecciones»

El candidato del Partido de la Justicia, Rocky Anderson, denunció “la degradación de la democracia” en EE.UU. “La gente tiene que tener elección, pero estos dos candidatos solo sacan dinero. En sus debates ellos hablaban de los gastos en diferentes esferas, pero ninguno de ellos se atrevió a hablar de los problemas de la pobreza, de las drogas y de la crisis climática”, dijo.

“Ambos partidos [Demócrata y Republicano] están intentando poner nuestra democracia en peligro, tenemos que oponernos. Necesitamos otro modelo de financiación, otra democracia”, manifestó Anderson.

“Los ricos de Wall Street compran nuestras elecciones”, denunció el candidato destacando el nivel dramático de la pobreza. “La Constitución del país fue cambiada por los imperialistas. Lo que quieren es llevarnos a una guerra y presionar a los ciudadanos sin juicio”. “Nuestros líderes olvidan que no hay nada peor que la agresión, que atacar un país es una cosa ilegal”.

Anderson prometió igualdad en todos los ámbitos y exterminar la discriminación por razones de género.

Virgil Goode: «Reajustaré el presupuesto y crearé empleo»

“Este sistema ‘de dos candidatos’ representa a los que tienen dinero. Solo unas elecciones libres podrían garantizar el futuro de la democracia”, declaró el candidato del Partido de la Unión Constitucional. “Dar mayor acceso a las diversas voces en el proceso electoral aumentaría la democracia en los EE.UU.”, aseveró Virgil Goode, candidato del Partido de la Unión Constitucional.

Si es elegido, Goode prometió reajustar el presupuesto. «No podemos aumentar los gastos militares a 2 billones de dólares», dijo. «Me gustaría reducir el gasto federal en la guerra contra las drogas, pero el consumo de drogas es principalmente una cuestión de Estado», puntualizó Goode, diciendo que no legalizaría la marihuana.

Otra cosa que prometió el candidato es crear empleo, pero insistió en que el Gobierno debe ofrecer trabajo ante todo a los ciudadanos estadounidenses e instó a limitar el trabajo para los extranjeros. «Los empleos en los Estados Unidos ante todo deben ser para los ciudadanos estadounidenses», insistió el excongresista de Virginia y fuerte opositor a la inmigración, tema sobre el que propuso una moratoria en las admisiones de las tarjetas de residencia o «green cards» hasta que el desempleo caiga por debajo del cinco por ciento a nivel nacional.

Garry Johnson: «No tenemos que bombardear Irán»

“El sistema de elecciones ‘de dos candidatos’ es una cosa que puede existir a nivel local, pero nunca a nivel nacional. Lo que necesitamos es transparencia”, dijo Garry Johnson, representante del Partido Libertario.

El político precisó que “no importa quién gane”, Obama o Romney, al país le espera un conflicto militar. “Tenemos que acabar con la guerra con drones porque matamos a la gente y gastamos mucho en esto. ¿Vamos a bombardear a los ciudadanos de Irán? Vamos a encontrarnos con otros 100 millones de enemigos. ¡No debemos bombardear Irán!”, manifestó.

Johnson, quien podría granjearse algunos de los votos del senador republicano Ron Paul que optó a la candidatura republicana, también arremetió contra la duración de la guerra en Afganistán. «Pensé al principio que se justificaba totalmente», dijo el aspirante, que añadió inmediatamente después que EE.UU. debería haber salido de allí «hace once años». “¡Tenemos que devolver las tropas de Afganistán mañana! ¡Terminar las guerras del narcotráfico ahora mismo!”, exclamó el exgobernador de Nuevo México.

El político subrayó que “jamás firmaría un documento que permite arrestar sin acusación”. Garry Johnson aboga por la legalización de las drogas. «El 90% del problema de las drogas está relacionada con la prohibición y no con el uso. El 50% de los estadounidenses apoya la idea de legalizar la marihuana. Vamos a legalizar esto y establecer impuestos, en vez de ponerlo fuera de la ley», dijo.

Educación gratuita

Por otra parte, Anderson y Stein, quien se enfrentó en 2002 a Mitt Romney por la gobernación de Massachusetts, abogaron por un sistema de educación superior gratuita «para rescatar a los estudiantes».

Pero en lo que más coincidieron los cuatro aspirantes fue en su oposición a las políticas del actual presidente y de su oponente republicano.

Goode, Johnson, y Stein contaban con un 1% de apoyo en la primera encuesta de Gallup realizada en septiembre sobre sus candidaturas a nivel nacional, mientras que Anderson obtuvo el 3% entre los votantes probables encuestados.

El próximo martes 30 de octubre tendrá lugar un segundo debate entre los cuatro en Washington.

Comentarios

Publicá tu comentario