Elecciones 2013: ajépa ivýro candidato kuéra

Si el 77% de la población del país habla y vive sumergida en el clima lingüistico del idioma guaraní, y los candidatos a los diferentes cargos necesitan comunicar para ganar votos ¿Mba’ére político kuéra ndoi puru poraî guarani ñe’ême?.

 Pe ta’ânga guasu hérava 7 cajas-pe oñe ñe’ê guaraníme. Oñe ñe’ê avei castellano-pe, péro sa’ive. He’i cine jara kuéra 300.000 tapicha, kuña ha kuimba’e, ohecha hague ñane retâme 7 Cajas. Ha che na hendû’i mavave ohecha va’ekue he’iva: «Yo no entendí la película porque se hablaba todo en guaraní…».

Pero si los artistas van metiendo el guaraní –como los realizadores de cine- en sus creaciones por su necesidad de comunicar, las multinacionales Coca Cola e Itaû -sólo para poner dos ejemplos- han entendido hace tieeempo que para ganar plata, tienen que hacer hablar sus publicidades en el idioma que habla la mayoría de la gente de este país. Hace más de un año pregunté a una de las personas responsable de la comunicación institucional de una empresa que usa el guaraní en su lenguaje publicitario, porqué lo hacían. Y me respondió, con tono argelado: “¿Vos me estás tomando el pelo o sos estúpido…? ¿Qué idioma te parece que usa la sucursal de mi empresa en su publicidad en Tokio, Japón…?

Ojejapoháicha ta’ânga guasupe ha empresa-pe, Yparakaraípe oñembyaty jepi, cada año, mitâ kuña ha kuimba’e kuéra ombo jehe’ava purahéi apegua ambue tetâgua ndive. Upe jejotopa guasu oikóva jepi Ypararaípe héra “Jopara”. Ko’ápe oñehedu ha ojehecha avei mba’éichapa ñane músico kuéra omoingue guaraní ipurahéi ryepýpe. Y usan el guaraní simplemente porque necesitan que más gente escuche sus músicas para que puedan vender sus discos y ganar plata.

Si en estos determinados espacios del arte y del mundo empresarial ya se comprende perfectamente que  el uso del guaraní es una necesidad para comunicar, y no un complejo nacionaloide de “usar, como paraguayos, nuestro dulce idioma guaraní”, tal como proclaman los folkloristas y los románticos, entonces, ¿Porqué los políticos paraguayos y paraguayas -sean de derechas o de izquierdas- se niegan a privilegiar su discurso electoral en el idioma que el 77% de sus electores, que podrían votarlos o no, hablan?

Sé que detrás de este ninguneo al guaraní hay muchas cosas complejas: políticos que no hablan y no escriben en este idioma; que tienen asesores comunicacionales que nos les dicen que deben usarlo por una simple cuestión de conveniencia; que los periodistas de Asunción tienen dificultades reales para leer y escribir en guaraní…y podemos seguir citando los abstáculos reales.

Sin embargo, en mi opinión, hay una actitud mental en los políticos que los detiene para superar aquellos problemas reales, usar el guaraní y ganar votos; esa actitud es la mentalidad colonial configurada por la narrativa occidental; esa que nos ha embaucado en la creencia de que el guaraní no tiene capacidad de abstracción, porque tiene como origen la lengua de un aún despreciado pueblo indígena; porque supuestamente es “inútil” usarlo en los espacios de poder porque “quita prestigio” al hablante.  Creo que esta es la causa de fondo de lo vyro que son los políticos al no usar el guaraní en sus campañas electorales.

Comentarios

Publicá tu comentario