El Vicepresidente boliviano llamó al pueblo paraguayo a confiar en su entereza democrática

[Desde Bolivia, Marco Castillo y José Tomás Sánchez ]

alt text

Alvaro García Linera, vicepresidente de Bolivia

En una breve entrevista con enviados especiales de E’a, el Vicepresidente de Bolivia Alvaro García Linera dijo que el pueblo paraguayo «debe confiar en su entereza democrática y acompañar el proceso de cambio que está en marcha» en nuestro país.

La Paz, Liceo Técnico Uruguay, 13 horas. El vicepresidente de la República de Bolivia, Álvaro García Linera, se acercó a su local de votación en medio de innumerables personas que esperaban el momento de sufragar en una inmensa fila, que Linera respetó como un ciudadano más.

A la salida y tras haber votado por el Sí, el vicepresidente manifestó que la era de polarización y enfrentamiento entre bolivianos se terminó. «Se ha definido un destino, un horizonte estratégico para los siguientes 30 años, sustentado en la participación democrática de los bolivianos», afirmó García Linera a la salida del liceo, ante las decenas de periodistas que esperaban.

Periodistas del E’a pudieron hacerle dos breves preguntas, acerca del aporte y del ejemplo del pueblo boliviano para los demás pueblos del continente que miran con mucho interés el proceso de dicho país.

¿Cuál es el mensaje que está dando el pueblo boliviano a América Latina?
Estamos construyendo una democracia participativa, con grandes transformaciones en la economía y a nuestro modo, de manera humilde contribuimos con el continente en lo que significa construir una nueva sociedad con mucha participación en la transformación del neoliberalismo, en una sociedad que distribuya mejor sus recursos, en beneficio de la gente más humilde.

¿Podría dar un breve mensaje al pueblo paraguayo?
Confiar en su participación, confiar en su entereza democrática y acompañar el proceso de cambio que está en marcha en su país.

Además manifestó que los sectores de la derecha que están intentando deslegitimar el proceso caen en el «discurso típico de los perdedores ante la falta de argumentos y la incapacidad de responder la catastrófica derrota que van a sufrir los conservadores frente a la presencia mayoritaria y optimista de los bolivianos».

Esta es la primera vez en 184 años que el pueblo boliviano va poder decidir su constitución. Sobre este hecho histórico, el vicepresidente dijo que «hemos tenido 16 constituciones anteriores y nunca se le ha pedido al pueblo ninguna opinión. Ahora estamos en tiempos de democracia profunda y debemos sentirnos privilegiados y orgullosos de vivir en un país donde se tiene la oportunidad de construir colectiva, participativa y democráticamente una nueva constitución».

Finalmente advirtió que la decisión que se tomará hoy, cualquiera que sea, es nacional y deberá ser respetada por todos los bolivianos y bolivianas sin ningún tipo de apelaciones. Sobre los prefectos que afirman que no acatarán la nueva constitución en caso de la victoria del Sí, el vicepresidente señaló que la aplicación se dará «con la fuerza de la ley, de la voluntad popular. Sabemos desde septiembre que los golpistas no tienen pisada en el país, no tienen apoyo. Si hay personas que persisten con actitudes antidemocráticas, sediciosas, se van a encontrar con el pueblo y con la firmeza de un gobierno que hace cumplir la legalidad, que hace cumplir la decisión mayoritaria de los bolivianos».

Comentarios

Publicá tu comentario