Un "supremacista paraguayo". Fernando Griffith, teórico de la "súper cultura" paraguaya

El viceministro que teoriza sobre la súper raza paraguaya de “genes poderosos”

Fernando Griffith, del MEC, quien está envuelto en una polémica por menospreciar a unos científicos extranjeros, sostiene llamativas teorías como que la cultura paraguaya es “la más fuerte del mundo” y “disuelve a las demás”, y que el paraguayo está “constituido por un pool de genes muy poderoso”, y que ha sabido seleccionar las “virtudes” de los inmigrantes que llegaron al país, pero anulando sus culturas.

Un "supremacista paraguayo". Fernando Griffith, teórico de la "súper cultura" paraguaya
Fernando Griffith, teórico de la «súper cultura» paraguaya. Foto: IP

El ex ministro de Cultura y actual viceministro del Ministerio de Educación y Ciencias (MEC), Fernando Griffith, se encuentra envuelto actualmente en una polémica tras haber menospreciado al biolólogo y filósofo chileno Humberto Maturana y a la psicóloga Ximena Dávila. Esto se dio en el “Seminario internacional sobre la participación en la transformación educativa frente a nuevos contextos”, organizado por el MEC. Griffith además ridiculizó la filosofía como disciplina y negó que se hubiese dado un genocidio indígena en Paraguay durante la colonia. Pero, ¿quién es Fernando Griffith?

Gurú ultranacionalista motivacional

Fernando Griffith, bioquímico y docente, se dio a conocer luego de desarrollar una mezcla de teorías neurocientíficas (aunque nunca menciona fuentes), biológicas y datos históricos dudosos, que construyen un imaginario que empaquetaba en forma de conferencias motivacionales a través de su fundación Paraguay Poderoso.

En las mismas básicamente exponía un pasado del Paraguay idealizado antes de la guerra de la Triple Alianza, donde todo era perfecto, se tenía una “visión poderosa” y se estaba destinado a la grandeza, al punto de calificar al Paraguay del siglo XIX como “la nación más próspera de la tierra”, donde no existían élites, “dominantes ni dominados”, “una nación de iguales, sin caudillo”, donde “todos creábamos la riqueza y de la riqueza gozábamos todos”. A esto le suma una teoría que resalta que el Paraguay es genética y culturalmente más poderoso que otras naciones, una especie de súper raza.

Esto se vio interrumpido, según el mismo por el estrés postraumático de la guerra que lo llevó a un estado de desorden, y el objetivo de su proyecto era reencausar hacia ese “Paraguay poderoso”, reinstalando la disciplina y el orden en la cultura, temas mucho más importantes que la educación y la corrupción, según el mismo. Era una especie de Juan E. O’leary reconvertido en gurú motivacional.. Este “paquete” fue adquirido por Horacio Cartes quien lo convirtió en Ministro de Cultura, a donde le encomendó trasladar el proyecto de su fundación. Terminó sin pena ni gloria y actualmente es viceministro del Ministerio de Educación y Ciencias.

La teoría de la cultura más fuerte de la tierra

Entre las teorías más llamativas del viceministro y que están disponibles en el canal de YouTube de su fundación, se señala que “la historia del Paraguay independiente es más importante que la Revolución francesa misma”. Por otra parte, el principal sostén de su teoría del “Paraguay poderoso”, señala que al contrario de otros países en Paraguay “los europeos tuvieron que guaranizarse porque la cultura paraguaya era mucho más fuerte”. Tras la Guerra Guasú, señala que sobrevivieron unas 180 mil personas (no cita fuente), a los cuales se sumaron luego unos 400 mil inmigrantes. “La sangre guaraní se diluyó mucho, pero no así su cultura que se mantuvo intacta y mantuvo viva a la nación”. Y ahí añade su teoría genética: “En este momento hay un pool de genes muy poderoso, lo que nos convierte en una nación multirracial, pero unicultural. Desde el punto de vista genético, España ya no es la madre patria”. Resalta en ese sentido que “la mezcla de genes es medicamente hablando la mejor de las situaciones, pues disminuye la aparición de enfermedades genéticas y de cáncer”. En comparación de otras naciones multirraciales que son multiculturales, paraguay no lo es, “porque la cultura guaraní, la cultura paraguaya es mucho más fuerte y disuelve a las demás, por eso no encontramos rastros de otras culturas en Paraguay, por la cultura guaraní”. Cabe resaltar que en materia de pueblos indígenas, en Paraguay existen actualmente 20 pueblos, solo uno de los cuales es el guaraní.

Y sobre esa base remata su teoría de la súper cultura paraguaya: “A lo que ya teníamos antes de la guerra, que era extraordinario, aparecen ahora en nuestros genes la determinación y el carácter de los vascos; la capacidad de trabajar de los catalanes; el orden y el ingenio alemán; el amor por el arte, el estilo y el diseño de los italianos; la capacidad de comerciar de los libaneses y todo eso con la cultura más fuerte del mundo, Paraguay desde todo punto de vista es poderoso”.

Polémica

Durante el mencionado “Seminario internacional sobre la participación en la transformación educativa frente a nuevos contextos”, Griffith menospreció a Maturana por haberse supuestamente alejado el mismo del método científico y aventurarse en el mundo de las ideas, a la filosofía- irónicamente  conocida como la madre de todas las ciencias-. Esto sucedió tras sentirse aludido en las intervenciones de los profesionales que hablaban de la necesidad de transformaciones profundas en la educación, a lo que el viceministro paraguayo contrapone que no todo está mal, “no creo que tengamos que caer en un facilismo de que todo tiene que ser transformado para una nueva forma de pensar”.

“No me atrevería a decir que Maturana es biólogo, es filósofo. Su nivel de reflexión es muy bueno para la filosofía, pero tengo dudas de su nivel de reflexión en la biología. Porque él abandonó el método científico. Él entró en el mundo de las ideas y por supuesto allí encontrará muchas respuestas, pero nosotros valoramos a la ciencia como método”.  Paradójicamente, señaló que “Dios planeó hacia dónde debe ir Paraguay”, y en otro momento incluso llegó a decir que “este será el año excelente de la educación en Paraguay”, contradiciendo toda la crisis actual del MEC.

Otro punto polémico de su intervención fue cuando negó la matanza de indígenas en la colonia española. “No estoy en total acuerdo en que el genocidio lo trajeron los españoles”. Son conocidas sus intervenciones donde sostiene las románticas versiones históricas de la alianza pacífica entre españoles y guaraníes para la conformación del Paraguay, desconociendo así las documentadas rebeliones indígenas en la colonia, como las guerras guaraníticas.

Esto desató el malestar y la crítica de la comunidad de las ciencias sociales y de muchos profesionales científicos en Paraguay, por la forma en que deja parado al país.  

Comentarios

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.