El Vaticano denuncia “campaña difamatoria de la izquierda anticlerical” contra Bergoglio

El portavoz Federico Lombardi afirmó hoy que los cuestionamientos al papa Francisco provienen de «una izquierda anticlerical» y sostuvo que «jamás ha habido una acusación creíble contra él», a pesar de las sospechas de haberles quitado la protección de la orden a dos sacerdotes jesuitas torturados en la Esma.

 

Fuente: www.alsurinforma.com

«(Las denuncias) son hechos antiguos, no probados y a la vez con una fuerte carga ideológica», sostuvo el vocero vaticano en la conferencia de prensa que brinda a diario para los miles de periodistas acreditados ante la Santa Sede. «Se trata de una campaña difamatoria, bien conocida», indicó.

«La Justicia argentina lo interrogó, pero como persona informada de hechos, y jamás fue imputado por algo», remarcó Lombardi. Agregó que Bergoglio «hizo mucho para proteger a las personas durante la dictadura» y una vez nombrado arzobispo de Buenos Aires «pidió perdón en nombre de la Iglesia por no haber hecho bastante durante el periodo de la dictadura».

El ahora papa Francisco debió declarar como testigo ante la Justicia en 2010, luego de que varios testimonios indicaran que Bergoglio les quitó protección a los sacerdotes jesuitas Orlando Yorio y Francisco Jalics, quienes hacían trabajo social en la villa de Flores y fueron secuestrados en mayo de 1976, al inicio de la dictadura. Fueron liberados cinco meses después, luego de sufrir la tortura de los interrogatorios de la ESMA. Según las denuncias, Bergoglio les había advertido que debían abandonar el trabajo social. Como los sacerdotes se negaron, les dijo que tenían que renunciar a la Compañía de Jesús, lo que fue interpretado como una luz verde por la represión.

En su declaración testimonial, Bergoglio negó haber quitado esa protección y aseguró que los sacerdotes decidieron ellos alejarse de la Compañía porque querían formar su propia congregación. Agregó 1ue luego incluso vio dos veces a Jorge Videla y dos veces a Emilio Massera para pedir por los sacerdotes.

El ex arzobispo de Buenos Aires también declaró como testigo en el juicio por el plan sistemático de Plan Sistemático de Apropiación de Menores. Se lo citó acerca del caso de la detenida desaparecida embarazada Elena de la Cuadra, cuya familia acudió a él, en vano, en busca de ayuda.

«La acusación se refiere al tiempo en el que Begoglio no era todavía obispo sino provincial de Argentina y a dos sacerdotes jesuitas secuestrados y que él no habría protegido y defendido suficientemente», relató hoy el vocero vaticano, y afirmó que «no hubo una acusación concreta y creíble en su contra».

«La justicia argentina lo interrogó una vez pero sólo como conocedor de los hechos, pero nunca fue imputado por nada, y él negó con forma documentada todas las acusaciones», completó Lombardi. Consideró que «las acusaciones pertenecen a un análisis histórico sociológico del período de la dictadura influido ideológicamente por elementos de la izquierda anticlerical».

 

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/ultimas/20-215879-2013-03-15.html

 

Comentarios

Publicá tu comentario