El Vaticano «debe remover inmediatamente a Livieres Plano»

El cura fuera de ejercicio, Juan María Carrón, autor de “Solo contra el Vaticano”, sostiene que el Vaticano debe remover inmediatamente al obispo Rogelio Livieres Plano. Lo acusa de proteger “a cuánta lacra” de curas, de ser insensato, denigrador y «pústula de la Iglesia paraguaya».

Autor de "Solo contra el Vaticano" y de otros libros, Juan María Carrón no "le hace el aguante" a Livieres

Autor de «Solo contra el Vaticano» y de otros libros, Juan María Carrón no «le hace el aguante» a Livieres

Juan Manuel Carron, ex senador, es un profundo estudioso de las leyes de la Iglesia Católica. Es un cura que no ejerce el sacerdocio, pero, según las leyes íntimas de la Iglesia, lo sigue siendo “en Cristo”. Docente en la Universidad San Carlos, en su libro “Solo contra el Vaticano” (se puede encontrar en El Lector y El Quijote), explora los temas más controversiales de la Iglesia: el celibato, la intimidad matrimonial, el control de la natalidad…»

-Doctor, cómo ve este destape de dos hombres importantes de la Iglesia Paraguaya. Cómo ve, por un lado, a un obispo como Livieres Plano, acusado de proteger a pedófilos y  cómplices de torturas, y cómo ve la acusación de homosexualidad que éste endilga al arzobispo de Asunción

Bueno, en primer lugar, Livieres Plano jamás debió llegar a ser obispo. Es una persona violenta, poco equilibrada. No es prudente. Urgentemente debe ser removido del obispado.

-Por qué esta acusación, doctor.

Porque, entre otras cuestiones, cuánta lacra de sacerdote (ayer murió Aldo Vara, capellán del Ejército en la Argentina durante la dictadura, protegido por Livieres Plano. Estaba acusado de complicidad con las torturas), encuentra refugio en su diócesis. Me llama la atención  de que la Santa Sede lo siga manteniendo. Es una pústula en la Iglesia paraguaya.

-En cuanto a la acusación de homosexualidad con que se despachó contra Pasto Cuquejo…

Sorprende que se acuse tan a la ligera, con tan poca prueba, evidencia.

-¿Qué es lo que la Iglesia, a su criterio, debiera hacer?

Removerlo inmeditamente. Tiene que retirarse a reflexionar en alguna parroquia.

El obispo Livieres Plano

El obispo Livieres Plano

Por la forma en que usted se manifiesta, parece conocerlo muy bien.

Sí, lo conozco bastante, tiene actitudes increíbles. No está centrado.

-De esas actitudes, ¿qué recuerda concretamente?

Una vez una señora se le acercó, en el Shopping del Sol, a cuestionarle y él le gritó: “bandida”. En vez de tratar con humidad a la gente como corresponde al ejercicio del sacerdocio. El se considera un señor feudal.

-¿Hay un lugar en la Iglesia en que se juzgan estas cosas?

El nuncio debe informar al Vaticano. La Congregación de Ministerios debe proceder. La Santa Sede debe removerlo inmediatamente. Debe destituirlo antes de que meta más la pata.

-Bien, y en cuanto a la homosexualidad, ¿una persona homosexual puede ser sacerdote? ¿Cómo es esta historia en la Iglesia?

Evidentemente un sacerdote no puede ser homosexual. Objetivamente la Iglesia define como pecado la homosexualidad. Subjetivamente, no, es decir, en la experiencia de vida. Pero en la Iglesia, objetivamente, una persona homosexual no puede ejercer el sacerdocio.

 

Comentarios

Publicá tu comentario