El último plan de manejo del Defensores del Chaco impide al MOPC la prospección

El conflicto generado por la intención del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones de realizar una prospección geológica, primero, y, eventualmente, después, explotar una cantera de piedras en las adyacencias del Cerro León, en el Parque Nacional Defensores del Chaco, tiene un complejo trasfondo legal que deberá ser discutido.

El Instituto de Desarrollo y Economía Ambiental (IDEA), en base a un análisis profundo de todas las leyes que toca el proyecto, buscando clarificar las reglas en este tema, concluye que “el resultado está abierto y ese resultado depende de cómo los distintos actores jueguen sus fichas y del peso de sus argumentos”. Si se tiene en cuenta el plan de manejo del Parque Nacional Defensores del Chaco 2001 – 2005, el MOPC no podría llevar adelante las obras. Si, sin embargo, la Seam lo considera desfazado y realiza un nuevo plan de manejo que incluya la posibilidad de ese tipo de obras habría posibilidad de aprobarlo, aunque igualmente la Seam debe someter el plan de manejo a una audiencia pública, así también respetar los tratados referentes a los pueblos indígenas. El mismo MOPC admitió la existencia de silvícolas en la zona en su informe.

Para este viernes se convoca a las 11 de la mañana una manifestación ciudadana frente a la Seam, para evitar la depredación del parque. 

Estas son las leyes que se deberán tener en cuenta y tendrán su peso a la hora de la definición:

El Cerro León se encuentra en el Parque Nacional Defensores del Chaco, en la Región Occidental. Foto: E'a.

El Cerro León se encuentra en el Parque Nacional Defensores del Chaco, en la Región Occidental. Foto: E’a.

Ley 352/94 “De áreas silvestres protegidas”.

¿Qué establece respecto de los usos y actividades en las ASP?

Art. 46: “En las Áreas Silvestres Protegidas bajo dominio público y privado sólo se podrán realizar aquellas actividades que no contravengan lo dispuesto en la presente Ley y sean determinadas expresamente por la Autoridad de Aplicación, conforme al plan de manejo respectivo. (…)”.

Ergo, a contrario, no puede hacerse nada que no esté contemplado en el Plan de Manejo.

¿El Parque Nacional Defensores del Chaco tiene un Plan de Manejo?

La Resolución SEAM Nro. 24 del 15 de enero de 2002 aprobó un Plan de Manejo para el quinquenio 2001-2005.

Podría argumentarse tanto que ese Plan de Manejo feneció en 2005, como que continúa surtiendo efectos hasta tanto haya uno nuevo.

En el primer caso, a tenor de lo dispuesto en el Art. 46 de la Ley 352/94 nada podría hacerse en el PNDelCh; en el segundo, habría que analizar lo que estableció en el Plan de Manejo.

¿Qué establece el Plan de Manejo?

En la página 55, para la zona de protección absoluta se prevé que: “En esta zona solo serán permitidas actividades con fuertes restricciones de uso, en donde, la principal meta es la protección de las especies, sistemas y procesos ecológicos. Solo se podrán construir senderos para el tránsito de una persona a pie, no podrán ingresar a esta área ningún tipo de vehículo motorizado”.

Luego, para la zona silvestre de uso restringido (página 56) se establece: “Se pueden realizar: investigación científica, uso público restringido en tanto y en cuanto el recurso natural así lo permita, actividades de recreación pasiva centrada en la naturaleza, presencia de senderos rústicos para visitantes. No están permitidos la existencia o construcción de bancos de descanso y de basureros, existencia o construcción de carreteras, presencia de vehículos motorizados, construcciones y las infraestructuras de gran envergadura”.

Sitios del proyecto de prospección del MOPC. Mapa elaborado por Guyra Paraguay.

Sitios del proyecto de prospección del MOPC. Mapa elaborado por Guyra Paraguay.

Lo que hará el MOPC en el parque

En el Relatorio del Estudio de Impacto Ambiental Preliminar (EIAp) presentado por el MOPC a la SEAM y que fue publicado en la página web de ésta última, se menciona que para llegar a las áreas de prospección propuestas se utilizará la siguiente maquinaria (páginas 12 y 13): Topadora o buldócer D-6 o similar; martillo perforador roto percutor accionados por compresor de aire montado en vehículo; perforadora rotativa para extracción de muestras; pala retroexcavadora s/ neumático; camión pipa o cisterna; y, vehículo utilitario de apoyo.

Como puede apreciarse en el mapa elaborado por la Asociación Guyra Paraguay en base a la información proveída por el MOPC en su EIAp, el MOPC pretende abrir o “limpiar” picadas “existentes” utilizando vehículos motorizados pasando por las zonas de protección absoluta y de uso restringido.

Resulta claro, que cualquiera que sea la interpretación respecto de la vigencia del Plan de Manejo, la SEAM no podría haber otorgado una declaración de impacto ambiental (licencia ambiental) favorable al MOPC si hubiera tenido oportunidad de expedirse.

Ahora bien, aún no la tuvo. La acción de amparo presentada por la Asociación Garaigosode del Pueblo Ayoreo suspendió, de facto, el procedimiento de evaluación de impacto ambiental iniciado por el MOPC.

Esa suspensión durará hasta tanto la S.D. Nro 1 del 9 de febrero de 2015, dictada por el Tribunal de Apelación en lo Penal, Sala 1ra de Asunción quede firme. La Asociación Garaigosode tendrá nueve días hábiles para interponer una acción de inconstitucionalidad contra la misma ante la Corte Suprema de Justicia, Sala Constitucional.

Audiencia pública

Suponiendo que quedara firme, antes de que la SEAM otorgue o no la licencia ambiental solicitada por el MOPC debería realizarse una audiencia pública. Esta audiencia pública es obligatoria a tenor de lo dispuesto por el Art. 6, inciso d) del Decreto 453/13 (texto según Decreto 954/14), reglamentario de la Ley 294/93 “De evaluación de impacto ambiental”, que establece que “La audiencia pública será obligatoria en caso de que el proyecto de obra o actividad pueda afectar directamente a comunidades indígenas o cuando haya sido solicitada por los vecinos o por los potenciales afectados directos”.

Foto: Diego Rivas.

Foto: Diego Rivas.

MOPC reconoció presencia de ayoreos

Sobre el punto, más allá de que es un hecho público y notorio que hay comunidades de ayoreos en el PNDdelCH, fue el propio MOPC el que reconoció este hecho. En la página 10 del EIAp presentado por el MOPC a la SEAM se lee: “La etnia Ayoreo tiene una estrecha relación con la zona y son los de mayor interés en la misma, ya que inclusive antes de la Guerra del Chaco varios subgrupos de Ayoreos se establecieron en el Río Timane, de donde con el inicio del conflicto, fueron expulsados ubicándose en el área Ingavi – Cerro León iniciando su contacto con la comunidad Nueva Tribu. Desde entonces siguieron usando el área con regularidad hasta que los recursos naturales fueron menos importantes en su dieta diaria. Aunque los Ayoreos que ya han tenido contacto con el hombre blanco no desean volver a su modo antiguo de vida, su pasado en el bosque es decisivo para su identidad cultural, considerando al Cerro León y su zona de influencia como tierra ancestral o Cucaani. Por otro lado, existen indicios de presencia de grupos reducidos de ayoreos Totobiegosode, que han optado por el aislamiento voluntario dentro de los límites del parque nacional y en las propiedades colindantes”.

A menos que se haga un nuevo Plan de Manejo para el PNDdelCh, la decisión de la SEAM respecto de la solicitud realizada por el MOPC sólo puede tener un resultado: su rechazo.

Los artículos 14, incisos e) y h), 25, segundo párrafo y 37 establecen con claridad que todas las ASP bajo dominio público deben contar con un Plan de Manejo.

Ley Wiens

Ahora está la Ley 5392/15 “Que establece los linderos del Parque Nacional Defensores del Chaco, creado por Decreto del Poder Ejecutivo Nro. 16.806 del 6 de agosto de 1975” en su artículo 4 establece que “El plan de manejo podrá delimitar áreas destinadas al mantenimiento de la seguridad nacional, zonas estratégicas para el desarrollo de la economía nacional sostenible, incluirá así mismo la delimitación de una zona de uso intensivo, zona núcleo y zona amortiguamiento; las restricciones de uso que correspondan a la misma. El Plan de Manejo será puesto a conocimiento de los organismos o entes del Poder Ejecutivo que resulten competentes, a fin de que dicten las normas de carácter general que efectivicen dichas restricciones”. Este había sido impulsado por el senador colorado Arnoldo Wiens, quien fue criticado por este hecho.

La Ley de Wiens previó que en el nuevo Plan de Manejo del PNDdelCh pueda haber “zonas estratégicas para el desarrollo de la economía nacional sostenible” y “zonas de uso intensivo”.

Por lo tanto, si se aprueba un nuevo Plan de Manejo que establezca que en esas zonas podrá ingresarse con vehículos motorizados, que se puedan hacer prospecciones geológicas y explotación de canteras, la SEAM podría otorgar la licencia ambiental solicitada por el MOPC.

Sin embargo, el Plan de Manejo podría establecer que el “desarrollo de la economía nacional sostenible” no incluye prácticas mineras. En tal caso, el proyecto del MOPC no podría llevarse a cabo.

Ley 352/94, planes de manejo

¿Qué establece la Ley 352/94 en cuanto al proceso de elaboración de los Planes de Manejo de Áreas Silviestres Protegidas?

El Art. 9 prevé que “El Plan de Manejo será elaborado por un equipo multidisciplinario en el cual podrán participar las diferentes organizaciones interesadas y con la amplia participación del personal del área y de los representantes de las comunidades de la zona de amortiguamiento”.

Esto es, el contenido del futuro Plan de Manejo del PNDdelCh dependerá en gran medida de la mayor o menor participación en su proceso de elaboración.

Más aún, el proceso de elaboración del Plan de Manejo deberá adecuarse a lo previsto en el Convenio OIT 169 sobre pueblos indígenas y tribales (Ley 234/93), que establece en su artículo 6 que: “1. Al aplicar las disposiciones del presente Convenio, los gobiernos deberán: a) consultar a los pueblos interesados, mediante procedimientos apropiados y en particular a través de sus instituciones representativas, cada vez que se prevean medidas legislativas o administrativas susceptibles de afectarles directamente (…)2. Las consultas llevadas a cabo en aplicación de este Convenio deberán efectuarse de buena fe y de una manera apropiada a las circunstancias, con la finalidad de llegar a un acuerdo o lograr el consentimiento acerca de las medidas propuestas”.

Si bien el Convenio OIT 169 no establece un poder de veto a favor de las comunidades indígenas, sí impone que las consultas se efectúen de buena fe y de una manera apropiada a las circunstancias.

Perspectivas

En suma, hasta tanto no haya un nuevo Plan de Manejo para el PNDdelCh y lo resuelto por el Tribunal de Apelación en lo Penal, Sala 1ra, quede firme, la SEAM no podría otorgar licencia ambiental favorable al proyecto de prospección del MOPC. Sólo podría hacerlo si se elabora un nuevo Plan de Manejo. Ahora bien, para el proceso de elaboración de ese Plan de Manejo la ley prevé una amplia participación de todos los interesados y cuantos más actores se involucren (organizaciones ambientalistas, pueblos indígenas, medios de comunicación, universidades y público en general) más podrán influir en la decisión que finalmente se tome y ésta contará con la legitimación de que dan los procesos participativos.

Fuente: Instituto de Desarrollo y Economía Ambiental (IDEA)

 

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.