Sindicatos de la CCT votan a favor de la huelga general

En su congreso extraordinario realizado este sábado 22 de febrero en la Asociación de Funcionarios de Hacienda, la Confederación de la Clase Trabajadora (CCT) formalizó su adhesión a la huelga general convocada para el 26 de marzo.

Santiago Ortiz, secretario general del SPP. Foto: Noelia Ferreira.

El Sindicato de Periodistas del Paraguay (SPP) y los otros veinte sindicatos nucleados en la Confederación de la Clase Trabajadora (CCT) dijeron “Sí” a la huelga general del 26 de marzo próximo, una medida que es definida como un hito en la historia reciente del movimiento sindical paraguayo.

“En honor a los 35 años de dignidad y lucha que cumple este año nuestro Sindicato de Periodistas del Paraguay, gremio que estuvo desde sus inicios asociado a la Confederación de la Clase Trabajadora, anteriormente nucleada en la Mesa Coordinadora Sindical, no podemos estar ausentes en la jordana del 26 de marzo.  Creemos que esta fecha marcará un hito en la historia de la clase trabajadora, del movimiento campesino y de las organizaciones estudiantiles porque no será solo una huelga, sino el destierro de las políticas neoliberales en nuestro país, que tanta pobreza y hambre trajo a tantos compañeros y compañeras de la clase trabajadora”, dijo Santiago Ortiz, secretario general del SPP.

“La huelga general es un ejercicio que jurídicamente les pertenece a los sindicatos y a las centrales, pero es también una herramienta de toda la clase trabajadora, que está también en los movimientos campesinos, las organizaciones barriales, en las amas de casa…  por esto, la huelga no debe ser solamente de los sindicatos, sino de todos los paraguayos y paraguayas, porque finalmente todos y todas vamos a vernos afectados por la entrega de la soberanía que pretende este gobierno y todos y todas estamos afectados por el régimen criminal y represor que está apuntalando Horacio Cartes”, enfatizó Ortiz.

El gremialista cerró su intervención llamando a la alianza y unidad con los más amplios sectores, con todos los bloques que se formen y cuyo objetivo sea apoyar la huelga general del 26 de marzo. Recalcó la suficiencia moral de la CCT para invitar a todos los sectores a discutir los reclamos que serán presentados en la jornada histórica de reivindicaciones, que son la derogación de la Ley de Alianza Público-Privada (APP), el reajuste salarial del 25%, el rechazo a la suba del pasaje, por la libertad sindical y contra la criminalización de la lucha social.

Codo a codo

Uno de los delegados del Sindicato de Funcionarios/as y Educadores/as de la Secretaría Nacional de la Niñez y la Adolescencia (Sifeposnna), José Gutiérrez, señaló en su intervención la necesidad de luchar codo a codo en contra de la entrega del país, que está siendo incluso explicitada en los discursos del presidente Horacio Cartes. “Decimos presente porque debemos luchar todos juntos, codo a codo y preparar esta huelga general. Pedimos el 25% del reajuste salarial, e incluso más, porque todos los días sube la canasta familiar. También nos manifestamos en contra de la Ley de Alianza Público-Privada. Hace pocos días el presidente dijo explícitamente que está vendiendo nuestro país, yo diría regalándolo. No permitamos esto compañeros. Luchemos todos juntos. Unidos podemos llegar muy lejos”, indicó.

Fuerza y cohesión

A su turno, Gilberto González, del Sindicato de la Cooperativa Luque, señaló que debemos prepararnos con fuerza y para eso debemos tener cohesión. “Todo el pueblo tiene que salir a las calles para hacerle frente a este gobierno. El presidente dijo, apenas al asumir, que él no tiene sindicatos en sus empresas y que no los va a permitir. Viola la ley y lo dice con orgullo. Vino para matar a los sindicatos. Así que tenemos que salir, porque estamos peleando nuestra sobrevivencia. No tengamos miedo… si morimos en la lucha, vamos a morir, pero con dignidad”, sentenció González.

No a las políticas trasnochadas

Hugo Montiel, de la Federación de Trabajadores de la Salud, recordó que la primera embestida de las políticas neoliberales se dio en la década del 60 y 70 cuando privatizaron el ferrocarril, entre otras importantes obras. La segunda fue en el 2002, cuando “durante 16 días se hicieron barricadas y logramos vencer el plan de privatizaciones con mártires del sector campesino. Aquella vez le dimos un ejemplo a Latinoamérica y al mundo porque atajamos una receta que estaba siendo implementada en muchos países. Ahora que vienen de nuevo con la receta disfrazada no podemos dar brazo a torcer”, espetó Montiel.

Invitó a que la huelga sea un mensaje claro del país para el mundo, respecto a que “en Paraguay no se aplican las políticas neoliberales trasnochadas, que fueron votadas en Washington”, indicó.

Si paramos, el país para

Arturo Grande, secretario General del Sifeposnna, resaltó que en la Secretaría de la Niñez unos 600 trabajadores tienen contratos precarios y que esta realidad se agrava teniendo en cuenta que en toda la función pública actualmente hay más de 40.000 funcionarias y funcionarios en esta situación. “No podemos permitir más este atropello a los derechos básicos que son tener un trabajo digno y estabilidad laboral. A las autoridades de turno no les interesa nuestra situación, no tenemos seguro social, seguro médico, no tenemos guarderías. Debemos aprobar y ratificar la huelga del 26 de marzo y confiar en nuestras fuerzas. Nosotros somos los que movemos este país, si nosotros paramos, el país para”, indicó.

Usemos y abusemos de las luchas en las calles

Por su parte, Olga Rojas, del Primer Sindicato de Funcionarios de Hacienda, señaló otras violaciones en sus derechos que sufren los funcionarios públicos, entre las cuales mencionó el irrespeto de la carrera administrativa y la sobrecarga de 2 horas de trabajo sin remuneración. “Fuerza, sigamos adelante y hagamos abuso de las luchas en las calles”, exclamó.

En tanto, Juan Abdala, secretario general del Sindicato de Trabajadores de la Universidad Católica, dijo que desde el sector privado apoyan la lucha de los funcionarios públicos por solidaridad de clase y porque se debe respetar el derecho de todos los trabajadores.

“Así como nos solidarizamos entre nosotros, la clase trabajadora también debe luchar con otros sectores sociales, para hacer frente, por ejemplo, a los sojeros, que no pagan impuestos y que contaminan a nuestros hermanos campesinos y que los expulsan de sus tierras”, dijo. Respecto al valor adquisitivo del actual salario mínimo, indicó que “no necesitamos papeles y estudios para darnos cuenta que el sueldo no alcanza para llegar a fin de mes”.

#26M Vamos a la Huelga General

Durante el Congreso Extraordinario de la Confederación de la Clase Trabajadora, 20 sindicatos y federaciones del sector privado y  público votaron a favor de la Huelga General. De esta forma, la CCT, una de las ocho centrales del país reconocidas legalmente por el Ministerio de Justicia y Trabajo, es la primera en formalizar la convocatoria a la huelga general del 26 de marzo próximo.

Fuente: Sindicato de Periodistas del Paraguay (SPP)

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.