El sicariato irrumpe en la ciudad de Concepción

Al abogado Edgar Fernández lo mataron en su casa donde también funcionaba su oficina. Recibió seis disparos. Acababa de llegar de su programa diario de radio, través de la cual denunciaba, con mucho sarcasmo, actuaciones fiscales y judiciales.

Vivienda de Fernández. Foto de Aldo Rojas, ABC Color.

Vivienda de Fernández. Foto de Aldo Rojas, ABC Color.

El periodista Aldo Rojas está muy sorprendido. “No estamos acostumbrado a esta cosas. Nosotros somos de andar muy sueltos por la ciudad. Ahora, creo, estamos, además de sorprendidos, con mucho miedo”, nos comenta el periodista que vive a dos cuadras de la casa de Edgar Fernández, en el barrio Itacurubi.

De un tiempo a esta parte Fernández, un abogado de 42 años, ensayaba un programa de denuncias especialmente contra el Poder Judicial de Concepción. Lo hacía todos los días, de 13.00 a 15.00, en Belén Comunicaciones. Por su oficio de abogado, conocía «muchas trapisondas» de las esferas de la fiscalía y el Poder Judicial, nos cuentan.

Tenía una forma “muy particular” de hacer las denuncias y de expresarse, nos comenta una persona que prefiere la protección de fuentes. Con sarcasmo y algo de “grosería”.

Al igual que Fausto Alcaraz, de Pedro Juan Caballero, a Fernández también lo mataron luego de terminar su programa diario.  A diferencia de aquel, de Fausto, que no pudo ingresar completamente a su casa, a Fernández se lo encontró acribillado al interior de su casa. Lo que supone, según Aldo Rojas, que la persona habría entrado como “posible cliente” o que era una persona conocida de Fernández.

Juicio familiar

Fernández vivía solo. Su anterior pareja lo acusó de violencia familiar y se llevó al hijo. El litigio andaba cerca del juicio oral cuando ocurrió este episodio.

Comentarios

Publicá tu comentario