El PSUV de Chávez ganó, pero perdió mayoría calificada

Aunque la oposición venezolana avanzó en cantidad y calidad, los 95 diputados electos del chavismo le dan mayoría para seguir gobernando. Casi nueve horas después de haber culminado los comicios legislativos en los que se eligió a los diputados de la Asamblea Nacional venezolana, los miembros del Consejo Nacional Electoral (CNE), a través de su presidenta Tibisay Lucena, anunció los resultados parciales que, sin embargo, marcan una tendencia ya muy difícil de cambiar.

La participación electoral fue del 67% y los guarismos generales dan al Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) 95 diputados, mientras que la Mesa de la Unidad (que aglutinó a la oposición) logró 61 escaños, según informó Lucena en conferencia de prensa  cerca de las 2:00 de la madrugada de hoy.

«Nosotros alcanzamos un importante resultado electoral, una lucha dura en esta batalla, por supuesto que nos montamos una meta de alcanzar los dos tercios, no fue posible lograrlo, sin embargo, hemos obtenido hasta ahora 95 diputados», dijo Aristóbulo Istúriz, jefe de campaña del PSUV, en rueda de prensa ofrecida minutos después del informe oficial de CNE.

Istúriz admitía así que el PSUV perdió la mayoría calificada de votos de 110 de los 156 diputados que integran la Asamblea Nacional, lo que le impedirá la discrecionalidad con que el gobierno de Chávez gobernó durante los últimos 5 años, ante la prácticamente ausencia de la oposición en la Asamblea.

Desde carpas opositoras, Guillermo Aveledo, jefe de campaña, anunciaba una victoria cuantitativa de la Mesa por la Unidad, aunque con tono de queja contra el CNE. «Es muy importante hacer notar que el Consejo Nacional Electoral…ha obviado dar un dato que es crucial, ellos lo saben y nosotros lo sabemos: en el voto popular nacional para la Asamblea Nacional, las formulas presentadas por la Unidad recibieron el 52% de los sufragios», dijo Aveledo.

Aludía así a la paradoja de que, si bien la oposición consiguió la mayoría de votos depositados, no se reflejó en la cantidad de diputados, a raíz de una modificación  recientemente aplicada a la ley electoral venezolana en base a un criterio de representación por región.

También en horas de la madrugada, pero a través de su cuenta en Twitter (Twitter@chavezcandanga.com) , Hugo Chávez salió a escribir con tono victorioso, pero no eufórico: «Ha sido una gran jornada y hemos obtenido una sólida victoria. Suficiente para continuar profundizando el socialismo bolivariano y democrático».

Ese tono de victoria de Chávez fue confirmado por Alberto Ramos, analista del banco norteamericano Goldman Sachs en Venezuela: «No creo que esto vaya a influenciar mucho la manera en la que Chávez gobierna. Si la oposición consigue al menos un tercio de los diputados me parece que el presidente Chávez gobernará por decreto y/o creará estructuras paralelas para ‘bypasear’ al Parlamento», comentó con escepticismo.

La actual Asamblea Nacional, dominada abrumadoramente por el chavismo, tiene validez hasta fin de este año, de modo que en estos tres meses restantes de 2010 puede sancionar  proyectos de ley estratégicos para el gobierno. Sin embargo, el gobierno del PSUV ya no podrá nombrar por falta de mayoría calificada (110 votos) a las autoridades  de la Fiscalía General, el Tribunal Supremo y el poder electoral.

Comentarios

Publicá tu comentario