El presidente de la Feprinco se enriqueció en negocios con la dictadura

En el día del empresario, sin embargo, dio cátedras de gestión e ideologías a Lugo.

Fernando Lugo durante el acto del día del empresario de la Feprinco. Foto: Presidencia.gov

Por Federico Chávez

Eduardo Felippo, presidente de la Federación de la Producción, la Industria y el Comercio (Feprinco) en su discurso por el “Día del Empresario”, criticó con dureza al gobierno y a algunas de las entidades públicas como Senave e Indert, “que con un manual ideológico está cambiando esta fórmula de probado éxito”, al referirse al crecimiento del 15 % de la economía en 2010.

El presidente Fernando Lugo, quien estuvo en el acto en la noche del jueves pasado en la sede de la Unión Industrial Paraguaya, UIP, escuchó al empresario de dudosa reputación.

Felippo atacó la “ideología” de instituciones como Senave que solo cumple con su función reguladora como entidad de aplicación, hecho que motiva la reacción de un sector del empresariado acostumbrado a obtener en el pasado favores y beneficios a través de los atajos ilegales, fraudulentos, en connivencia con los funcionarios corruptos de gobiernos anteriores.

Dictadura: monopolio de las consultorías en las Binacionales

En ese sentido, Eduardo Felippo, bajo la dictadura de Stroessner, integraba el directorio de la firma Trafopar, socia de la consultora ETIC, que monopolizó por muchos años los servicios de consultoría en Yacyterá y tenía como socios a integrantes de Electropar. Los principales directivos de ETIC eran Jorge Prieto Conti, socio de Emprendimientos, de Electropar y de Electromon, además de alto funcionario de la ANDE cuando se firmó el tratado de Itaipú.

Prieto Conti fue uno de los pivotes del gobierno de Wasmosy en los Estados Unidos, donde se desempeñaba como embajador. Otro directivo de ETIC era  Pedro Antonio Cataldo Fernández que a la vez era socio de Emprendimientos y de Electropar. Asimismo, Jorge Pablo Krisch, era socio de Emprendimientos y de Electropar, además de director general paraguayo de Yacyretá por muchos años.

Darío Gutierrez Yegros y Genaro Díaz de Vivar, director de Trafopar también pertenecía a ETIC. Trafopar S.A. estaba presidido por Eduardo Felippo y era integrante del directorio de esta empresa Genaro Díaz de Vivar, directivo de ETIC.

Solo en Itaipú, las empresas consultoras facturaron 1.537 millones de dólares hasta 1991, según los archivos de la Binacional.

Era Wasmosy: los créditos nunca pagados

Eduardo Felippo, presidente de la Feprinco. Durante la dictadura, su empresa habría recaudado fortuna en consultorías para Yacyreta. Foto: Presidencia.gov

 

Además, Felippo fue miembro del directorio de la Cervecería Internacional S.A., aquella aventura empresarial que se gestó bajo el gobierno de Wasmosy. En tal carácter, siendo amigo del presidente de la República, obtuvo un crédito sin condiciones por 15.000.000.000 de guaraníes.

Una vez agotado el dinero de los asegurados, mal invertidos y despilfarrados, la cervecería quebró e IPS recuperó apenas los despojos de una de las tantas estafas contra el Instituto.

Felippo criticó la “ideología” del gobierno, cuya política sin embargo está permitiendo al empresariado honrado mejorar sus activos mediante el trabajo tesonero, pagando sus impuestos, y sin recurrir a aquellas maniobras ventajistas de tiempos pasados, a las que están acostumbrados algunos empresarios como Eduardo Felippo.

Comentarios

Publicá tu comentario