El pasaje debería costar 1.500 guaraníes, según estudio

Aparentemente Setama usa indicadores ficticios para calcular el costo de cada boleta.

El estudio fue tomado como base en los pedidos de la campaña ciudadana contra la suba del pasaje. Foto: Magalí Casartelli.

Estudiantes de Economía-UNA, del Movimiento Patriota Revolucionario, estudiaron la planilla de Setama “Cálculo de Tarifa del Servicio de Transporte Público de Pasajeros”, con la cual la institución define y sugiere un costo del pasaje. Encontraron que Setama infló algunos indicadores y achicó otros, que se usan para la fórmula final. Con esto beneficia a los empresarios del transporte y perjudica a los usuarios.

Según el economista Joel Yopla, uno de los elaboradores de la pesquisa, Setama básicamente usa datos no-reales, que por lo tanto dan un costo de pasaje no-real. “Nosotros usamos la misma planilla y vimos que tiene que modificar tres datos: 1-La cantidad de transportes que circulan,  2-El monto de los salarios de los choferes y 3-La cantidad de pasajeros que viaja en colectivo por día en Asunción y zona metropolitana”, precisó.

La investigación se amparó en datos proveídos por Asucop, el Ministerio de Justicia y Trabajo y declaraciones de prensa de los empresarios del transporte

Buses chatarras encarecen el pasaje

En la fórmula que usa Setama figura que hay 2.532 buses circulando. Pero los estudiantes corroboraron que de éstos, sólo 2.100 tenían la habilitación por Inspección Técnica Vehicular (ITV), durante el estudio (diciembre 2010), por lo tanto pueden circular. Es decir, 432 buses no estaban en condiciones para circular, pero lo hacían igual. Y lo que es peor, encarecían el precio del pasaje.

Al haber más buses en circulación, cada colectivo alza menos pasajeros y, por ende, gana menos. O con otras palabras: a mayor cantidad de buses, más caro el pasaje, según Yopla. “Esos 432 nosotros creemos que son buses chatarras, pero ha de haber más que eso.  Los buses chatarras hacen que el precio del pasaje aumente”, sostiene.

Sueldo mínimo

El segundo dato ficticio que usa Setama en su cálculo es el salario de los choferes. Según la planilla, los conductores ganan salario mínimo y por sobre eso un 30% por cobrar y dar vuelto a la vez que manejar.  Sin embargo, este porcentaje no llega a los mismos, y peor aún, algunos de ellos ni siquiera alcanzan el salario mínimo. Para encontrar un promedio, los responsables del estudio dejaron en sueldo mínimo el ingreso de los choferes.

Estarían circulando menos colectivos que los utilizados por Setama para calcular el costo del pasaje, esto encarecería el precio debido a que mientras más buses circulan menos pasajeros alzan los mismos. Foto: Cuentos de la Calle.com

Menos pasajeros que lo real

El último indicador que usa Setama de manera  irregular es la cantidad de pasajeros que suben diariamente al colectivo. Para sacar su resultado, usa un dato del año 2004, que asegura que diariamente viajan 957.166 personas. De eso hace siete años y está desactualizado, explica Yopla.
El propio vocero de los empresarios del transporte, César Ruiz Díaz, –siempre según el economista entrevistado- había declarado para el diario Última Hora que diariamente venden 1.400.000 boletas. Es decir, esa cantidad de gente sube al bus. Por lo que durante el estudio universitario, los elaboradores utilizaron ese número para calcular.

Esto quiere decir que entra más dinero en las empresas de lo que declara Setama, por lo tanto, debe ir bajando el costo del pasaje.
Al modificar los tres indicadores (buses en circulación, salario de choferes y cantidad de pasajeros), la misma planilla y sistema informático de Setama, va bajando proporcionalmente el costo del boleto, hasta llegar a 1.500, según la investigación universitaria.

Comentarios

Publicá tu comentario