El P-MAS califica de absurda condena a Camilo

Condena por difamación a López Chávez.

Camilo Soares.

Después de más de dos años de la denuncia hecha por el diputado oviedista José López Chávez  contra Camilo Soares por difamación, calumnia e Injuria, la jueza Elsa García decidió finalmente condenarlo a una multa económica de 11.055.000 Gs., correspondiente a 100 días de multa.

«Hoy fuimos testigos de que este derecho ha sido pasado por alto al momento de dictar la sentencia», difundió en un comunicado el partido de izquierda.

«Durante todo el juicio, el diputado resaltó que su dignidad fue manchada, que era deber del juzgado devolverle el honor, pues con lo único que cuenta el político es con su reputación que debe ser intachable, irónicas expresiones tratándose de un ex miembro del jurado de enjuiciamiento, removido del cargo; según declaraciones de sus colegas, por tráfico de influencia», afirmaron.

La querella manifestó que Camilo Soares se refirió al Abog. López Chávez con el término “mafioso”, el demandado por su parte afirmó en varias oportunidades que lo que él había manifestado era que ciertos parlamentarios actuaban “como” si fueran grupos mafiosos, pues para acallarlo recurrían a la justicia y sus contactos dentro de ella. Recurrieron al diario Abc color (el cual publicó las declaraciones) para que acerque la entrevista en cuestión, donde les dijeron que ya no cuentan con la grabación. Los partidarios resaltan que en otro periódico las palabras del querellado son transcriptas de forma totalmente distinta.

La jueza finalmente dictaminó condenar a Camilo por difamación. El partido alega que las pruebas son practicamente inexistentes y que la condena fue absurda.

Al finalizar el juicio Camilo manifestó que esta es otra prueba de cómo la justicia de nuestro país sigue sometida a los grandes grupos de poder, que deciden quienes reciben condenas y quiénes no.

Se ratificó en declaraciones que ya había hecho tiempo atrás y por las que también sufrió una denuncia fiscal: “no queda otra alternativa, sino que la gente se organice y se manifieste para lograr cambios en la justicia”.  Manifestó igualmente que “el poder judicial está corrompido, está condena aberrante demuestra de forma contundente quienes manejan la justicia en el país”.

Luego señaló que al menos queda demostrado que él no tiene interferencia alguna en el poder judicial, también dijo que prefiere ir a la cárcel antes de contribuir al fascismo paraguayo y que apelará la sentencia.

«Este hecho puede marcar un antecedente nefasto en el ejercicio de la política en el país, dónde los debates que se desarrollan en el marco de la confrontación de ideas y de opiniones  podrían ser llevados la esfera judicial.  Y en ese espacio, sabemos quienes tienen las de ganar», afirma el P-MAS.

Comentarios

Publicá tu comentario