El ministro del Interior “es un mequetrefe”

El comunicador Vicente Brunetti, en declaraciones realizadas ayer a radio Fe y Alegría, se refirió, entre otras cosas, a los últimos hechos de violencia registrados el lunes pasado, cuando la policía reprimió con violencia a paseros que se manifestaban en contra de las últimas medidas del gobierno implementadas en el marco del operativo “Hendy”.

Francisco de Vargas, ministro del Interior. Foto: prensamercosur.com.

La supuesta intención del gobierno de Horacio Cartes de combatir el contrabando es sumamente criticada, puesto que solo apunta a atacar a los pequeños comerciantes, mientras hace la vista gorda al contrabando a gran escala que ingresa diariamente al país de la mano de personas ligadas al poder político y económico local.

Brunetti se refirió específicamente al papel desempeñado por el ministro del Interior, Francisco de Vargas, a quien calificó de “mequetrefe” por ordenar reprimir a los ciudadanos que salen a manifestarse contra las medidas del gobierno.

“Qué mostró pública e impúdicamente este señor (Francisco de Vargas). Mostró una pequeñez mental escandalosa y una cobardía digna de mejor causa. Es un mequetrefe que es capaz de ordenar que se garrotee a la población, que se garrotee a mujeres, que se garrotee a niños, que se garrotee a personas de la tercera edad porque salen a manifestarse y a tomar las calles y a gritarle al gobierno que no está de acuerdo con sus decisiones. ¿Cómo responde el ministro del Interior? Con salvajismo”, afirmó.

A renglón seguido acusó a De Vargas de actuar como un capataz de cárcel y lo calificó como un “torturador más”. Asimismo, apuntó que mientras se persigue a los pequeños comerciantes se tolera el gran contrabando que ingresa por las más de 1.000 pistas clandestinas que existen en el país y que son operadas por personas cercanas al gobierno.

La mayor parte de los cigarrillos de contrabando que se comercializan en la Argentina son fabricados por la tabacalera de Horacio Cartes. Foto: AFIP.

“Tengo la desgracia de vivir en un país en que este mequetrefe impera como un capataz de cárceles. Es simplemente un torturador más que se aposentó en el gobierno de Cartes y acá está haciendo sus desastres. Fijate cómo están manejando la cuestión de cuidar las fronteras. Persiguiendo a paseras. Persiguiendo a personas con un bolso de mercaderías compradas al otro lado de las fronteras. Mientras el gran contrabando campea en las más de 1.000 pistas clandestinas entre comillas que tenemos en el país. Entran en buques llenos, cuyas bodegas están llenas de mercaderías de contrabando. Camiones de dos a tres acoplados cruzan las fronteras cargados de contrabando. Bueno, a esos no se los persigue. ¿Por qué no se los persigue?”, se preguntó.

Luego se respondió que el gran contrabando es realizado por personas allegadas al gobierno. “Porque el capital que hizo posible que esos aviones, y esos buques y esos camiones se movilicen con mercadería de contrabando sale del bolsillo de personeros del Gobierno. Hay allí una imbricación, hay allí una complicidad más que escandalosa. Porque por lo visto para estas autoridades  ese contrabando en gran escala no es contrabando. O al menos ellos no lo ven. O lo ven pero le dan otro nombre. Pero lo que sí para ellos es tenebroso y pone a la República en riesgo y en peligro de colapso es ese contrabando mínimo de gente que cruza al otro lado para traer un bolso de mercaderías. Eso no tiene ningún justificativo”, remató.

En efecto, con cierta periodicidad caen en los países vecinos grandes cargamentos de cigarrillos producidos por Tabacalera del Este (Tabesa), propiedad de Horacio Cartes. Voceros de la firma han argumentado en reiteradas ocasiones que no son responsables de la forma en que se comercialicen sus productos, pero por la magnitud de las operaciones resulta difícil sostener que la firma no tenga responsabilidad en esos hechos ilícitos.

De hecho, el consumo interno de los cigarrillos fabricados por Cartes es mínimo y las grandes ganancias provienen de su comercialización ilegal en los países vecinos. Según datos que habían sido difundidos por el sitio argentino Fortuna Web, “Paraguay fabrica 68.000 millones cigarrillos por año, de los cuales solo 3.000 millones se consumen en el país; buena parte del resto es volcado a países vecinos en forma de contrabando”.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.