El «Miembro del EPP» que se fue a votar

Opinión. Alguna vez deberíamos pasar la factura a los verdaderos culpables de los asesinatos ocurridos y que ocurrirán en nuestro país, y ellos son la mediocre y vendida prensa paraguaya (Salvo contadísimas excepciones).

Foto: Mónica Omayra.

A cada teoría disparatada lanzada por los dueños del poder, ellos los más serviles de todos, se encargan de dar entidad y de revestir la mentira en realidad para que todos la crean.

Se encargaron durante los 4 años de gobierno de Fernando Lugo de crear un clima propio de la guerra fría, con supuestos grupos guerrilleros que estaban por «tomar» el país apoyados por el mismo Gobierno. ¿Existe posibilidad tan estúpida? ¿el Gobierno combatiéndose a sí mismo? Para alguien con la frente con algo de más de dos dedos de anchura era algo imposible, pero para ellos, con sus poses doctorales y sus entrevistas amañadas, desde la 780, la 970, la 1020, la 650, Abc, Última hora, La Nación, y cuanta mierda disfrazada de medio de comunicación, era no solo posible sino la única verdad.

Así nos vendieron que 50 campesinos famélicos con sus esposas e hijos al frente y escopetitas para matar palomas, emboscaron a 300 policías armados y con helicópteros en una tragedia notable, donde los emboscadores tuvieron más víctimas que los emboscados. Pero como esto es Paraguay semejante irrealidad montada sirvió para echar al primer presidente no colorado electo por las urnas en la época democrática.

¿Se acuerdan cuando Lugo propuso una comisión para estudiar el caso Curuguaty? ¿Se acuerdan quienes elevaron sus gritos al cielo y desde sus micrófonos matinales, vespertinos y nocturnos bombardearon hasta desintegrar esa posibilidad? La “verdad” ya estaba instalada, y era la que los patrones dieron a sus esbirros en los micrófonos, y no iban a permitir que otra verdad sea estudiada.

A pocos días de la matanza y con el golpe ya consumado, los esbirritos de poses doctorales distrajeron la atención alabando el nuevo gabinete de “Federico” a quien lo llamaban “Señor Presidente” pese a tener menos popularidad que Juan Carlos Amoroso. Y si la cosa venía dura, en cuanto a sostener al golpismo, llamaban a sus analistas de siempre, el impoluto Gonzalo Quintana, el analista internacional editorialista de ABC cuyo nombre no me acuerdo (gracias a Dios); el mata partidos Euclides Acevedo, Leila Rachid Lichi tía del “Fiscal investigador en Curuguaty”, y Pablo Hercken para contarnos que la falta de dinero en nuestros bolsillos era solo una “sensación”.

El posterior asesinato de Vidal Vega, dirigente campesino que cuestionaba “la verdad” instalada en Curuguaty, lo dejaron pasar como si nada. Una noticia más, casi dentro de “clasificados”, muy similar a cuando Nacional gana, apenas si se habla, no sea cosa que se desestabilice las bases tradicionales de nuestro gran Pais: El paraíso terrenal donde liberales y colorados, cerristas y olimpistas juegan a la ronda tomados de la mano tras comer cuatro veces al día.

Con semejantes aliados desde los micrófonos, para qué el “poder” se va a esforzar en armar historias creíbles cada vez que asesina? …no hace ni falta. Por más disparatada que sea la historia, una vez dictada, será repetida y repetida u olvidada y olvidada, dependiendo del caso, para que lo disparatado tome entidad y se instale.

Asi llegamos hoy, a que la policía paraguaya, brillante y eficiente, pudo abatir a un integrante del EPP que tenía el entrenamiento necesario para conducir una moto y disparar al mismo tiempo, y encima, votar minutos antes. Que lo parió …que genio, se tomó la molestia de votar, de entintar el dedo, y luego ir a disparar a una comisaría.

Otra historieta más, de las que quedarán instaladas, y en donde solo los familiares cercanos lloraran al muerto, mientras el resto estaremos analizando lo malo que es Maduro y su pajarito que le canta.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.