El honor popular venció al terror

La dignidad estuvo presente ante la ausencia de punteros partidarios.

Los eternos alquilados al aviso público y a la oligarquía criticaban acérrimamente desde sus estudios de radio y tv la “apatía” de la gente, en el día del referendum para autorizar el voto de las paraguayos y paraguayos residentes en el extranjero. Aquellos que sin dinero público no reúnen ni a 15 personas en su cumpleaños, se tomaban el atrevimiento de decir que 345.000 votantes que acudieron a los locales electorales eran un número pequeño.

La ausencia de operadores o punteros partidarios impactó, pero ante ello la dignidad estuvo presente. Ancianas, ancianos, jóvenes, desempleados y desempleadas, campesinas y campesinos, acudieron como pudieron a brindarle un baño de reivindicación a lo que algunos de los infames “ciudadanos” convencionales habían frenado en la Asamblea Constituyente del ´92.

Preguntarle al pueblo no tiene precio. Ahora está habilitada esta herramienta de consulta. Mañana puede ser la auditoría de la espuria deuda externa o la renovación del Congreso a mitad de período, la elección de jueces y fiscales, además de mecanismos revocatorios de funcionarios electos. Y por supuesto, la recuperación de las tierras para los trabajadores y trabajadoras. SI!!!. Ikatu!.

Las reguladas de los vehículos, ya tradicionales los días domingo, fueron otro de los escollos a superar de parte de los votantes, que con mucho corazón fueron a tributar su aporte para que millares de compatriotas forzados a exiliar fueran habilitados para ejercer en el futuro su derecho al voto.

Escasa fue la difusión de esta consulta popular. Pero era de esperarse. Cómo no podía ser de otra manera, la oligarquía se rehusa a que la gente participe. Y decida. Y para ello no escatima esfuerzos para frenar todo intento de visualización de un discurso que se le enfrente.

Ese 12% que pudo acudir a votar tomó la bandera de los guaraníes, de la India Juliana, la de los niños y niñas mártires de Acosta Ñú, de las Residentas, de los caídos en la guerra de la Triple Alianza, de nuestros artistas exiliados, de Carmen Soler, de Esther Ballestrino, de Soledad Barret, de José Asunción Flores, de Arsenio Erico, de Rafal Barret, y de millones de otros paraguayas y paraguayos que con convicción construyeron nuestra valiente nación.

Preguntarle al pueblo no tiene precio. Ahora está habilitada esta herramienta de consulta. Mañana puede ser la auditoría de la espuria deuda externa o la renovación del Congreso a mitad de período, la elección de jueces y fiscales, además de mecanismos revocatorios de funcionarios electos. Y por supuesto, la recuperación de las tierras para los trabajadores y trabajadoras. SI!!!. Ikatu!.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.