“el guerrillero paraguayo”: ¿humor, crueldad e impunidad?

ciertamente, aquellos que, por inclinación propia o formación recibida, pudieron beber de la «leche de las humanidades» y aprendieron, de las propias flaquezas, la dura lección de la imperfección y la vulgaridad humanas, esos saben oponerse, de un modo al que llamaríamos natural, […] a toda doctrina racista, cualquiera que sea su origen y fundamentación, de raza o de frontera, de color o de sangre, de casta o religión

josé saramago

 “para distender”: en paraguay solemos ser muy benevolentes con los permisos para “hacer chistes”. ¿todo vale? y casi que si, frecuentemente tomando cualquier relación asimétrica: por su condición de mujer, niño, anciana, originario, por la piel o por el cabello, por ser “del interior” o por “como habla”. también hay fuertes tonos discriminatorios en los chistes de “estaban un brasilero, un argentino y un paraguayo…”.

sin duda, en esto, hay cierta universalidad, pero tal vez tomar un ejemplo nos permite situarnos: esta semana conocí el personaje “el guerrillero paraguayo”[1] del programa “justicia infinita” (radio océano fm): representa a «un paraguayo» con un castellano “malo”, connotando ignorancia,  confundiendo datos (“mercedes rosa” por mercedes sosa), asociando lo paraguayo con “de mala calidad y falsificado”[2]..

 humor y xenofobia

en el «humor» ¿cuáles son las asimetrías, las relaciones de poder que se dirimen? hablando del vínculo que señala unanumo entre humor y crítica, víctor goti[3]  dice

(…) don miguel se empeña en que si se ha de hacer reír a las gentes, debe ser no para que con las contracciones del diafragma ayuden a la digestión, sino para que vomiten lo que hubieran engullido, pues se ve más claro el sentido de la vida y del universo con el estómago vacío de golosinas y excesivos manjares.

la convención internacional sobre la eliminación de todas las formas de discriminación racial[4] define la discriminación racial o xenofobia como:

toda distinción, exclusión, restricción o preferencia basada en motivos de raza, color, linaje u origen nacional o étnico que tenga por objeto o por resultado anular o menoscabar el reconocimiento, goce o ejercicio, en condiciones de igualdad, de los derechos humanos y libertades fundamentales en las esferas política, económica, social, cultural o en cualquier otra esfera de la vida pública[5].

gitanos, bolivianos, aymaras, mapuches, marroquíes, ecuatorianos, ucranianos, irlandeses son identidades que suelen ser sujetos de los llamados delitos del odio (sólo en españa hay más de 1500 webs que incitan a la intolerancia[6]), ahora: ¿es menos odio al diferente el que se expresa bajo la contradictoria -por la apariencia hasta a veces «amorosa» de quien la transmite- afirmación de que “es un chiste”?

humor y freud

el chiste es un gran antifaz, nos habilita para colocar en lo público lo que por otras vías sería “mal visto”. el humor suele ser obturador fallido de lo que es irresuelto. quizás lo problemático sea no poder pensar esa necesidad de validación. no es cosa nueva arriesgar que a veces lo más sentido de nuestro pensar sólo se habilita en «el humor».

es dable pensar el humor como vía para sublimar violencias, pero sabemos que estas son, indefectiblemente, operaciones parciales, no las resuelven, y menos las elaboran. nos dice freud

el humor no sólo tiene algo de liberador, análogo en ello al ingenio y a la comicidad, sino también algo de sublime y elevado, características que no se encuentran en los otros dos órdenes de adquisición del placer por una actividad intelectual. lo sublime tiende evidentemente al triunfo del narcisismo, a la invulnerabilidad del yo que se afirma victoriosamente. el yo rehúsa dejarse atacar, dejarse imponer el sufrimiento por realidades externas, rehúsa admitir que los traumatismos del mundo exterior puedan afectarle; y aún más, finge, incluso, que pueden convertirse para él en fuente de placer.

la sanción del chiste se da con un otro que lo valida en el festejo[7]: en el facebook de justicia infinita en un post del “guerrillero” se ven noventa likes, cuarenta y dos compartidos, comentarios como “me cagueeee de la risaaaaaaaa… genios totales!!!!!!!… exelente! jajaj”.

sin duda es, en la cultura, el lugar donde pensar el grosor de la cuestión y no reducirlo a un debate sobre libertad de expresión en los medios y menos restringirlo a un programa radial.

 humor y crueldad

wilhelm reich, en psicología de masas del fascismo (1942), describe al fascismo como

la expresión políticamente organizada de las estructuras del carácter del hombre medio, de una estructura que no está ligada ni a determinadas razas ni naciones ni a determinados partidos, sino que es general e internacional.

el fascismo acostumbra incubarse, desde prejuicios y generalizaciones, en lo cotidiano, y nada más «inocente» que el chiste para alojarlo.
arendt, en el juicio al burócrata nazi eichmann en jerusalén, habló de la “banalidad del mal” como el grado de violencia que podemos reproducir al actuar dentro de las reglas del sistema al que pertenecemos sin reflexionar sobre nuestros actos; sin pretender augurar la llegada de regímenes de desfiles simétricos y brazaletes en cada brazo: el humor ¿estará eximido de su reflexión?

 humor e impunidad

en el 2007 en un tren en cataluña, sergi xavier de 21 años[8], se acercó a una chica ecuatoriana de 16 que viajaba sola y, sin dejar de hablar en ningún momento por el celular, la insultó («inmigrante de mierda»), la amenazó de muerte, le invitó a «irse a su país» y la golpeó. en el tren, nadie hizo nada.

“te van a hacer boleta… darwin[9] te va destrozar” fueron las advertencias que recibí por pretender cuestionar el humor de ciertos reconocidos programas radiales de montevideo (que además constituyen una fuerte referencia de crítica social). me pregunto si el humor es un campo de lo impune, si es tanta la necesidad de esa risotada. cuesta pensar que no será sino otra lluvia de sarcasmos la respuesta a la demanda de un debate ético acerca de las practicas humorísticas, pareciera haber algo del orden de lo sensible que no se logra escuchar.

dicen que el humor negro tiene “demasiadas fronteras: la tontería, la ironía escéptica, la broma sin gravedad… (la enumeración sería más larga), pero sobre todo, es el enemigo mortal del sentimentalismo con aire perpetuamente acorralado –el eterno sentimentalismo sobre fondo azul– y de una cierta fantasía de corto vuelo, que se toma demasiado a menudo por poesía”: ¿podemos discutir qué tipo de racionalidad incuba esta posición de “justicia estética”, este lugar de “guardianes del buen gusto”? más si pensamos cómo las perspectivas elitistas cautivan muchas veces y a muchos, gracias a la limosna narcisista que arrojan los grupos dominantes, es decir, es tan agradable que lo vulgar quede en el otro.

además, no es fácil redactar esto en medio de las conflictuadas relaciones entre los gobiernos del cono sur que tienen a la situación paraguaya como tema álgido, en particular con los intentos de sus sectores dominantes (agroexportadores, latifundistas, narcos, contrabandistas) de construir su legitimidad exacerbando una perspectiva nacionalista pro oligárquica.

 finalmente, desde el sitio oficial del facebook de justicia infinita, argumentaba alguien sin firmar

a mi lo que me llama la atención es que luego de 10 años de estar en el aire haciendo personajes humorísticos que incluyeron uruguayos y extranjeros de varios países y no solo del paraguay, un grupo de 15 personas del paraguay, que no nos conoce venga a descubrir, lo que no había descubierto nunca nadie antes en nuestro ni en ningún otro país, que somos xenófobos! eso sí es un mérito eh? (…)

posiciones que se basan en «cuantos son» («un grupo de 15 personas del paraguay… «) han funcionado como una de las lógicas argumentativas de los modelos autoritarios para legitimar la descalificación, y todos los abusos detrás. quizás lo que preocupe sea ese no descubrir “de 10 años”, que no se diga, que no se vea, que no se sienta.

 agustín barúa caffarena

paraguayo residente en uruguay



[1]     Links del “guerrillero paraguayo”:
http://www.justiciainfinita.org/tag/the-walking-dead/page/2/

http://www.oceanofm.com.uy/justicia-infinita/el-guerrillero-paraguayo-dedicado-a-la-publicidad.html

[2]     No es el único: la parodia a una joven mucama paraguaya (SIN VERGUENZA, canal 12).

[3]     http://digitum.um.es/xmlui/bitstream/10201/14511/1/Humor,%20burla,%20iron%C3%ADa%20y%20s%C3%A1tira.pdf

[4]     Aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 21 de diciembre de 1965. http://www2.ohchr.org/spanish/law/cerd.htm

[5]     El año pasado se lanzó la ‘Red de Autoridades Nacionales contra el racismo, la xenofobia y toda forma de discriminación’ (inspirada en el proyecto ‘Ciudades contra el racismo’) donde participó la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova y el ministro de Cultura de Uruguay Ricardo Ehrlich.

[6]     http://www.20minutos.es/noticia/1869583/0/informe-movimiento-contra-intolerancia/mas-de-1500-webs/xenofobia-intolerancia/

[7]     Ver: http://www.oceanofm.com/justicia-infinita/el-guerrillero-paraguayo.html

[8]     http://www.elmundo.es/elmundo/2009/02/19/barcelona/1235027264.html

[9]     Darwin Desbocatti. Personaje  humorístico muy conocido en Uruguay creado por Carlos Tanco.

Comentarios

Publicá tu comentario