El Golpe llegó con fuerza a Tv Pública

El  flamante ministro de la Sicom, Gustavo Khon, anunció el fin de la Tv como espacio público. Abortó asi un importante proceso de comunicación estatal y ciudadana. El anuncio cayó como un balde de agua fría a un gran sector de la población.

‘Se acabó esta historia de la Tv Pública’ expresó con arrogancia en una entrevista radial el pasado viernes. Las nuevas autoridades proponen una Tv Nacional, manejada exclusivamente por el gobierno. Dado que desde Tv Pública se vino haciendo un trabajo fuerte de presencia de los intereses de la ciudadanía en la pantalla, la indignación no tardó en llegar. Todos los medios de prensa del país se hicieron eco de la noticia. En las redes sociales los internautas llamaron a ‘no permitir una nueva televisión “NAZIonal” y se expresaron duras críticas a las nuevas autoridades asegurando que ‘el golpe llegó a la comunicación pública’ y que ‘ahora se vuelve al régimen de comunicación de la dictadura’. Desde 1942 existe en Paraguay una radio nacional que cumplió un rol fundamental para consolidar el régimen dictatorial Stronista (1954-1989) y que aun hoy no ha conseguido deshacerse de su tinte ‘oficialista’.

Por otro lado, Tv Pública Paraguay es una creación del gobierno de Fernando Lugo. Había nacido en el 2010 y empezó a emitir programación en el 2011. Se implementaron concursos públicos para ocupar cargos gerenciales u operativos y también se realizaron convocatorias abiertas a la ciudadanía para definir la grilla de programas. Políticos de todos los sectores pasaron por el canal en sus primeros meses al aire. Se emitieron programas de memoria acerca de las atrocidades del Stronismo, programas de soberanía alimentaria, de pueblos originarios y una rica serie de espacios con identidad nacional a partir de cortos, documentales y largometrajes de producción paraguaya.

Aunque con un alcance menor que los demás canales, el presupuesto 2012 de Tv Pública contemplaba la extensión a una cobertura nacional, nuevos equipos y un aumento sustancial de la programación propia. Nada de eso se ha concretado según un comunicado que la Oprap (Organización de profesionales del audiovisual) emitió esta semana.  Sin embargo, tras el cambio de gobierno, se desvinculó del proyecto a más de 20 personas (incluidos delegados sindicales, conductores, técnicos etc..), se suspendieron 10 producciones nacionales y no existe una explicación oficial acerca del destino que se dió a los recursos asignados al proyecto según el decreto 9097 (más de 2,5 millones de dólares)

Es muy posible que en las condiciones políticas actuales no se pueda tener un canal público en el país. En el marco de un aislamiento regional, el gobierno de Franco necesita controlar la información. Ya lo demostró apenas culminado el juicio político en Junio pasado. Allegados de Franco habían atropellado la Tv Pública exigiendo cambios en la programación y que no se emitieran las manifestaciones ciudadanas en contra del quiebre democrático. Esta censura inicial impulsó a ciudadanos de diversos sectores a acercarse al edificio del canal para defender la independencia del medio. A través de un espacio denominado ‘Micrófono abierto’, cientos de paraguayos expresaron durante varios días su desacuerdo con lo que estaba pasando en el país. El gobierno de Franco respondió con cortes de señal, un intento de desalojo con personal policial y diversos atropellos. Finalmente se consiguió el control del medio y de la grilla de programación.

El anuncio de Khon de la pérdida del espacio ciudadano llega justo en el momento en el que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos está empezando a tratar el caso Paraguay, donde varias de las denuncias tienen que ver con la censura a la libertad de expresión en el país y los despidos masivos por razones ideológicas. Del otro lado, defendiendo al gobierno de Franco, estará sentado justamente el anterior ministro de comunicaciones Martín Sannemann, hoy representante de Paraguay ante la OEA. En sus dos meses de gestión al frente de la secretaría de comunicaciones Sannemann ha sido el primero en atacar la independencia de la Tv Pública.

Es quizás en este contexto que Humberto Rubín, el periodista radial que entrevistó a Kohn, se despidió con una anécdota que viene de la historia argentina, pero que se puede aplicar hoy al Paraguay. Rubín le contó que en baños públicos de los cines y de los centros de compras porteños, hubo una época en la que al lado del inodoro se colocaban afiches que decían: ‘Colabore con este gobierno, haga otra cagada’.

 

 

 

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.