El golpe del 2 y 3 de febrero, o las huellas de 35 años de estronismo

El estronismo no solo impuso, también construyó una base social que lo sostuvo.

La frase «muerto el perro, acaba la rabia» no puede lastimosamente aplicarse al Paraguay tras la muerte del ex dictador Alfredo Stroessner ocurrida un 16 de agosto de 2006, en Brasilia, Brasil, ni cuando el 2 y 3 de febrero de 1989 fue derrocado por su consuegro, Andrés Rodríguez, el privilegiado vínculo del narcotráfico y el armatráfico en Paraguay durante la dictadura.

Es que el longevo que murió de muerte natural a los 93 años en su placido refugio brasileño dejó una cultura política y social construida durante los casi 36 años de gobierno dictatorial. Así, el sistema construido durante su mandato se llama estronismo: una gama de conductas políticas y sociales que el país heredó y siguen vigentes hasta hoy.

Stroessner y Pinochet Fuente: Escolar.net

De esta herencia quiero resaltar aqui solamente dos formas de relación social aprendidas: la mediocridad y la corrupción.

La mediocridad fue deliberadamente enseñada y estimulada desde la punta de la piramide estronista. El que piensa bien no suele ser obediente, ademas suele ser eficiente. El que piensa bien suele ser crítico de la estupidez y la violencia. El mediocre, por el contrario, solo quiere sobrevivir por culpa de sus limitaciones. En su condición de sobrevviente suele ser obediente, acritico e ineficiente. entoncfes la estructura de poder estronista combatió la inteligencia y contruyó un entorno de mediocres que terminaron legitimando al poder dictatorial.  Luego la mediocridad llegó a la base social

La corrupción fue también intencionalmente promovida. Desde el Unico Líder, que repartía a su primer anillo dádivas en tierras, cargos públicos y feudos y miradas cómplices a sus actos de corrupción, lo que este primer entorno repetía con su propio entorno. Se producía así un efecto social vertical en cascada que alimentaba a toda la base social con las prácticas curruptas.

Comentarios

Publicá tu comentario