El gobierno de Cartes está “totalmente entregado al capital transnacional”

Dilger ha sido corresponsal desde América del Sur para medios europeos, principalmente alemanes. Actualmente dirige, con otros, la fundación Rosa Luxemburgo. El observa en el país “un gobierno totalmente entregado al capital trasnacional. Paraguay ha dado un paso enorme atrás y hoy es una pieza importantísima del engranaje trasnacional y de los intereses estratégicos de Estados Unidos para la región”, asume.

-Pero es un engranaje que ocupa gran parte de Brasil y Argentina…

Sí, sí, esto viene de antes. Viene de la época de la revolución verde, en los 60. Es neocolonialismo. Es la imposición para esta parte del mundo de la división internacional del trabajo y la acumulación. Es la antigua relación Norte-Sur.

Para Dilger es inconmensurable el “tremendo golpe” que sufriera el proceso político paraguayo en los últimos dos años. “Y eso que el gobierno de Lugo era tímido, ambivalente. Aun así, desde que lo derrocaron hubo un avance fenomenal en la deforestación, la contaminación de las tierras, de las poblaciones. En fin, un retroceso extraordinario del pueblo en favor de las trasnacionales”, reflexiona.

-Se asume que el gobierno de Cartes se legitimó en las elecciones de abril del 2013

Sí, no entiendo cómo pueden dar legitimidad unas elecciones en esas condiciones, luego de un golpe. No entiendo.

Monsanto

Rosa Luxemburgo patrocinó en Paraguay un seminario internacional sobre agro negocios. Durante una de las conferencias, Dilger habló, entre otras cosas, de la penetración de la multinacional Monsanto en el sistema mundial de alimentación.

-Dijiste que en Europa se la ha echado, que solamente tiene refugio en Rumania. ¿Qué es Monsanto hoy en este avance del agro negocio en el mundo?

Bueno, cómo decirlo, Monsanto es el símbolo más grueso del complejo multinacional. Es el propulsor de las semillas transgénicas en la agricultura, de los venenos, no sé, pero es el símbolo. Detrás está una cadena enorme incluyendo Bayern.

-Cómo operan

En muchos casos crean problemas de salud para “combatir” con sus productos.

-Volviendo a Montsanto y el agronegocio. Qué conjugan acá, en el Sur.

La destrucción de la naturaleza, de las culturas indígenas y campesinas, del modo de vida de millones de personas. La modificación de la alimentación, el oxígeno que respiramos, del agua que bebemos…

-Y en Paraguay más concretamente…

La expulsión masiva. La miseria del pueblo y el lucro de unos cuantos sojeros. Paraguay es el único país del Sur donde hubo aumento de la pobreza en los últimos años. Lo que Lugo quiso hacer era mitigar un poco el abismo entre ricos y pobres. Ni eso se pudo. Ni eso dejaron hacer.

-Parece que quieren tener un territorio liberado. Un territorio sin Estado

Sí, exactamente, pero al capital se le debe poner frenos. El capital no tiene otra lógica que la acumulación.

Dilger no puede creer "tanto retroceso en Paraguay".

Dilger no puede creer «tanto retroceso en Paraguay».

-Con un Estado a sus pies, ¿qué nos queda?

Las fuerzas de los pueblos, no hay otra salida. La socialdemocracia ha demostrado su absoluto fracaso para “moderar” el extractivismo y la modernización del Estado capitalista.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.