El fiscal Rachid “olvidó” incluir en su acusación sus principales pruebas y se desmorona su trabajo

La audiencia de hoy continuó por la tarde, pero se suspendió a las 15:30 hs por el estado de salud de la jueza Ríos. Antes, por pedido del fiscal Rachid, la magistrada expulsó a la historiadora y docente Margarita Durán de la sala.

Imagen de Jorge González, gentileza de BASE IS

 A lo largo de la mañana la jueza autorizó la exhibición de nueve cajas que contenían lo que la defensa llamó “pruebas ocultas”, pues no estaban individualizadas, sino simplemente aparecían en el escrito acusatorio de la fiscalía como M1, M76, M98, etc.

Ayer la jueza del caso, Yanine Ríos, autorizó que hoy se exhiban estos materiales probatorios, justamente para subsanar el error de la fiscalía. Esta decisión los abogados defensores Guillermo Ferreiro y Vicente Morales calificaron de atropello al derecho a la defensa.

“Yo no puedo ofrecer la prueba 1, la prueba M70, como ofreció la fiscalía(…)y mañana nos van a mostrar unos objetos y nosotros tenemos que inferir que son esas las pruebas que quiso ofrecer. Y ya no tenemos plazo nosotros para ofrecer nuestra prueba en contraposición. Es muy grave lo que está pasando”, había dicho Ferreiro ayer al término de la audiencia.

Morales había reforzado diciendo que la fiscalía está obligada a individualizar y decir de qué objeto, estudio de análisis…se trata una evidencia y qué hecho intenta probar. Por su parte el fiscal Rachid, a la hora de reafirmarse en su trabajo, había dicho que la fiscalía podía presentar como quería sus pruebas, y que es normal que no le guste a la defensa.

Cocos, honditas, papel higiénico, gaseosas y caña

Hoy el proceso se retomó con la exhibición de una cantidad de artículos de cocina, de campamento, documentos personales,  armas de caza y herramientas de labranza campesina, estudios de parafina, muestras de balas extraídas de los fallecidos, pertenencias de los policías abatidos.

 Entre estas pruebas, resaltaron hasta el grado de generar cierta hilaridad objetos como dos semillas de coco, honditas, cuadernos, un rollo de papel higiénico, una botella de gaseosa y  otra de caña blanca. Todas las evidencias, al decir de Rachid, comprueban que los campesinos y campesinas tenían intención de permanecer en el lugar, que él define como propiedad de Campos Morombí.

No incluyó sus evidencias en su acusación

Hacia las 12:30 hs se terminaron de exhibir las “pruebas ocultas” y empezó la jornada a entrar en otra dinámica. El defensor Ferreiro, que había tomado nota de cada uno de los artículos exhibidos,  pidió la palabra y dijo a la jueza que pedía un recurso de reposición. Que la fiscalía, en su escrito de acusación, ni si quiera en forma de códigos, había ofrecido o presentado las pruebas a partir de la caja cuatro a la nueve. “Pido que esas cajas, del 4 al 9, sean excluidas del proceso” , remató.

Ante esto la jueza actuó con confusión, pidió más detalles y finalmente pidió a la defensa y al fiscal Rachid que se acerquen a ella. Intercambiaron palabras y un preocupado Rachid volvió a su lugar. La jueza declaró receso de una hora, para retomar a las 14 hs la audiencia, con la respuesta del fiscal a lo planteado por Ferreiro.

En este receso la jueza Ríos fue brevemente entrevistada, dijo que se tomaría varios días para pensar su veredicto, apenas termine la audiencia. Que iba a imprimir todas las actas y las iba a releer. También dijo que estaba mal de salud, que su presión llegaba a los 14 puntos.

Expulsión de Margarita Durán

En este receso también la historiadora, investigadora y docente Margarita Durán Estragó se acercó a Rachid y lo increpó. Le dijo que le daba vergüenza tener en común el que ambos enseñen en la misma universidad (Universidad Católica de Asunción). A esto el fiscal respondió con evasivas.

Hacia las 14 hs procesados, procesadas, las partes  y público en general se acercó de nuevo a la sala de audiencia para retomar la preliminar. El fiscal Rachid y el defensor público (de dos de los campesinos), Joaquín Díaz, compartían tereré. La historiadora se acercó y esta vez preguntó a Díaz si su lugar no era al lado de su defendido.

Con un retraso de hora y media y un pedido de disculpas de la jueza, por su estado de salud, se retomó el acto. Se esperaba la argumentación del fiscal Rachid ante lo planteado por Ferreiro al mediodía. En cambio, el fiscal comentó la escaramuza con Margarita Durán y pidió expresamente a la jueza que desaloje de la sala a la misma.

La magistrada pidió a la historiadora que se ponga de pie para individualizarle, y seguidamente ordenó a la policía que saque a la misma. Durán defendió su postura y explicó qué había dicho al abogado Díaz, ante lo que la jueza se limitó a decir “Es una orden”.

La policía rodeó a la docente, y ésta se sentó y dijo, “Yo no salgo, me van a tener que sacar ustedes”, a los policías. Finalmente después de un  tiempo decidió salir y fue escoltada por la policía hasta fuera del Palacio de Justicia.

Seguidamente la jueza decidió levantar la audiencia hasta mañana, desde las 8hs, debido a que su estado de salud volvió a alterarse.

FUENTE: BASE IS

 

Comentarios

Publicá tu comentario