El Estado reparará daños a niñas y niños separados de sus familias

De esta manera se evitará una nueva condena internacional al Estado paraguayo.

El Estado paraguayo firmó un acuerdo de solución amistosa con 68 familias que hace 10 años fueron separadas de sus
hijos.

El acuerdo se arribó en el marco de la denuncia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos presentada
contra el Estado paraguayo por violaciones a los derechos de niñas y niños en situación de calle entre el 2000 y el 2001.

De esta manera se evitará una nueva condena internacional al Estado paraguayo que debe pedir disculpas por el
hecho, resarcir a las víctimas con una indemnización y comprometerse a no repetir ese tipo de violación a los derechos humanos.

La firma del documento se realizó durante el acto de rendición de cuentas de la Secretaría de la Niñez y Adolescencia realizado en el Centro de Convivencia Pedagógica “Ñemity”. Estamparon sus firmas el procurador general de la República, Enrique García, la ministra-secretaria ejecutiva de la niñez y la adolescencia, Liz Torres y Hebe Otero, de la Coordinadora por los Derechos de la Infancia y la Adolescencia.

La firma del documento se realizó durante el acto de rendición de cuentas de la Secretaría de la Niñez y Adolescencia
realizado en el Centro de Convivencia Pedagógica “Ñemity”. Estamparon sus firmas el procurador general de la
República, Enrique García, la ministra-secretaria ejecutiva de la niñez y la adolescencia, Liz Torres y Hebe Otero, de la
Coordinadora por los Derechos de la Infancia y la Adolescencia.

El caso se trata de niños, niñas y adolescentes que se encontraban trabajando en la calle cuando una jueza de Primera
Instancia en lo Tutelar y Correccional del Menor conjuntamente con fuerzas policiales, realizó redadas y ubicó a los
menores en instituciones estatales y privadas.

La denuncia fue presentada por la Coordinadora de los Derechos de la Infancia y Adolescencia (CDIA) con el patrocinio de la organización internacional CEJIL ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y fue admitido en marzo del 2008.

Estado con deudas históricas y difícil reparación

En el mismo acto de rendición de cuentas de la Secretaría de la Niñez y Adolescencia, el presidente Fernando Lugo
aseguró que el Estado paraguayo tiene deudas e injusticias de difícil reparación. “El Estado paraguayo tiene deudas
históricas con mucha gente, hubo muchas injusticias en el pasado y es difícil reparar todo”, dijo el mandatario.

Según Lugo, el Procurador General del Estado presentó más de 100 pedidos de recuperación de tierras que se otorgaron a personas que no eran sujetos de la reforma agraria. “Hay políticos que tienen tierras de la reforma agraria. Eso es lo que tenemos que corregir juntos y lastimosamente no todo está en manos del Poder Ejecutivo”, aseguró.

Lugo recibió una larga lista de reclamos de reclamos y exigencias por parte de niños, niñas y adolescentes organizados
en diferentes sectores del país. Las principales demandas se refirieron a la deficiencia en la salud y en la educación, en la falta de tierras para los pueblos originarios y los campesinos y en la necesidad del respeto a los derechos del sector.

El primer magistrado aseguró sentirse “profundamente feliz” porque al recibir las carpetas con los reclamos por que le
daban la seguridad de que “los niños conocen y reclaman sus derechos. Con este tipo de de niños y niñas que conocen
sus derechos seguiremos construyendo ese Paraguay que soñamos”, aseveró.

Refiriéndose a las demandas de promesas incumplidas, el jefe de Estado aseguró que no descansará “hasta el último día
de mi gobierno por cumplir lo que he prometido”.

“Muchos de nuestros sueños no fueron todavía concretados pero nadie nos va a hacer renunciar de nuestros sueños.
Ustedes nos están ayudando, nos ayudan con su reflexión, con sus críticas, pero nos ayudan con sus propuestas.
Luchemos juntos para que estas propuestas sean viabilizadas y sean concretadas”, expresó.

Comentarios

Publicá tu comentario