El Estado intenta imponer un acuerdo sobre la humillación de familias campesinas

“Mba’eiko rojapota. Noroguerekovéima ro’uva’era, asy ma la ore gente. Etaitereima ro’aguanta”, nos comenta el dirigente comunitario Carlos Núñez.

El acuerdo consiste en el traslado de las 250 familias de Laterza Cue a un baldío mecanizado de 500 hectáreas. La empresa Bioenergy, con fiscales y jueces, atrincheraron a la población de más de 40 años de asentamiento, en el desahucio, en el amedrentamiento. De un día para otro apareció la empresa con su dinero a intentar comprar todo, pero ante la resistencia de las familias que nacieron en el lugar comenzaron los amedrentamientos, las imputaciones, los apresamientos y hasta asesinatos. Cuatro campesinos fueron asesinados sin que haya castigo alguno. Esta situación de desahucio obligó a 60 personas a acampar frente al Indert hace 48 días.

Laterza Cue, del distrito de Mcal. López, Caaguazu, es un territorio de 3.000 hectáreas. Las 250 familias vivían allí con sus casas, sus chacras, sus ganados, sus aves de corral y su producción de renta hasta que el año pasado irrumpió severamente la empresa con papeles transpapelados. Rodeó la comunidad de una enorme trinchera (zanja) y dejó sólo dos caminos de acceso y de salida para el ingreso de la gente, completamente controlados por la empresa. Una especia de Palestina en el Medio Oriente.

“La ñandejara mba’e oi guive ko’arupi umi empresa gua ja ojoguama’amo chupe”, asume un joven que nació, vivió, estudió en Laterza Cue.

La comunidad tiene once personas imputadas, una persona todavía en la cárcel y cuatro personas asesinadas en este cortísimo tiempo en que la empresa se adueñó de todo: del territorio, de la ley y del garrote policial.

El acuerdo

48 días de campamento de las familias de Laterza Cue.

48 días de campamento de las familias de Laterza Cue.

De acuerdo con el acuerdo el Estado se compromete a acompañar el translado de las pertenencias de las familias asentadas en Laterza Cue hasta el nuevo territorio. Se compromete a abrir caminos, instalar escuela, agua, luz.

-Ha mba’e pe pensa

“Ha na orepohaveimako”, se repite y repite al mundo el dirigente Carlos Núñez. Pero ellos seguirán acampando hasta cerrar con hilo el acuerdo. El acuerdo –no suscrito- implica también el sobreseimiento libre de todos los imputados y la liberación de Jorge Daniel, el último preso en la lucha por defender el territorio comunal.

 

 

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.