El Ejecutivo y el Legislativo en una confrontación con final abierto

Los últimos hechos políticos revelan que las relaciones entre el Poder Ejecutivo y el Legislativo son cada vez más tensas, y se avisora en el futuro inmediato una agudización de la ya larga confrontación con un final abierto. La multitudinaria manifestación de los movimientos sociales y partidos de izquierdas y de centro que se realizó el pasado 20 de marzo en las plazas ubicadas frente al Congreso, y sobre todo el fuerte discurso lanzado por los oradores pertenecientes a organizaciones sociales contra el Parlamento, exitaron los nervios de diputados y senadores pertenecientes a los partidos Unce, Patria Querida, ANR y PLRA.

La inmediata respuesta de los legisladores de la derecha (que conforman mayoría absoluta en ambas cámaras) fue el rechazo de los candidatos presentados por Lugo para las embajadas paraguayas en Bolivia, El Vaticano y España. Además, las expresiones del presidente de la Cámara de Diputados, Ariel Oviedo, fueron muy claras: el anuncio del bloqueo de los proyectos y pedidos de acuerdo que el Ejecutivo remita al Congreso y que requieren de la necesaria aprobación de éste.

Lugo lanzó un discurso al país el viernes pasado en el que denuncia que el Legislativo obstruye la tarea de la Presidencia de la República y, al mismo tiempo, insinúa un llamado a diálogo entre los poderes del Estado para acordar una agenda país, más allá de las diferencias políticas.

Estamos entonces ante un nuevo estadio de la confrontación entre ambos poderes, que tiene un final incierto.

Comentarios

Publicá tu comentario