El Cones había intervenido una universidad por «docentes y directivos de izquierda»

La Universidad Nacional de Pilar. “De izquierda nata”. Esa era la denuncia de un supuesto consejo de transparencia que se había formado en Pilar. La carrera que específicamente tenía esta gente de “izquierda nata” era la de Comunicación para el Desarrollo, cuya formulación programática fue desarrollada por el más connotado comunicador social del país, fallecido recientemente, Juan Díaz Bordenave.

Los denunciantes habían declarado que amén de la posición ideológica de directivos y profesores, la malla curricular no era por evaluaciones tradicionales sino por competencias.
La mencionada coordinadora cuestionaba la carrera porque no tenía “materias desarrolladas, sino competencias”. Al hilo decía que la carrera estaba identificada con “directivos de ideología izquierdista nata”, aunque los denunciantes decían que no estaban ni con “la izquierda, la derecha, abajo, arriba”
“Es un programa temático, de investigación, teoría y mucho trabajo de campo, por cuatro años”, nos contó entonces el estudiante Mario Palacios. Aún con los primeros dictámenes en contra se insistió, a través principalmente del padre jesuita Jesús Montero Tirado, en la intervención por las causas esgrimidas.

"Con la intervención de la UNA quieren controlar los procesos de cambio promovidos por los estudiantes", nos dice Francisco Estigarribia.

«Con la intervención de la UNA quieren controlar los procesos de cambio promovidos por los estudiantes», nos dice Francisco Estigarribia.

Finalmente, la intervención del Consejo Nacional de Educación Superior la encabezó Pedro González, antecesor de Froilán Peralta, parte integral de la estructura que hoy está en cuestionamiento en toda la universidad Nacional.
“Una intervención ahora, de la Universidad Nacional, sería enfriar todo, en un intento de controlar el proceso de cambios liderado por los estudiantes”, sostiene el dirigente estudiantil Francisco Estigarribia, de Trabajo Social.
Pero la intervención liderada por Pedro González tuvo que ser “nuevamente intervenida”, en junio pasado, por el Cones, por denuncias de nuevas irregularidades en la gestión de este señor.
“Está visto que se les puede ir de la mano a la vieja estructura colorada el control de la Universidad Nacional, por eso se insiste, el propio Partido Colorado, en la intervención”, asume Estigarribia.

Actualmente, el Cones ha establecido intervenir la UNA, encargando esta función al señor Aníbal Filártiga.

Comentarios

1 Comentario

  • Avatar
    Marialba
    5 octubre, 2015

    Solo una pequeña aclaración. La intervención q administró González en la UNP terminó en junio y no fue nuevamente intervenida ni la universidad ni su gestión.

Publicá tu comentario