El coltan: Un juego de guerra por celular

Nobuto Mbeki de 11 años y sus amigos están metidos hace más de 6 horas en el hueco de una montaña que se levanta imponente en una localidad de Kivu Norte en la República Democrática del Congo, África. Vigilados por un par de milicianos con fusiles kalachnikov del gobierno congoleño, sumergen una y otra y otra vez coladores en el espeso charco de agua gris con el afán de pescar unos cuantos gramos del diamante gris: el Coltan. Nobuto está más que extenuado, casi sin fuerzas y con hambre, pero sigue colando agua, porque 100 gramos de Coltan que encuentre bastará para que su familia coma ese día. Y puede que no encuentre un gramo.

Olli Pekka Kallasvuo, presidente de Nokia (la multinacional fabricante de aparatos de teléfonos celulares líder en el mundo), habla desde Helsinki, la capital de Finlandia, a través de su teléfono satelital con un representante de la somigl (Sociedad Minera de los Grandes Lagos) con sede en Ruanda, país vecino del Congo. Kallasvuo expresa su satisfacción porque el ejército ruandés (cuyo gobierno tiene un acuerdo comercial exclusivo con Somigl) consiguió controlar una parte importante de la provincia congoleña de Kivu Norte, luego de derrotar a las fuerzas militares del gobierno del Congo. Así que Nokia comprará mucho más barato el diamante gris porque acordará precios directamente con el gobierno ruandés, evitando los altísimos costos que imponen los desconocidos intermediarios del mercado negro. Venía comprando a 350 dólares el kilo. Ahora quizá pague sólo la mitad.

El Coltan
es la denominación popular de dos minerales: Columbita (col) + Tantalita (tan). Del Coltan se extrae a su vez dos minerales que combinados son considerados el mineral estratégico del siglo xxi: El Nibio+Tántalo. Este mágico mineral es vital para las industrias de aparatos electrónicos, centrales atómicas y espaciales, misiles balísticos, videojuegos, aparatos de diagnóstico médico no invasivos, trenes sin ruedas (magnéticos), fibra óptica… Pero el 60% de la extracción y comercialización del Coltan se destina a la fabricación de aparatos celulares. Es que con él se producen los condensadores de estos aparatos, porque soportan altas temperaturas, no se gastan y son velocísimos conductores de energía. Son irremplazables. Con la invasión de los celulares en el mundo, que mueve miles de millones de dólares al año, el precio del Coltan se disparó al infinito.

Una cruenta guerra destruye desde 1998 hasta hoy a la República Democrática del Congo. La guerra ya arrojó más de 4 millones de muertos. El enfrentamiento bélico es entre dos grupos de países: por un lado están Ruanda, Uganda y Burundi que apoyan a rebeldes congoleños opositores al gobierno; y por otro lado Zaire, Angola, Zimbabwe y Namibia que respaldan al gobierno del Congo. Según declaró Kofi Annan, ex secretario general de las Naciones Unidas: «La guerra del Congo se libra por el control de sus riquezas naturales». Sí, adivinó, es el Coltan.

Ya antes de iniciada la guerra, las multinacionales de telefonía celular como Nokia, Ericsonn, Siemens, Sony, Motorola y Millicom Internacional clavaron sus garras en el Congo. Según un informe de las Naciones Unidas difundido en el 2001, algunas trasnacionales de celulares financian, a través de intermediarios clandestinos, a los bandos en guerra. Compran el mineral a los mercaderes que reinan en el denso mercado negro, o donan directamente millones de dólares a las fuerzas beligerantes para la adquisición de armas, luego, si estas controlan las reservas de Coltan, les compran a precios especiales y exclusivos el diamante gris, vital para el inmenso negocio de los celulares. Por eso la guerra es interminable.

Fuentes
Lunar, R y Martinez Frias, J. (2003). «Minerales de nuestro siglo. El Coltan: Mineral estratégico del siglo xxi». Historia Natural: Revista de la Real Sociedad Española de Historia Natural ,Octubre, 1: 53.
Informe del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre el Coltan. Año 2001
www.diagonalperiodico.net
www.elcorresponsal.com
www.elgramoforo.esforos.com

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.