El caudillo que nunca estuvo al lado del pueblo

Todo lo que hizo fue para acumular mayor riqueza y más poder, un poder que siempre tuvo un aroma a sangre de inocentes, de indígenas, campesinos y jóvenes.

Fuente de Imagen: Reuters

Los restos del fallecido  Lino César Oviedo han sido entregado a sus familiares el martes 5 de febrero casi al acabar la tarde en la morgue judicial, de allí se trasladaron hasta la casa quinta del difunto cerca del aeropuerto internacional Silvio Petirossi, para un velorio familiar a puertas cerradas, donde se prohibió el ingreso de sus seguidores más humildes, sólo los cercanos y acaudalados amigos de la familia Oviedo pudieron ingresar al sitio.

Claro, una quinta tan lujosa, no está preparada para recibir a gente sudorienta, con manos agrietadas por el trabajo duro e informal, no es un lugar para pobres, para los pobres están otros lugares, como las seccionales o los locales partidarios, en donde reciben sus porciones de promesas cada cierto tiempo.

Al día siguiente (miércoles 6), el cuerpo de “Lino´O” fue trasladado a las salas de Congreso Nacional donde permaneció por varias horas; no sabemos bien porqué, ni con que fundamentos, pero una resolución del senado amparaba el homenaje y declaraba 3 días de luto. Toda la ciudadanía paraguaya tuvo que observar como los restos del líder del partido UNACE recibía halagos por parte de los congresistas, representantes éstos de poderes fácticos, cúpulas partidarias y élites económicas ligadas a las mafias, narcotráficos, empresas multinacionales y todo lo que NO huele a pueblo. El último lugar del velatorio fue en el local del partido de los oviedistas.

Oviedo, con una fortuna inexplicable, en el sentido de que hasta ahora no existen esclarecimientos de cómo una persona con un sueldo de militar retirado pudo llegar a amasar tanta fortuna y ubicarse entre los hombres de mayor riqueza del Paraguay. Todo lo que hizo fue para acumular mayor riqueza y más poder, un poder que siempre tuvo un aroma a sangre de inocentes, de indígenas, campesinos y jóvenes; desde su participación en la dictadura Stronista hasta sus golpes a la democracia en diferentes momentos y con estrategias distintas.

La acción militar del 2 y 3 de febrero de 1989 que derrocó al dictador Stroessner, contó con la participación de Lino Oviedo, como uno de los castrenses que ha dirigido el levantamiento militar. Esto le vale a algunos sectores para presentar la imagen del mismo como uno de los hacedores de la democracia; cuando en realidad ese golpe no fue pensado para el bienestar del pueblo o de la mayoría, ese golpe fue pensado y hecho para acomodar los capitales nacionales e internacionales en base a las nuevas demandas imperiales, la libertad de mercado y el cambio de régimen, una democracia formal que sacraliza la propiedad privada; los verdaderos héroes de la democracia no se abrazaban con el dictador, ni montaban en tanquetas o caballos militares ni daban órdenes desde sus cuarteles, obedeciendo las exigencias del dinero; los verdaderos héroes de la democracia no fueron despedidos en el recinto del Congreso Nacional, ni ocupan sillas en el mismo, ni se hacen llamar caudillos.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.