El candidato de Cartes a presidir la ANR tiene “frondoso antecedente”

El valor del contrato que formulara con Esso, representada entonces por su hermana Ana Lucía Alliana Rodríguez, es de G. 300.801.850.

También de gobernador, adjudicó a la empresa de su candidato a la gobernación, Víctor Caballero, la construcción de 2.000 metros de la costanera en Pilar, por 1.200.000 dólares. En la empresa Mecánica del Sur, la adjudicada, aparece como copropietaria Griselda Díaz, la viuda del ex presidente de la Cámara de Diputados, Benjamín Maciel Passoti.

Maciel Passoti fue el padrino político de Alliana.

El periodista Andrés Arias lo acusa (a Alliana) de haber ordenado las amenazas y el mini atentado que sufriera la Radio Nativa. También de la insistente persecución que esta radio sufrió –y sufre– por parte de la Conatel, que llegó a cancelar la licencia, proceso ahora suspendido por apelación ante el Tribunal de Cuentas. Es que Andrés tiene uno de los programas periodísticos centrales de Pilar donde ventilaba -lo sigue haciendo- estas cuestiones.

El equipo de Alliana es el que comanda la intervención de la Universidad de Pilar, cuyo rector, el diputado liberal Víctor Ríos, le ganara en Pilar, su feudo, por 3.000 votos.

El contrato que firmara con su hermana, en representación de Esso.

El contrato que firmara con su hermana, en representación de Esso.

La intervención comenzó con la acusación de que en una de las carreras, Comunicación para el Desarrollo, que funciona en Asunción, había “directivos de tendencia izquierdista nata”

Algo de su padre

Su padre, Rubén Alliana,  expresidente de una comisión externa de Senacsa, Aconasa, encargada de vacunaciones, rindió cuentas con un faltante de G. 300 millones, según la denuncia de uno de los ganaderos de la zona, durante la asamblea, el señor Gilberto Méndez. Raúl Antola, ganadero, accionista de Manufactura Pilar, presentó una denuncia contra personas innominadas en contra de la comisión que presidía el padre del candidato de Cartes.

Rubén Alliana, el padre del candidato de Cartes, es piloto aviador. Uno de sus hijos fue secuestrado y ejecutado, Rodolfo Pili Alliana, en el 2003. Lo secuestraron y lo mataron. Pagaron un rescate de G. 250 millones, según se asumió. Pero en Pilar, entonces, se hablaba de “ajuste de cuentas entre mafiosos”, nos dice el periodista Andrés Arias.

En Pilar se habla mucho de pistas clandestinas, de “tráfico de armas, de drogas, cigarrillos”, agrega.

Se habla, se habla…

Pedro Alliana, acá, rodeado por el vicepresidente Juan Afara y Lilian Samaniego, en Mburuvicha Róga.

Pedro Alliana, acá, rodeado por el vicepresidente Juan Afara y Lilian Samaniego, en Mburuvicha Róga.

El joven Alliana plantó las piernas en el barro político de la mano del ex jefe partidario en Ñeembucu, el fallecido Benjamín Maciel Passoti, que llegara a ser presidente de la Cámara Baja.

El ahora diputado, había perdido la intendencia en Pilar, pero luego se lanzó a la gobernación. Por primera vez, en Pilar ganaba un candidato liberal, Carlos Silva, la intendencia.

El perdedor, sin embargo, era el caballo del comisario, Benjamín Maciel Passoti. Así que de caer derrotado se lo lanza a la gobernación como candidato oficial del Partido Colorado. Ya en la Gobernación de Ñeembucu, un departamento de mayoritaria afiliación colorada, se manejó con mucha discrecionalidad, de acuerdo con la documentación obrante. Antes de asumir una banca en la Cámara de Diputados, se retiró de la Gobernación. Tras su retiro, el sucesor evidenciaba uno de esos “bonitos” negocios en este país tan “fácil como una chica linda”. Durante el período de Alliana se había comprado la leche para las escuelas a G. 910 más de su precio real.  Un negocio que dejara una diferencia de G. 300 millones en detrimento de las finanzas públicas.

Alliana avanzó rápido en comandar operativamente los tejidos políticos y económicos de Ñeembucu. En ese camino, no le perdona Víctor Ríos, el diputado liberal, el hecho de que en su pueblo natal, Pilar, le haya ganado por 3.000 votos.

Las facturas vendrían más temprano que tarde. Hoy, la Universidad de Pilar está intervenida. Y no por cualquier persona, sino por el exrector de la Universidad Nacional, Pedro González, que no ha tenido empacho en recomendar a los funcionarios  de la UNA a votar en las internas coloradas por Lilian Samaniego, violando la propia norma universitaria.

El diputado comandó, a trastiendas, un grupo de “transparencia” que pidió la intervención señalando que una de las carreras, Comunicación para el Desarrollo, diseñada por el más prolífico comunicador paraguayo, Juan Díaz Bordenave, tenía directivos de tendencia de “izquierda nata” y que la malla curricular no incluía materias convencionales.

 

Nota de redacción: Frondoso antecedente, el título de esta información, va entrecomillado por usarse un término de la jerga policial muy común en la prensa paraguaya para designar a pobres procesados o involucrados en presuntos delitos. Al igual que los términos el sujeto, el individuo, el marginal, el malviviente.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.