El campesino asesinado denunciaba las injusticias que vivían las familias de Guayaibí, según FNC

Nery Benítez abandonó el cultivo de soja y se volvió simpatizante de la Federación Nacional Campesina (FNC). Acompañó a los heridos y heridas de la represión del sábado en Luz Bella. En los últimos tiempos denunciaba los atropellos que sufrían los campesinos de parte de los poderes fácticos y grupos delictivos de la zona.

El sicario tomó la moto de la víctima y la abandonó a unos 700 metros del asesinato. Foto: Luz Bella Comunicaciones.

La secretaria general de la Federación Nacional Campesina (FNC), Teodolina Villalba, dijo que Nery Benítez, agricultor asesinado el domingo en el departamento de San Pedro, simpatizaba con la organización desde el último mes.

El mismo vivía en el asentamiento “7 de abril” de Luz Bella, distrito de Guayaibí, y anteriormente se dedicaba al cultivo de la soja. Pero luego reconoció como un error este hecho y se acercó a la organización campesina. Su accionar solidario luego de la represión policial a las familias del asentamiento San Francisco del lugar le acercó aún más.

El domingo participó de la asamblea permanente en que se encuentra la comunidad para enfrentar las fumigaciones, represiones y criminalización de la protesta campesina que mantiene a 4 labriegos imputados, uno detenido y 17 con heridas de balines de goma y garrote.  Y de camino a un evento deportivo fue asesinado por 12 balazos, informaron medios de comunicación locales.

Teodolina explicó que los pobladores y pobladoras del lugar vinculan el crimen a las denuncias del agricultor contra el accionar delictivo de grupos de poder que se dedicaban incluso al abigeato en las cercanías de la comunidad.

El sábado pasado antimotines que custodiaban un desmonte reprimieron brutalmente a los campesinos. Foto: Luz Bella Comunicaciones.

Este lunes los vecinos y vecinas acompañaban a los familiares de Benítez, además de permanecer en asamblea local en torno a los últimos acontecimientos.

El sábado la policía reprimió a hombres y mujeres agricultores de la FNC que se oponían al desmonte de un predio dentro del asentamiento San Francisco de Luz Bella. En el lugar un colono brasileño proyecta el cultivo de soja, según la denuncia.

Como saldo de la represión, 17 personas fueron heridas por la policía, cuatro imputadas y una detenida hasta hoy en la comisaría de la ciudad de Santaní. Al terminar la represión, la policía escoltó al tractor del productor sojero.

El domingo por la noche fue asesinado también Guido Lorenzo Lugo Soto, quien fue interceptado por desconocidos cuando se disponía a salir de su vivienda, ubicada en la colonia Bertoni, del distrito de San Estanislao.

Según cifras de las organizaciones sociales de Paraguay, 133 campesinos fueron asesinados en torno a la lucha por la tierra desde el fin de la dictadura de Alfredo Stroessner (1989).

Fuente: Base IS

Comentarios

Publicá tu comentario