El bipartidismo con supremacia colorada goza de buena salud

La tendencia de los resultados en los 238 municipios en los que ayer pugnaron los candidatos de los distintos partidos y movimientos políticos, muestran que el PLRA y la ANR controlan la elección de cargos estatales.

Si los opositores  al bipartidismo azulgrana soñaron con la posiblidad de ver un retroceso del poder de los dos históricos y tradicionales partidos del país en las elecciones municipales de ayer, los resultados electorales que hoy se conocen truncaron ese sueño.

Si se da una lectura rápida a la larga lista de ganadores de las intendencias en los municipios del país, proprocionada por la justicia electoral, se observará que la misma está minada de colorados y liberales, salvo en escasos municipios donde los electores fueron irreverentes con la cultura bipartidista y desobedientes con el aparato de ambos partidos.

Antes de los comicios de ayer, la ANR contaba con 156 intendencias y el PLRA controlaba 73, copando prácticamente el 98% de las administraciones municipales.  Los resultados electorales de ayer confirmaron este copamiento, aunque ambos perdieron un puñado de intendencias que feuron para partidos de izquierda, Unace, Patria Querida y movimientos locales.

Comparado a los dos centenarios partidos, los nuevos partidos, de diversas tendencias ideológicas, como el Unace, el Partido Democrático Progresista (PDP), Partido Patria Querida (PPQ), Partido Encuentro Nacional (PEN), PRF, los movimientos locales y  los partidos de izquierdas que se aglutina en el Frente Guazu, ganaron intendencias cuya cantidad apenas alcanza 15 intedencias.

Comentarios

Publicá tu comentario