El beso revolucionario que no fue

Famosos por accidente: Scott Jones y Alex Thomas. Ni eran indignados ni se habrían besaron.

El supuesto beso que dio la vuelta al mundo. Se cayó y golpeó la cabeza, y el novio la auxilió. Getty Images / Rich Lam

La foto ha dado la vuelta a la Red y es una de las más famosas de este año: un beso en medio de una carga policial. Una imagen que podría ser perfectamente un icono, un símbolo de la resistencia pacífica ciudadana frente a la brutalidad institucional. Si no fuese porque en la foto nada es lo que parece. El contexto no tiene relación alguna con las protestas contra la crisis o los gobiernos dictatoriales, que recorren Europa y los países árabes. Es Vancouver, Canadá, y la intervención de la policía se debió a una absurda batalla campal causada por los seguidores del equipo de hockey Vancouver Canucks, acontecida el 16 de junio de 2011. El beso tampoco era en señal de protesta. Cabe dudar hasta de que se tratase de un beso.

Poco después de que la foto se hiciera famosa, un testigo contó al Vancouver Sun que la chica se había caído y golpeado la cabeza y que su novio, que cayó encima de ella, la estaba socorriendo. El mismo periódico publicó entonces una imagen de la escena desde un ángulo diferente, donde se ve cómo a continuación otros acudieron al lugar de los hechos para ver qué sucedía.

Al mismo tiempo, al otro lado del mundo, en Australia, una mujer reconoció en la imagen a su hermano. Scott Jones tiene 29 años y lleva viviendo seis meses en Vancouver. Hace algunas semanas que Scott sale con Alex Thomas, aparentemente la chica besada. Jones había acudido al partido de la discordia, de acuerdo a las declaraciones de su madre. “Le reconocí porque no tiene mucha ropa y siempre lleva la misma”, explicó emocionada y feliz con el circo mediático.

La foto desde un ángulo distinto. Foto: The Sun.

Así que, aunque nos pese, la historia detrás de la instantánea está vacía de contenido. O peor, quizá sus dos protagonistas, tras el partido y como muchos otros jóvenes, estaban por allí, tomándose fotos en mitad del caos. Un trampantojo aplicado a la fotografía digital y su sentido.

Fuente: V. F.

Comentarios

Publicá tu comentario