Una entrevista recordando a Miguel Méndez

Por Miguel Arnaldo Canale Frescura.

“En suma, desde pequeño, mi relación con las

palabras, con la escritura, no se diferencia de

mi relación con el mundo en general. Yo

parezco haber nacido para no aceptar las cosas

tal como me son dadas”.

Julio Cortázar

Hace unos años, Miguel Ángel Méndez Pereira (1975 – 2020) quién dirigía un blog denominado “El Río de Heráclito”, me había distinguido con una extensa entrevista con motivo de un relato “El Banco de Hierro” (2010) con el que había obtenido una mención en un concurso literario nacional de relatos breves. Desde entonces quedé en deuda con éste amigo, “tocayo” – como le decía – y excompañero del colegio Jesuita Cristo Rey.

Le debía también una entrevista.

Quizás pocos saben que la familia de Miguel Méndez proviene de Villeta, una de las ciudades más pintorescas y con más rica historia del Paraguay. Notoria actualmente por sus industrias, empero, Villeta ha dado su lustre bohemio a sus mejores hijos, poetas y escritores de la talla de Rubén Bareiro Saguier, Arnaldo Valdovinos, Susy Delgado, entre otros. De igual modo, Villeta ha sido cuna del gran pintor paraguayo

Modesto Delgado Rodas, quién en su época, había retocado los frescos de la Capilla Sixtina. Entonces, quizás se pueda especular que la vena literaria de Miguel Méndez proviene ab initio del tránsito melancólico por los atardeceres multicolores que enmarcan a esa bella ciudad.

En fin, huelga decir que fue un ave fénix de su tiempo, no suficientemente valorado, y como es sabida la leyenda de dicha legendaria ave, ésta debe perecer para vivir.

Me atrevería a decir que en un futuro próximo será recordado como uno de los grandes poetas y escritores del Paraguay de la generación del 2000.

En 2013 obtuvo una importante mención en poesía del prestigioso concurso literario “Veredas de sueño: Homenaje a Julio Cortázar” organizado por la Secretaría de Gobierno y Cultura del Municipio de Lomas de Zamora; Buenos Aires, Argentina, con su obra “Oda a la apatía de los de mi generación.” Además, y esto lo distingue, posee una prolífica obra en poesías y relatos.

Mayo del 2018, 18:00 horas, en algún lugar del ciberespacio, una entrevista.

MC: “Las ideologías… Estimado Tocayo en tu muro de Facebook afirmaste que no se puede vivir sin ideologías, con relación al dicho del Papa Francisco cuando expresó que “el mundo no necesita de ideologías”

Miguel Méndez: “Amigo, las ideologías, un término muy conflictivo en Paraguay, tal vez por su propia cultura en ciencias sociales, las cuales fueron perseguidas y clausuradas por Stroessner. En ciencias sociales, que humildemente es la ciencia en la cual me licencié, la ideología es la lógica de ideas que permite a las personas entender el mundo que habitan. Sin ideologías somos plantas, no tenemos lógica alguna para descifrar los hechos de la naturaleza. A lo mejor a lo que se quiso referir Francisco es a ideologías totalizadoras… Pero permíteme no estar de acuerdo desde mi ciencia, pienso que todos tenemos derechos a elegir por un conjunto de ideas que nos permita desentrañar el mundo que nos rodea… No existe algo que esté desideologizado en el mundo de lo humano. Toda interpretación está guiada por una ideología, no se trata solo de marxismo o liberalismo, la ciencia tiene una ideología… Tampoco creo que haya sido un error inocente, la iglesia católica es una ideología, la sustentan una lógica de ideas, enunciarse por encima de otras ideologías diciendo que no son válidas, convierta a la ideología de la iglesia católica en totalizante y totalizadora.”

MC: “Por otro lado, sigo atentamente tus relatos, tienes una gran licencia poética y más libertad en las palabras, admirable. Una virtud en síntesis.”

Miguel Méndez: “Gracias tocayo por tus palabras, qué decirte sobre «la libertad poética», mucho explorar en el interior, con todo, literatura, algo de lectura de psicología, cine (Andrei Tarkovski te lo recomiendo altamente, Alejandro Jodoroski, de este último siento la necesidad de encontrar la religiosidad y el misticismo en los nuevos relatos) tóxicos, estados de locura, misticismos, nada de alcohol… esto es muy raro, pero ciertamente no tomo…. vegetarianismo de hace años que me hace estar ligero a la hora de emprender viajes internos…”

MC: “¿Qué es para ti Villeta?”

Miguel Méndez: “Villeta, sí, ese pueblo marcó mi infancia, mis parientes maternos aún viven allí, mi abuela, alguna vez iré a recoger historias ahí…”

MC: “¿Qué opinas de la realidad del Paraguay?”

Miguel Méndez: “Al decir de Ticio Escobar: “Paraguay es un país que me gusta pero duele vivirlo…” me costará soportar cinco años más de un gobierno colorado fascista, te lo digo sinceramente. Cuesta, tal vez el camino esté para dentro de uno mismo y no esos monstruos de la política que aparecen como representantes…. en todos lados la política está así: «solo el arte nos salvará» me dijo una amiga en diciembre en Paraguay cuando hablábamos al respecto… Paraguay es una geografía con su gente, muy querible por cierto. Después desde 1811, un gran sociólogo de nombre Castoriadis que vino al país decía algo así como: «nosotros podemos ver como la sociedad se viene abajo, ¿haremos algo los sociólogos para salvar a esta sociedad decadente? Como otras veces, no, dejemos que ella se salve sola, ya está grande»… Y sí, la gente empobrecida es lo que más duele en Paraguay…”

 

***

La vida se fue sucediendo para Miguel, quién tuvo muchas distinciones, hasta el día de su temprana partida, pero ninguna tan leal a sus principios, ni tan entronizada en su sentir, como la de Poeta. Nos queda el recuerdo de su brillante métrica y estilo, con el valor agregado que da la palabra cabal, ajustada en páginas de poemas y relatos de donde brota su brillante legado:

Sé que tras la soledad crece la ilusión…/ …sé que en tu espalda tenés un colibrí/ sé que

un día de estos llegará la mañana/ y me sacará bruscamente del colchón./ Sé que no

existe el fin/ que todo termina y vuelve a empezar / Sé que Fabio Zerpa tenía razón /

que cuatro no siempre es dos más dos / sé que estás del otro lado/leyendo estás líneas

al pasar…

Comentarios

.
Sin comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.

.