Sombras en la noche y su festival online arrasan en internet

 

Carlos Tarabal y Jorge R

Carlos Tarabal y el actor Jorge Ramos.

El 1er. Festival de cortometrajes Sombras – Prócer latino inició el pasado 10 de diciembre y va hasta el 20 de este mes. Es el primero en su género y se lleva a cabo en el Fanpage de Facebook de “Sombras en la noche”, donde están disponibles los 10 cortos en competencia. La misma es una idea de Carlos Tarabal, creador de la recordada serie de ficción paraguaya “Sombras en la noche”.

En estos 3 días ha recibido unos 70 mil nuevos fans, y se alcanzaron al menos 200 mil clicks.

Carlos Tarabal nos comentó que el festival surgió a raíz de la insistencia de la gente en ver nuevos materiales de Sombras en la noche, tras un exitoso reencuentro con el público a través de internet. Hace como un año, Carlos empezó a compartir los capítulos de la seria a través de la página web de la misma, luego de digitalizarlos, y desde su fanpage que actualmente llega a los 118 mil seguidores.

“Hemos tenido más de 500 mil reproducciones de las series compartidas, 130 mil se realizaron fuera del país. Es un fenómeno internacional”, resalta Carlos.

Respecto al festival, dijo que vino por el “clamor de la gente que pedía nuevos materiales, actualizados, con nuevos actores”. Fue así que surgió la idea del festival de cortos. “Para que se generen materiales nuevos del tipo que le gusta a los fans, donde vean reflejadas sus historias, sus creencias”.

Primera experiencia

Es la primera experiencia de este tipo en Paraguay, y Carlos agrega, que incluso en Facebook, posiblemente sea la primera vez que se que haga un certamen de ese tipo centrado totalmente en dicha red social. Todos los cortos están cargados en Facebook.

El festival se lanzó en el congreso audiovisual, Tesape. Se presentaron al certamen unos 21 cortos, todos nacionales. 6 más pidieron prórroga, pero quedaron para el año entrante. La temática de la convocatoria giraba en torno al folclore, creencias populares, mitos y leyendas de la cultura guaraní. Que mantengan la esencia de la serie. La convocatoria estaba dirigida para toda el área de influencia del guaraní, además de Paraguay, Brasil, Argentina y Bolivia. En esta primera edición, sin embargo, solo se presentaron trabajos paraguayos, de varias ciudades.

De los 21, quedaron 10 cortos. “Con el dolor del alma tuve que decir no a 11 películas”. La decisión estuvo a cargo de un jurado integrado por Juan Carlos Maneglia, Tana Shembori, Ana Mello, Jorge Ramos, Richard Careaga, John Aveiro, y Osvaldo Ortíz.

“Se tuvieron en cuenta la calidad de las películas, la fotografía, el guión, que las historias conserven la esencia de sombras en la noche”, indicó.

“Antolina” de Miguel Agüero, “Ente maldito” de Henry Prado, “Gabino” de Carlos Cardozo, “Okape” de Matías Franco, “Eju Malavisión” de Santiago Eguia, “Ingrato” de Pablo Franco, “Pomberus” de Carleto Sope, “Malavisión” de Yasmina Samudio, “Mateo” de Carlos Silva, “Mi Culpa” de Mauricio Ortega.

El primer premio, que lo define el jurado, es una cámara Sony full HD, de Man/ Pizzo, mientras el segundo premio, que es definido por el voto del público, es de 10 millones de guaraníes. Entre el público participante del festival, con sus votos y comentarios, se sortearán 10 tablets.

“El festival superó ampliamente nuestras expectativas”, dice.  El fanpage de “Sombras en la noche” superó los 118 mil fans, y esto incluso trascendió, pues gracias a que la gente comparte, la llegada se duplicó.

"Antolina", una de las competidoras.

«Antolina», una de las competidoras.

Sobre el fenómeno Sombras en la noche

Sobre la exitosa serie “Sombras en la noche”, que hoy vuelve a encontrarse con el éxito en plena era digital, Carlos reflexiona: “trasciende en el tiempo, hoy vive una explosión mundial, es más que ficción, es algo místico, de nuestra cultura. Lo más puro del alma guaraní, por eso es el éxito de sombras en la noche. Es un ícono de la cultura paraguaya”.

Hay un antes y un después de “Sombras en la noche”, dice Carlos. Recuerda que cuando le planteó el proyecto a Muñeca Lacasa y a Sergio Mancusi, se habían hecho muy pocas películas en Paraguay. “Y vos querés hacer una película por semana, estás loco!”, le dijeron. Sin embargo se hizo, y tuvieron un éxito brutal.

En sus emisiones, la serie alcanzaba el primer puesto del rating televisivo. “Sobre todo al tercer año hubo una explosión nuclear, por las historias”. Era el tema de comentario de la gente al día siguiente, cada lunes. Y el público se compenetraba tanto con las historias que los actores vivieron anécdotas tragicómicas en la vida real. Recuerda que en una ocasión, un quinielero persiguió con un cuchillo al actor Wilfrido Acosta en la calle, porque el día antes había interpretado a un violador. “Marcó un punto de inflexión en la ficción nacional. Es el punto de partida para la nueva ficción, hizo escuela, animó a mucha gente a hacer cine en Paraguay, demostró que es posible hacer y que guste”.

“El pueblo se identificó con la serie, por eso 20 años después, cuando sacamos la página, se volvió un éxito mundial incluso. Donde hay una computadora y una guampa, hay sombras en la noche”.

Hijo adoptivo

Carlos dice estar orgulloso del festival, y que lo trabajaron con mucho amor y cariño, sin interés de lucro, por amor al arte. Tarabal nació en Montevideo, pero vive hace 34 años en Paraguay. “Me considero un hijo adoptivo de Paraguay. Con lo que hago trato de devolver un poco lo que me dio”.

Respecto al escenario que vive la ficción paraguaya hoy, Carlos recuerda que cuando hizo Sombras en la noche, su sueño era esto que está pasando hoy. “Una explosión del audiovisual, que se hagan realizaciones, que genere empleo, que la economía naranja crezca, y que se realicen sus sueños. Pensé que se produciría más rápido, pero son momentos, por eso hay que incentivar también”.

Por ello, Carlos con su fundación Prócer Latino busca desarrollar y fomentar producciones, coproducciones, todo lo que es arte audiovisual, y que esto genere trabajo digno a la gente. Invita a la gente a apoyarlo.

En el festival conoció gente muy talentosa, “me superaron los trabajos que hicieron, hay obras que me hicieron llorar. No solamente hay historias de acción y ficción, hay rescate de historia y memoria de la cultura paraguaya y su folclore”.

Televisión

Respecto a los seguidores que piden que vuelvan nuevos capítulos a la televisión, dijo que lo ve difícil, por los altos costos que implica, siendo que las televisoras compran enlatados por 1000 dólares, y se hacen de grandes ingresos. “Si para los empresarios no es importante importante llegar al corazón del público, bueno, es política de los canales”. Comentó que visitó a varios canales para ofrecer proyectar los viejos capítulos, sin embargo encontró reticencia que no entiende, debido al conocido éxito de la serie.

Tarabal está actualmente metido en proyectos de ficción. Recientemente participó compitiendo en un festival de Brooklyn, con su corto “La venganza de la vaca muerta”. Además tiene un proyecto de largometraje.

Con su fundación seguirá incentivando a los realizadores, con concursos de cortos, guiones y festivales.

 

 

Comentarios

Sin comentarios

Déjanos tu opinión