Reporte sobre la vuelta a escena de Corrosión

“¡Volveremos!”. Esta es la palabra con que, a los gritos, Nene Barbosa despedía la noche en que Corrosión se presentaba nuevamente en Paraguay después de largos 18 años.  Inmediatamente la pregunta que surgiría entre el público sería: ¿cuándo? La respuesta llegaba apenas dos días después cuando la banda anunciara un nuevo show.

La cita es hoy en Kop Town junto a The Force y Patriarca. Esperamos que el regreso vaya mucho más allá de esta fecha. Mientras tanto, a continuación va un recuento de los mejores momentos del show que Corrosión brindó en el Sol de América, incluida una entrevista con la banda en la previa y en el post del regreso.

Corrosión: Markus Wölfel; Fabio Correa y Nene Barbosa juntos sobre un escenario luego de largos 18 años. Foto gentileza: Fede Fassardi

La antesala

Poco ético sería hablar de Mastermind, una banda a la que no llegué a tiempo a ver, pero sí puedo decir que en la entrevista previa al show, el baterista Santiago Bernal tiene palabras muy amables para con ellos. El segundo grupo en entrar en escena fue The Suffer, uno de los pesos pesados de la escena de death metal nacional. La propuesta agresiva y brutal de la banda empezó a sacudir al público durante varios momentos del show. Esto se evidenció aún más cuando finalizaron su set con “Suffer the children”, el gran clásico de Napalm Death.

Mientras que Muiredach demostró su profesionalismo y efectividad con su muy bien ejecutado power metal con el que hace un buen tiempo se vienen ganando los aplausos del público heavy. Luego sería el turno de una de las bandas pioneras del death metal en nuestro país. Funeral pisaba los escenarios también después de muchos años. La banda volvía con nueva formación, ya sin el popular Basilio Coronel en la voz. Los de Villa Aurelia se despidieron con “Countess Bathory”, un clásico de Venom que siempre estuvo presente en su repertorio. En todo momento el público respondió al regreso de Funeral.

Jorge «Gato» Sánchez tuvo una excelente performance en voces. Hay cierto parecido con Pichón que asombra. Foto gentileza: Fede Fassardi

La gran vuelta de Corrosión

Pasó tanto tiempo desde la última vez que Corrosión se presentó en vivo sobre un escenario que la vuelta de la banda a Paraguay además de generar muchas expectativas también generaba diversas interrogantes. ¿Respondería a uno de los grupos más importantes e influyentes de su escena?, la pregunta entre los organizadores. ¿Quién cantaría en lugar de Pichón?, la principal interrogante entre el público.

La propuesta fue celebrar el 20 aniversario de “Report of Exploitation”, uno de los discos más importantes del metal nacional, cuya edición sucedió en una época en donde para una banda de metal entrar a un estudio de grabación parecía una utopía. Corrosión lo hizo y nada  menos que en Nas Nuvens, el estudio de grabación más importante de Brasil.

El sábado 28 de diciembre los guitarristas Nene Barbosa y Fabio Correa; el bajista Markus Wölfel y el baterista Santi Bernal se reunían nuevamente sobre un escenario después de 18 años. La espera había concluido. Corrosión volvía a escena. Nada más hubo que esperar el arranque del show para confirmar que los músicos de la banda dejarían todo sobre tablas – una vez más – durante esa noche.

Cuando sonaron los primeros acordes de “Zeitgeist” la emoción se apoderó del público. Inmediatamente uno confirmaba que las  canciones de “Report of exploitation” siguen generando todo tipo de emociones a juzgar por los rostros que se podían notar en chicos bastante jóvenes con otros que rondaban los 40 años. Los más eufóricos se agolpaban al frente del escenario del Sol de América. Además, se sabe que el metal nunca  fue una cuestión de edad.

Al segundo tema apareció el primer cantante invitado: el vocalista de Steel Rose, Turko Nazer, quien se haría cargo de “Hitch-Hiking to death”, o mejor dicho, “Aventón de la muerte”. Para el momento de “Frenetics”, Fabio Correa ya se lucía metiendo increíbles solos con su guitarra de ocho cuerdas. Al igual que Nene Barbosa, a quienes ni la difícil acústica del Sol de América pudo frenar en su ímpetu y talento a la hora de hacer sonar con todo a sus guitarras.

Markus Wölfel y Nene Barbosa en uno de los momentos del show. Atrás, el legendario Santiago Bernal en la batería. Foto gentileza: Fede Fassardi

Para la cuarta canción llegaría el turno de Jorge Sánchez al micrófono, quien se plantó sobre el escenario con pandereta en mano y con toda la energía que caracteriza al cantante de Koga. Fabio lo presentó como el “old schooler fucking Gato”. Vale decir que  Jorge se ganó a la audiencia no sólo por su excelente performance, sino también por el parecido en apariencia y carisma on stage con Pichón  (aunque uno nunca haya visto a Pichón se saben historias suyas sobre las tablas).

Con Jorge al frente la banda realizó  “Noema” y “Huellas de Corrosión”. A esta altura ya se vislumbraba que todas, o la gran mayoría de las canciones serían interpretadas en su idioma de origen: el castellano, motivo por el que automáticamente las composiciones que todos conocíamos del disco adquirían una tonalidad diferente. También uno confirmaba que participarían diversos vocalistas de bandas locales en la difícil tarea de reemplazar a José “Pichón” Florentín, ausente en esta reunión de Corrosión.

Nene Barbosa dedicó la canción que harían a continuación a tres personas ya fallecidas y muy importantes para la banda: Walter Melgarejo, el ilustrador de la portada de “Report of exploitation”; Roberto Thompson, el legendario guitarrista de Pro Rock Ensamble y Jeff Hanneman, el malogrado guitarrista de Slayer. Lucas Colmán, el cantante de Wisdom, se haría cargo de “Skeletons of society”, el cover de Slayer que Corrosión hace desde sus primeras presentaciones en vivo allá por 1991.

Luego de un problema con el audio del micrófono fue con el siguiente tema que Lucas  pudo mostrar de qué está hecho complementando de manera brutal su voz con la música de la banda. El esperado tema inédito que se sabía formaba parte del repertorio del show y que lleva por título “Letargia ancestral” sonó con un intenso doble bombo que marcó la canción desde su inicio. Punto para el incansable Santiago Bernal en la batería, pilar fundamental de Corrosión.

Hay que decir que la acústica se presentaba complicada (como tantas otras veces) en el Sol de América en donde siempre es difícil redondear un buen sonido. Parece nunca importar que los sonidistas echen mano a la mejor tecnología disponible además de sus mejores esfuerzos para que todo salga ajustado. Tarea muy difícil conseguir un buen sonido en este recinto. Pero este problema era compensado con creces por los músicos de Corrosión quienes tocaban con una intensidad admirable.

Nene Barbosa, el thrasher en zapatillas y bermuda. Foto gentileza: Fede Fassardi

Llegaría el turno de Javier Comas, guitarrista y vocalista de Patriarca, quien haría una gran versión de “Reinos depredados”.  De igual manera su performance nos traería a la mente a Pichón, quizás por cierto timbre de voz que utilizó para esta canción. Desde el escenario Fabio anunciaba que “Corrosión es una gran familia”, al mismo tiempo que pedía vitorear el nombre de Santi a quien le hicieron trabajar bastante durante “The Castle of Sir Jan” ya en ese momento con Julio Franco en la voz, quien también se encargó de “Genesis of terror”.

La gran fiesta metalera nacional estaba llegando a su fin con casi todos los vocalistas presentes sobre el escenario (faltaba el Turko) sumados a invitados muy especiales para Corrosión como lo fueron los guitarristas Felipe Vallejos y Nicolás Nielsen, este último quien también fuera integrante de la banda. La sorpresa llegó con uno de los grandes clásicos del metal como lo es “Ace of spades” de Motörhead. Este fue uno de los momentos altos y más emotivos del show.

“¿Qué música está faltando? preguntó Nene, el desprejuiciado guitarrista de Corrosión que salió a tocar en zapatillas, bermuda y sin remera.  Con Lucas Colmán y Julio Franco en voces llegaba el momento de la canción que todos esperábamos escuchar: “Tesay ro”, el inmenso himno del metal paraguayo. Una canción que seguramente ocupa un lugar especial en la vida de todos los presentes. Sobre todo de los músicos que la compusieron.

A los cuatro integrantes de Corrosión se los vio disfrutando con una sonrisa de oreja a oreja durante todo el show. Tan emocionados estaban que al finalizar “Tesay ro” Nene se lanzó desde el escenario encima del público que lo llevó hasta el otro extremo del campo de juego para traerlo de vuelta hasta el frente. Una manera extrema la de Nene de demostrar la emoción que sentía por volver a tocar junto a sus amigos, lo que fue muy bien recibido por los headbangers.

Ante la insistencia del público volverían a hacer de nuevo una canción más. “Reinos depredados” sonaría nuevamente, pero esta vez con “Gato” al frente y acompañado por Lucas. Un gran solo de guitarra metió Nene al finalizar la canción. Fueron 14 temas en total, más de hora y media de show con un público que vivió intensamente cada canción.

Al finalizar el show, saludo oficial entre todos los músicos para con el público, con abrazos muy emotivos entre Nene; Fabio; Markus y Santi. Se los notaba a cada uno de ellos felices por lo que acababan de vivir. ¡Volveremos! gritó Nene antes de retirarse del escenario.

El pre show

“Buscanos cerca del back stage cuando Muireadach termine su show”, fueron las palabras de Santiago Bernal, baterista de Corrosión, al momento en que lo encontré paseando entre el público y le pregunté si le molestaría que les haga unas preguntas antes de que suban al escenario. Santi reunió a Markus y a Nene (Fabio estaba perdido entre el público) y entre los tres respondieron lo que sigue a continuación.

¿Cuándo fue la última vez que compartieron camarín y qué se siente volver a hacerlo después de tanto tiempo?

Nene: La última vez que compartimos camarín fue en Brasil en el 95. Específicamente en el Circo Voador ¿Qué se siente? Hoy es una locura porque hay tanta gente que hace mucho que no veíamos. Realmente hasta ahora no compartimos camarín, estuvimos saliendo y entrando, saludando gente.

Santi: Vi tantos rostros de antiguos amigos. Una cosa es el factor común. Se siente una energía de hermandad entre los perros.

Markus: 18 años sin vernos, estuvimos en contacto, pero sin habernos visto. Estuvimos en contacto por teléfono y por email. Yo en los primeros ensayos lloré.

Sobre el final del show, toda la banda se mostró agradecida y emocionada con los presentes. Foto gentileza: Fede Fassardi

Tienen un repertorio de 13 canciones para esta noche. Obviamente la base es Report of exploitation.

Santi: Sí, es el disco “Report of exploitation” y un tema que los perros tal vez conozcan sólo en su versión vivo porque la tocamos muy pocas veces. Un inédito, prácticamente.

¿Están al tanto de la escena nacional?

Santi: Que vengan Megadeth, Slayer o Iron Maiden es un buen signo. Las bandas nacionales ahora lanzan material nuevo. Esta muy cambiada la escena. Está en vías de profesionalizarse. Antiguamente era todo a nivel garaje. Esa es la gran diferencia. Los perros están trabajando, estudiando y tocando. A mí me gusta mucho Mastermind. Los representantes del Este esta noche sin olvidar a Ariman, a Kuazar. Todos ellos dignos símbolos del Este.

¿Cómo sintieron la interacción con los cantantes que los van a acompañar esta noche?

Santi: A Ozzy Osbourne le gustó, va a cantar hoy aquí. Bon Scott también (risas). Fue muy curioso porque como todos saben Pichón no va a estar presente por motivos espirituales, por decirlo de alguna manera. Los perros que vinieron se ofrecieron a cantar. Esa es una forma de demostrar realmente que la semilla fue creciendo y hoy esto es una jungla de metaleros.

Nene: No sólo se ofrecieron sino que vinieron listos y preparados con todo como verdaderos fans. Ellos mismos decían que desde los 14 o 15 años iban a vernos. Iban a todos nuestros conciertos. Claro, de esa época no podemos recordar quién era quién. Vinieron preparadísimos y dispuestos a prestarnos una gran ayuda. Bueno, lo van a ver dentro de poco.

Markus: El apoyo que estamos recibiendo es fantástico. Para mí es increíble. En 18 años es la primera vez que vuelvo a Paraguay. No lo hice ninguna vez y lo lamento mucho. Voy a volver con más frecuencia ahora.

El público no los dejó ir así nomás. Santiago Bernal; Markus Wölfel; Fabio Correa y Nene Barbosa sintiendo la admiración del de la audiencia. Foto gentileza: Fede Fassardi.

¿Hasta qué punto insistieron en sumar a Pichón?

Markus: Hasta ayer, básicamente.

Santi: Hasta que él dijo no. Eso fue hace poco tiempo. Se le respeta. La vida sigue.

En algún momento puede suceder que Pichón tenga ganas nuevamente.

Santi: Depende de él. Corrosión es una banda. Somos cinco. Pichón puede venir si lo desea.

¿Cuál es el show que más recuerdan?

Santi: A mí me gustaron mucho los shows en el metalódromo (Asociación  de Músicos del Paraguay). Todos ellos.

Nene: Yo recuerdo mucho el primer show. En un lugar cerrado. Gente por todos lados. Inolvidable.

Se nota que hay una esencia que permanece.

Santi: Sin duda. Aquí se demuestra que esto no es una moda. Podés tener corbata y traje pero adentro está adentro lo que tenemos.

Esto es una verdadera fiesta del metal nacional. ¿Cuál es la proyección de Corrosión de aquí para adelante?

Santi: Nuestra mente está en hoy 28 de diciembre de 2013. Lo que venga mañana no tenemos muy claro todavía. El presente nuestro es hoy pero todo puede suceder.

Nene: Sin ninguna duda. Yo creo que existen posibilidades. Tocamos hace una semana por primera vez los cuatro juntos. Uno está un poquito más gordo. Otro está un poquito más flaco. Tocamos juntos con mucha energía.

El post show

Hace varios minutos que Corrosión terminó su esperado show de regreso en Paraguay. En eso me propongo buscar a cada uno de los integrantes para la humilde y predecible pregunta sobre las impresiones y sensaciones que tenían luego del regreso de la banda sobre las tablas. Todavía en ese momento los músicos de Corrosión se encontraban sacándose fotos con toda persona que amablemente se los pedía. Las revoluciones todavía estaban a mil.

Afiche promocional del show de esta noche junto a The Force y Patriarca.

¿Cómo viviste el regreso de Corrosión?

Santi: Me sentí como hace 20 años atrás. El balón de oxígeno que yo necesité esta noche el público me lo dio. Fue sin parar, ni sentí esta hora y media de show. Buen reencuentro. Después de esto puede que sigamos conversando. Puede que haya algo grabado en un futuro y puede ser en 2014 ya. Y una grabación nos puede llevar a un show o dos más. Puede haber una extensión de este concierto.

Fabio: Emocionante. No sé si te diste cuenta pero estuvimos todo el tiempo con la sonrisa de oreja a oreja. Fue la realización de un sueño para nosotros después de 20 años estar acá otra vez. Nunca podemos decir que no a una continuación. Estamos todos juntos de nuevo. Con Internet todo es posible. Además de ser amigos somos hermanos. La energía entre nosotros es fantástica. Así que hacer algo nuevo, ¿porque no?

Nene: Fue muy corto. Demasiado corto. Tenemos que hacer esto múltiples veces. Pasó demasiado rápido. Me hubiese gustado ver más gente y más amigos en este lugar que es bastante grande. Tal vez en la siguiente versión podamos hacer eso. Promover música nueva que tengamos. Producir algo mayor y mejor, pero la energía que tenemos sobre el escenario está a punto. Fue muy emotivo y creo que conseguí expresarlo con el salto del escenario al público. Eso es más importante que las palabras a veces.

Markus: Muchas gracias por todo el apoyo que estamos sintiendo. Eso es fantástico. A mí me está tocando bastante todo esto. El apoyo y cariño de la gente es increíble.

Comentarios

Tags:
.
Sin comentarios

Déjanos tu opinión

.