Purpurina en tanto estrés urbano

La imagen del hombre es precisa, transparente. Trae una guitarra sencilla, de buena madera. Hay poco acompañamiento de sonido y de luces, pero el argumento artístico superaría esos detalles, a veces tan necesarios.

Su madre lo mira con orgullo, aunque recuerda lo difícil que ha sido para ella entender esta opción de su hijo. “Ahora, mirá dónde está”, se dice, nos dice. Las cuerdas de Juan Duarte se desdoblan en punteadas precisas y recodos preciosistas. En el segundo tema se diluye la tensión. Y desborda toda su potencialidad en Ysyry ñembosarai, una polca de acordes múltiples. Será, con seguridad, una referencia ineludible en nuestra tradición musical.

Juan, en guitarra, viene de las profundidades de Agustín Pio Barrios y de esa matriz recrea con lo que tiene a mano, a la vista: su vida, sus relaciones, su mundo, que ya no es solo jazmín y aire puro, es también ya hollín y tráfico y arroyos que no se ven, taponados por el asfalto y la basura. Por eso la textura de Bohemias asuncenas tiene giros sencillos, giros abruptos. ¿Qué es uno si no su tiempo?

A sus 30 años, a este músico de Villa Elisa se le nota disfrutar ya de su arte, de su creación. Es maestro de guitarra y crea. Panambi raity, su segundo disco, presentado la noche del pasado viernes en la sala Baudilio Alió del Teatro Municipal, es purpurina en tanto estrés urbano. Es su primer disco de composición propia. Vale la pena reencontrarse con nuestros creadores, los que tienen la delicada tarea de no sucumbir en el intento. De eso también se trata crear en nuestro país. De sostener la creación como afirmación de la propia identidad.

 

Comentarios

.
Sin comentarios

Déjanos tu opinión

.
Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.