La colección “Psi Crítica”, una invitación para pensar y hablar de nuestra salud mental

Este miércoles 3 de febrero, a las 19 horas, en la Alianza Francesa, se lanza la colección “Psi Crítica”, compuesta de tres libros. Textos escritos desde la psiquiatría crítica que se titulan: “Ejedencuadrá” (Agustín Barúa Caffarena); “Psiquiatría sí…pero crítica” (Carlos Arestivo) y “Las disciplinas Psi en el banquillo” (Charles Rodas).

Por Arístides Ortiz Duarte

Se lanza esta colección en medio de la ola de sufrimientos mentales que el duro confinamiento y distanciamiento sociales del año pasado dejó a su paso. Trastornos y enfermedades que ya estaban en la sociedad pero que fueron agravados por la pandemia. Asuntos de salud mental de los se sigue hablando poco, por los prejuicios y tabúes culturales y sociales que envuelven lo mental. Aunque muchos lo sigan negando, la ansiedad, la angustia, la depresión, el pánico y los suicidios están en y entre nosotros cada hora y cada día de nuestras vidas.

Los tres libros citados no solo traen el interpelador y pavoroso tema de “la locura”. Proponen, sobre todo, una interpretación de ella desde la psiquiatría, a partir de las experiencias profesionales y las investigaciones de sus autores. Plantean una mirada desde un lugar específico: una psiquiatría cuestionadora que desafía a sus futuros lectores (sean o no profesionales y trabajadores de la salud mental) a abandonar la lectura simplista de lo humano. A sacarse esos lentes engañosos que nos hacen ver que un sufriente síquico es solo un “loco”, una persona que “no está bien”, que la causa de su sufrimiento es “individual”, y que “es un peligro”. No hay otra cosa que hacer entonces más que encerrarlo en el Neurosiquiátrico.  Puesto el “loco” en el loquero, “extirpado” el enfermo de la “sociedad sana”, está resuelto el problema.

Para desconstruir esta idea de los sufrientes síquicos como una realidad ajena a nosotros los «sanos», los tres libros proponen ir acabando con la institución (el pensamiento, el sentimiento y la práctica) del manicomio, ese lugar de “locos” y “enfermos” necesario para proteger a la sociedad. Desarticular esta idea de lo manicomial desde la sociedad y el Estado, pero también desde las familias y los medios de comunicación.

Hay una cualidad que suma al abordaje de la salud mental que contienen los tres textos: Arestivo, Barúa Caffarena y Rodas tienen una ya larga y reconocida experiencia profesional en la psiquiatría crítica. Tienen una comprometida práctica que, con sus pacientes, sus reflexiones y su investigaciones, va develando lo profundamente complejo, social y humano que hay en la salud mental de estos tiempos.

Comentarios

.
Sin comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.

.