Elon Musk y el desafío del hambre, el problema central del mundo

El megamultimillonario dijo que aceptaría donar 6 mil millones de dólares a las Naciones Unidas con la condición de que le expliquen cómo se terminará con el flagelo de la alimentación deficiente de casi un tercio de la población mundial. Los burócratas internacionales buscaban que este gesto quede confirmado y que pueda ser un punto de partida para ocuparse del problema más vergonzoso de toda la humanidad.

Por Jorge Zárate

Muere más gente de hambre que por Covid 19, sin embargo el tema no adquiere la centralidad necesaria. Quizá por eso, David Beasley, director ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos (PMA), lanzó el desafío a los megamultimillonarios.

Les pidió que donen un 2% de sus gigantescas riquezas para ayudar a combatir el flagelo del hambre.

Calculó entonces que para cada uno serían «US$ 6.000 millones para ayudar a 42 millones de personas que literalmente van a morir si no los ayudamos. No es complicado», dijo en una entrevista con la CNN en la que apuntó específicamente a dos de los más ricos de la lista: Jeff Bezos y Elon Musk que hoy pelean a ver quién es el primero en poner en órbita una red de satélites para proveer Internet.

«Deben dar un paso al frente ahora, por una sola vez», requirió con tono seguro.

Lo hizo poniendo el ejemplo de la difícil situación de Etiopía, donde 5,2 millones de personas necesitan urgentemente asistencia alimentaria en la región de Tigray, donde se libran combates de la guerra civil que afronta el país. «Nos hemos quedado sin combustible. Nos hemos quedado sin efectivo, en términos de pagar a nuestra gente, nos estamos quedando sin dinero y no podemos ingresar nuestros camiones… No sé de dónde obtienen la comida», comentó Beasley.

Puso un ejemplo más cercano al mencionar el “Corredor Seco” que integran Guatemala, Honduras, El Salvador y Nicaragua, explicando que “solo en esa área estamos alimentando a mucha gente y el clima está cambiando con huracanes e inundaciones repentinas; es simplemente devastador».

Musk le respondió en Twitter: «Si el Programa Mundial de Alimentos puede describir en este hilo de Twitter exactamente cómo u$s 6.000 millones resolverán el hambre mundial, venderé acciones de Tesla ahora mismo». Y agregó: “Pero debe ser una contabilidad abierta, para que el público vea con precisión cómo se gasta el dinero».

Beasley, rápido, respondió que los 6 mil millones de dólares no resolverían el problema del hambre en el mundo como Musk twiteó con ironía, «pero evitarán la inestabilidad geopolítica, la migración masiva y salvarán a 42 millones de personas al borde de la inanición». Una crisis sin precedentes y una tormenta perfecta debido a las crisis Covid/conflicto/climática».

El jefe del Programa de Alimentos siguió proponiendo: «En lugar de twits, permítame mostrarle. Podemos reunirnos en cualquier lugar –en la Tierra o en el espacio–, pero sugiero que lo hagamos sobre el terreno, donde podrá ver al personal del PMA, los procesos y, sí, la tecnología del PMA, en funcionamiento», escribió Beasley.

Musk retrucó: «Por favor, publique su gasto actual y propuesto en detalle para que la gente pueda ver exactamente a qué va el dinero», dijo Musk en una respuesta en Twitter. «La luz del sol es algo maravilloso».

Beasley le pidió que revisara el sitio web de la ONU en el que están los datos que pedía Musk: «No dude en buscarlos, somos un libro abierto». En 2020, la agencia recibió 8.400 millones de dólares en donaciones, siendo sus principales contribuyentes Estados Unidos, Alemania y el Reino Unido.

A pesar de ello, acusó un déficit de 5.300 millones de dólares respecto a sus necesidades.

Para promover un probable encuentro el jefe del PMA le escribió finalmente: «Hiciste 500K Teslas el año pasado. Alimentamos a más de 115 millones de personas con casi 20 mil millones de raciones. Sabes cómo hacer coches; nosotros sabemos cómo alimentar a la gente. Décadas de experiencia probada. Sistemas y operaciones en su lugar. Espero poder mostrarte cómo lo hacemos. Quizás puedas mostrarnos cómo hacerlo mejor».

En los momentos más duros de la pandemia, la población vulnerable recurrió a las ollas populares ante la falta de trabajo y alimentos.

Desigualdad

El episodio es significativo si se tiene en cuenta que un grupo de 12 multinacionales aumentaron un 40% sus fortunas durante los primeros 6 meses de la pandemia de la Covid-19 mientras 100 millones de personas se sumaban al gigantesco grupo humano que vive en extrema pobreza.

Con este agregado, los que viven con poco menos de dos dólares por día son en total mil millones de personas.

La Revista Forbes, quizá la más influyente del mundo, informó que 12 de los “billionaires” (“Mil millonarios” en español, ya que los estadounidenses llaman “billion” al mil de millón) fueron especialmente beneficiados.

Jeff Bezos, dueño de Amazon, superó la barrera de los 204 mil 600 millones de dólares (mdd) en agosto pasado. Aumentó su patrimonio en unos 89 mil millones de dólares en ocho meses ya que en enero de 2020 declaró tener 115 mil millones de dólares. La lista incluye Bill Gates de Microsoft; Mark Zuckerberg, de Facebook y; Elon Musk, dueño de Tesla y SpaceX, entre otros (Ver Info).

Ganaron los líderes de las empresas de la llamada “cuarta revolución industrial”, que desarrollan la era digital y la Inteligencia Artificial (IA) por la paralización de las actividades presenciales en las líneas de producción

Todo esto mientras 2 mil millones de personas no tienen suficientes alimentos nutritivos y 3 mil millones no pueden permitirse dietas saludables, según datos de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Los empresarios lo saben: «A nivel mundial, 1 de cada 9 personas se enfrenta al hambre. Para los niños, el padecer hambre es especialmente devastador con implicaciones como retraso en el desarrollo, enfermedades crónicas y problemas de conducta», aseguró Roberto Vázquez, director de Asuntos Corporativos para Kellogg Latinoamérica. El gigante de los cereales puso en marcha la iniciativa «Mejores Días», un compromiso de crear para 3 mil millones de personas en el 2030 programas de seguridad alimentaria y resiliencia climática con consumo y producción sostenibles, reportó la agencia española de noticias Efe.

Justin Byworth, director del grupo de ayuda humanitaria de World Vision Internacional recordó que “la pandemia ha provocado la pérdida de puestos de trabajo y la disminución de los ingresos, lo que está obligando a millones de familias a saltarse comidas, a optar por alimentos más baratos y menos nutritivos, o a prescindir de ellos”.

Contundencia

Las metas funcionan en los organismos internacionales como proyecciones para los estudios técnicos ya que en general nunca se cumplen.

Por caso, 2030 es la que fijó la ONU para acabar con el hambre.

Hubo progresos contra la desnutrición desde 1960, pero de acuerdo al Índice Global del Hambre “los efectos económicos de la pandemia, el cambio climático y los conflictos armados han provocado un marcado incremento del número de personas que sufre hambre en el mundo… aumentó en 320 millones, elevándose a unos 2.400 millones; casi una tercera parte de la población mundial”.

El índice, elaborado por las organizaciones no gubernamentales «Welthungerhilfe” y «Concern Worldwide” es contundente: «Podemos ver claramente que el progreso se ha frenado o incluso revertido”, afirmó Miriam Wiemers, del equipo ejecutor del estudio.

50 países enfrentan una situación seria o alarmante en cuanto a la alimentación de parte significativa de su población, la gran mayoría, africanos.

Más agricultura y más hambre

La producción de cereales, como el trigo, se mantiene en aumento en el mundo, así como la de carne y la actividad agrícola en general, pero en contrapartida el hambre también aumenta, expone el nuevo Anuario Estadístico 2021 de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, su sigla en inglés).

El valor añadido mundial generado por la agricultura, la actividad forestal y la pesca aumentó 73% en términos reales entre 2000 y 2019, cuando llegó a los 3,5 billones (millones de millones) de dólares. La agricultura proporcionó empleo a 874 millones de personas en 2020, es decir, a 27% de la mano de obra mundial.

La producción total de cultivos primarios aumentó 53 por ciento entre 2000 y 2019, alcanzando un máximo histórico de 9400 millones de toneladas en 2019.

La mitad de la producción mundial de cultivos primarios se compone de solo cuatro cultivos, a saber, caña de azúcar, maíz, trigo y arroz.

La producción de aceites vegetales aumentó considerablemente por el incremento de la demanda de aceite de palma, cuya producción se duplicó con creces entre 2000 y 2018.

La producción de carne también registró un considerable aumento, creciendo 44% entre 2000 y 2019 hasta alcanzar los 337 millones de toneladas.

En lo que respecta a la sostenibilidad ambiental, la superficie forestal disminuyó, entre 2000 y 2019, en 94 millones de hectáreas, lo que supone el tamaño de un país más grande que Venezuela y casi del de Tanzania (947.300 kilómetros cuadrados).

Las emisiones de gases de efecto invernadero relacionadas con las tierras agrícolas disminuyeron 2% entre 2000 y 2019. Pero las derivadas de explotaciones agrícolas aumentaron un 11%, y alrededor de 55% de esas explotaciones están relacionadas con la ganadería.

Lo de los gases no es menor, ya que según el PMA si la temperatura mundial aumenta 2ºc respecto a los niveles preindustriales, unos 189 millones de personas adicionales terminarán sufriendo hambre.

El representante de la FAO en Turquía, Viorel Gutu, aseguró que se deben tomar medidas urgentes, de lo contrario, al menos 660 millones de personas seguirán sufriendo de falta de alimentos para dentro de una década.

Al citar el informe “El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo 2021 (SOFI 2021)”, el funcionario aseguró que los conflictos, la variabilidad y los extremos climáticos, la inestabilidad económica y la alta desigualdad de ingresos son los principales impulsores del hambre, la desnutrición y la inseguridad alimentaria.

El secretario general de la ONU, António Guterres, recordó el 16 de octubre pasado, Dia Mundial de la Alimentación que la forma de producir, consumir y desperdiciar la comida “supone una pesada carga para el planeta” y produce “una presión histórica sobre nuestros recursos naturales, nuestro clima y nuestro medio natural”.

El diagnóstico es claro, es evidente que falla la acción.

Impuesto de 15% a

las multinacionales

Los líderes del G20 acordaron en Roma la adopción de un impuesto mínimo mundial de un 15% a las multinacionales para evitar la evasión impositiva en los países que operan.

El tributo se implementaría recién en 2030 y según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) tendría dos componentes, uno primero que dejaría el 10% en el país de origen la empresa y el restante 5% se repartirá en los países donde operan las compañías, y otro mínimo del 15% se le cobrará a las corporaciones que tengan una facturación de al menos 750 millones de euros.

El acuerdo se alcanzó tras cuatro años de intenso debate y tiene apoyo explícito de Estados Unidos; Brasil, Francia, Corea del Sur, entre otros.

Se conoció también que el tributo abordará los retos fiscales que plantea la digitalización y globalización de la economía.

Tributo en Latinoamérica

Un impuesto a la riqueza para recaudar USD 26.504 millones fue propuesto por la Red Latinoamericana por Justicia Económica y Social (Latindadd), una organización integrada por 24 instituciones y organizaciones sociales de 13 países de la región, en su informe «Ahora o nunca: impuestos a la riqueza y las grandes fortunas en América Latina y el Caribe».

El fondo creado con la aplicación de un impuesto a los multimillonarios de la región garantizaría, entre otras cosas, el acceso a la vacuna gratuita contra el COVID-19 o combatir la pobreza extrema, indicaron los proponentes.

El documento remarcó que la crisis causada por la pandemia hará retroceder en más de 15 años la lucha contra la pobreza en la región, ya que a finales de este año unos 45 millones de personas habrán caído en la pobreza mientras que el producto interno bruto (PIB) se desplomará cerca de un 9,1 %.

A pesar de ello, los milmillonarios de la región aumentaron su riqueza en 48.200 millones de dólares durante el periodo más estricto del confinamiento y «fueron los grandes ganadores de la crisis», según el texto de autoría de la economista Rosa Cañete.

Por otra parte, un estudio de la Cepal destacó que “en la región, 67% de los hogares urbanos está conectado a Internet, en tanto que en las zonas rurales solo lo está el 23% de ellos. En algunos países, como Bolivia, El Salvador, Paraguay y Perú, más de 90% de los hogares rurales no cuentan con conexión a Internet. Incluso en países en mejor situación, como Chile, Costa Rica y Uruguay, solo la mitad de los hogares rurales están conectados”.

Veganismo versus hambre

El veganismo protege el ambiente, evita la propagación de zoonosis, hace justicia por los derechos animales, provee alimentos de calidad y es económicamente más ventajosa.

Así lo consideró la organización internacional Million Dollar Vegan, recordando, con datos del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, (UNEP por sus siglas en inglés), el 60% de la tierra agrícola mundial se utiliza para pastoreo de animales como respuesta a la demanda de carne y lácteos. A pesar de ello, se desperdicia un tercio de toda la comida producida, en un mundo en el que más del 10% de la población humana pasa hambre.

Lo hizo recordando que el veganismo “es la búsqueda de consideración de los animales ya no como alimento sino como pares que necesitan nuestra protección…Es el reconocimiento de la justicia alimentaria como un precepto básico de derechos humanos. Es la demanda de una transformación agroindustrial como medio para combatir la desigualdad social y el racismo medioambiental”.

Recordó finalmente que “La industria que cría animales para consumo está cargada de un sufrimiento animal abrumador. Genera un alto grado de detrimento medioambiental con impactos desproporcionados sobre las poblaciones más vulnerables. Propicia el surgimiento de muchas enfermedades tanto zoonóticas como de las que más afectan a la población humana”.

Pese al aumento de la cantidad de alimentos producidos, la prevalencia de la subalimentación a nivel mundial se ha incrementado notablemente entre 2019 y 2020, bajo la sombra de la pandemia covid-19.

Nutrición y desigualdad

Acabar con el hambre a nivel mundial hasta 2030 es la meta que fijó la ONU en 2015.

En 2020, cerca del 12% de la población mundial, un total de 811 millones de personas sufrieron hambre en todo el mundo. Fueron 118 millones más con respecto al año anterior.

Unos 320 millones de personas perdieron el acceso a una alimentación adecuada en 2020.

Muere más gente por hambre que por Covid-19 en el mundo

Fallecen 11 personas por minuto, mientras que por el coronavirus fallecen siete cada 60 segundos

La pandemia podría ocasionar 13.6 millones más de niños con desnutrición aguda para 2022

Para finales de 2022 podría ocasionar 283 mil muertes más de niños y niñas menores de cinco años

También a 2.6 millones más de menores de edad con retraso en el crecimiento

Significa que 250 niños y niñas morirían por día por desnutrición

El cambio climático sumaría otras 189 millones de personas en la hambruna a corto plazo.

En África el 21% de la población está desnutrida, más del doble que en cualquier otra parte del mundo. Se calcula que suman 282 millones de personas.

50 países enfrentan una situación seria o alarmante en cuanto a la alimentación de parte significativa de su población.

Mil millones de personas viven en extrema pobreza. La pandemia del Covid 19, sumó 100 millones de personas a esta cifra.

Cerca del 40 % de la humanidad, unos 3000 millones de personas, no pueden permitirse una dieta saludable y el hambre, la subalimentación y la obesidad van en aumento.

2 mil millones de personas tienen sobrepeso grave o sufren de obesidad

Si la temperatura mundial aumenta 2ºc respecto a los niveles preindustriales, unos 189 millones de personas adicionales terminarán sufriendo hambre.

Los megamillonarios

Jeff Bezos, dueño de Amazon, 204.600 millones de dólares (mdd)

Bill Gates, fundador de Microsoft con 114 mil mdd

Mark Zuckerberg, creador de Facebook, 95.500 mdd;

Warren Buffet, fundador de Berkshire Hathaway, 80 mil mdd;

Elon Musk, dueño de Tesla y SpaceX, 73 mil mdd;

Steve Ballmer, exdirector ejecutivo de Microsoft, 71 mil mdd;

Larry Ellison, fundador de Oracle, 67.400 mdd;

Larry Page, cofundador de Google, 67.400 mdd;

Sergey Brin, cofundador de Google, 65.600 mdd;

Alice Walton, accionista de Walmart, 62.000 mdd;

Jim Walton, accionista de Walmart, 62.000 mdd,

Rob Walton, accionista de Walmart, 62.000 mdd.

Otro datos

De acuerdo al Economic Policy Institute la compensación recibida por los ejecutivos de las grandes corporaciones estadounidenses y la de un trabajador típico creció exponencialmente.

En 1965 era 20 veces mayor.

En 2015 trepó a 276 veces

Entre 1978 y 2015 la compensación de los ejecutivos aumentó 940,9%, mientras que la de los trabajadores típicos tan sólo lo hizo en un 10,3%.

En América Latina el 10 % más rico capta 22 veces más la renta nacional que el 10 % más pobre, el 1 % de los más ricos obtiene el 21 % de los ingresos totales

Fuente: Índice Global del Hambre; Agencias de Naciones Unidas (ONU); Revista Forbes; Prensa internacional.

Links

GHI_2021_ES-small.pdf (ayudaenaccion.org)

El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo – 2021 | FAO | Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura

Elon Musk recibió respuesta de la ONU por su oferta millonaria para acabar con el hambre | Perfil

https://www.alainet.org/es/articulo/209439?utm_source=email&utm_campaign=alai-amlatina

La concentración del poder es un cáncer – Brecha

Latinoamérica: proponen impuesto a la riqueza para recaudar USD 26.504 millones | Las noticias y análisis más importantes en América Latina | DW | 21.12.2020

https://www.lanacion.com.py/negocios/2021/11/04/el-80-del-arroz-producido-en-paraguay-es-exportado/

El mundo pierde terreno en la lucha contra el hambre | El Mundo | DW | 13.10.2021

El veganismo podría reducir el hambre en el mundo | Perfil

La agricultura aumenta en el mundo, pero también el hambre (ipsnoticias.net)

Kellogg busca soluciones innovadoras para combatir el hambre en el mundo | Sociedad | Edición USA | Agencia EFE

El 2% de la riqueza de Elon Musk podría resolver el hambre mundial (cnn.com)

Funcionario de la ONU asegura que la COVID-19 representa un mayor desafío para erradicar el hambre en el mundo para 2030 (aa.com.tr)

Muere más gente por hambre que por Covid-19 en el mundo – El Sol de México | Noticias, Deportes, Gossip, Columnas (elsoldemexico.com.mx)

El calentamiento global puede traer un hambre sin precedentes | Noticias ONU

El mundo muere de hambre – 02.11.2021, Sputnik Mundo (sputniknews.com)

Cuál será la próxima guerra entre Jeff Bezos y Elon Musk: los millones en juego en el espacio – Infobae

Según el Índice Global del Hambre 2021, 47 países no llegarán a cumplir sus objetivos hacia 2030 | Mundo (losandes.com.ar)

Comentarios

.
Sin comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.

.