El jazz como motor de políticas culturales y la industria creativa en Alemania

Por Víctor Sebastián Morel*

Una intensa semana bastó para conocer y palpitar toda la escena del jazz y la gestión cultural en Alemania a través del programa ”El Jazz en Alemania: Pasión, Diversidad y Calidad” bajo auspicio del Ministerio de Relaciones Exteriores del gobierno Alemán, teniendo de anfitrión a la agencia cultural Iniciative Musik, quienes reunieron a músicos, productores, curadores de festivales y periodistas de jazz de los más diversos puntos del planeta entre ellos, Cuba, EEUU, Rusia, Turquía, México, Israel y Paraguay, por citar algunos.

Match-Making Music-Scene Munich, Kulturreferat München, Foto Ralf Dombrowski

Hemos podido apreciar la gran calidad musical del jazz alemán a través de sus agrupaciones y músicos locales, quienes proyectan una sonoridad diversa, entre música contemporánea, y avant-garde con proyectos como los de Mattias Lindermayr o Fazer y una gran variedad de proyectos innovadores los cuales con gran éxito fusionan el lenguaje jazzístico con la música electrónica, como el techno, para ser más precisos, que no es otra cosa que proyectar la fusión entre músicas de gran popularidad e identidad alemana. Dentro de estos proyectos uno puede encontrar al trío electro acústico de Leo Betzl y hasta una extraordinaria orquesta de techno como la Jazzrausch Bigband, única big band en el mundo residente en un club de música electrónica (Harry Klein) en Múnich, quienes con un despliegue sonoro excelente, manejan los lenguajes de ambos estilos. Para apreciar la diversidad artística alemana, cabe resaltar que en este mismo club de música techno , tambien se presentan esporádicamente conciertos de música de cámara y otros fuera de la escena electrónica.

Así también uno se puede encontrar del gasto total en el sector musical con una inversión que abarca el 22% en la grabación y edición de discos dentro del mercado musical en una entusiasta y muy activa industria de sellos discográficos como ACT y el mundialmente conocido EMC, por citar solo dos de más de 6 sellos. Un dato curioso que destacar es que el 90% de los alemanes está fuera de la nueva costumbre mundial (¡sí, se puede!) de consumir música digital, de aquí que los sellos son parte vital de la escena.

iniciative musik office berlin

Si bien hoy en día uno puede estar al tanto de la música en cada parte del mundo, lo extraordinario es poder estar tras el telón de una movida jazzística la cual tiene un importante respaldo y es tomada casi como una de las prioridades dentro de las políticas culturales del estado alemán(sin excluir otros estilos claro). La distancia entre teoría y práctica se diluye a través de agencias como Iniciative Music fundada en el 2017, una entidad administrada principalmente por fondos públicos y complementada junto a entidades de gestión colectivas y/o asociaciones de música con el fin y la motivación del desarrollo integral de la industria musical (jazz, pop, rock) tomada esta como una parte esencial de las industrias creativas en Alemania, es así que la agencia se encarga de financiar proyectos musicales diversos, desde la producción de discos, recintos musicales que ayuden significativamente a la diversidad cultural, y con una particular oficina de exportación de productos artísticos, dando la oportunidad a proyectos no solo de presentarse fuera de sus fronteras sino con el fin de visibilizar e insertarse en el mercado internacional de música.

Con gran destaque uno también se encuentra con auditorios propios de cada estación de radio, con ciclos de música propios, las cuales no solo se encargan de difundir música, sino de poder presentar conciertos en vivo, y aun más las radios en Alemania desde la Segunda Guerra Mundial han tenido el gran protagonismo de montar orquestas de jazz propias, muchas hoy en día de gran destaque mundial como la NDR Big Band, lo cual ofrece un espacio laboral seguro y de calidad a músicos.

Match-Making Music-Scene Munich, Match Making, Einstein Kultur München, Foto Ralf Dombrowski

Match-Making Music-Scene Munich, Match Making, Einstein Kultur München, Foto Ralf Dombrowski

Así mismo el círculo del desarrollo se cierra con el apoyo de fondos públicos a emprendimientos de locales de música, subsidiando a los mismos, con fondos tanto para el desarrollo de conciertos con el pago a los artistas como así también a la modernización en equipamiento de los clubs. Y esto se puede apreciar fácilmente, en los clubes de jazz con equipamiento sonoro de última generación y una puesta en escena de pequeño auditorio-bar. Los conciertos y eventos artísticos abarcan el 27 por ciento del mercado musical

De igual manera se puede apreciar como el Estado ve como parte importante del desarrollo de la industria creativa a la música en todos los sectores para el crecimiento cultural integral, por citar a Berlin, Munich y Stuttgard donde uno puede acceder a clubs como Quasimodo, Unterfahrt (ubicado en un centro cultural con varias salas de concierto) y Blix, funcionar en edificaciones de dominio púbico, cedidas y subvencionadas con el compromiso y finalidad del desarrollo artístico y hasta del cuidado y preservación de edificaciones consideradas patrimonios históricos.

Y por si faltara algún número estadístico, solo el estado de Baden-Württemberg destina cerca de 700.000 euros al año para el desarrollo artístico, número solo para la escena del jazz, con festivales gratuitos, subsidios a clubes, conciertos de artistas y una universidad con una carrera jazzística la cual cuenta con 80 salas de estudio, cada una de ellas con un piano Steinway and Sons por si fuera poco.

Sin duda toda esta inversión estatal en la escena a su vez posibilita tener un festival de jazz hoy en día de reconocimiento mundial bajo iniciativa y financiamiento netamente privado como lo es el Festival Jazz Open en Stuttgard, el cual dura una semana con un escenario principal teniendo a reconocidos artistas de nivel internacional en sus escenarios principal, así como también otros escenarios paralelos como el tener un concierto de piano solo con el legendario pianista alemán Walfgang Dauner, en nada más y menos que la Catedral de San Everaldo. Así mismo teniendo de main artist en una de sus fechas al mítico grupo de música electrónica Krawfwerk (considerados los Beatles de la electrónica por la revista NY Times). Jazz Open con una audiencia de 10 mil espectadores y una programación que transmite una gran variedad de música bajo el espíritu de la diversidad como parte vital y sello del mismo, teniendo a las ¾ partes del line up exclusivo de artistas de jazz y el resto de otros estilos, pero con la premisa de calidad y cierto relacionamiento con la escena jazzística, de ahí que en estos 25 años han pasado grupos desde Pat Metheny a Jamiroquai, o Lenny Kravitz a Marcus Miller.

sello discografico ACT berlin

La inversión gubernamental en la escena, pero por sobre todo la valoración artística y visión de la importancia en el desarrollo de la misma para el crecimiento laboral creativo se ve disiminada en toda la escena del jazz alemán, a través de grandes protagonistas, desde músicos a productores, así como a emprendimientos de iniciativa privada. Es así que la fuente de trabajo en la industria musical abarca cerca de 27 mil personas, en trabajos independientes y de empleados, más que en cualquier otros medios de comunicación, en Alemania,

Asimismo es de gran destaque la gran familia formada por la escena del jazz alemán con personalidades históricas de productoras como Christiane Bohenke que han sido parte del crecimiento del mismo con la pasión por la música que caracteriza a una escena del jazz vibrante, de calidad y diversa. Con cerca de mas de una decena de asociaciones de jazz e instituciones exclusivas para la difusión y crecimiento del mismo.

Y con la experiencia de poner en marcha un programa único, de acercar el jazz de Alemania al mundo.

*Es Músico y Productor, integrante del Joaju Cuarteto

Comentarios

.
Sin comentarios

Déjanos tu opinión

.