El imborrable recuerdo de Markus Woelfel en Corrosión

Por Roque Martínez. 

“El disco siempre será un monumento a una de las mejores épocas de mi vida, con unos chicos y una manager maravillosos; y, sin duda, es un símbolo de que por más difíciles que sean las cosas, a veces es posible conseguirlas”, decía Markus Woelfel consultado sobre lo que “Report of exploitation” de Corrosión representa en su vida.

Pionero y referente de metal nacional, Markus Woelfel fue bajista de Rawhide y Corrosión, dos bandas emblemáticas de la escena metalera paraguaya. Además fue parte fundamental de Carpe Diem, una banda de heavy metal de España.

“Markão, el metal nos hizo amigos, el tiempo nos hizo hermanos, creo que todo ese sentimiento ya viene de otras épocas en que fuimos grandes amigos, grandes hermanos. Seguro que nos encontraremos otra vez, donde seremos una vez más, hermanos del alma”, escribió Fabio Correa, guitarrista de Corrosión, para un video homenaje a Markus.

Mientras que el baterista Santiago Bernal dice: “Querido hermano Markus: fueron tantas vivencias contigo, andanzas y aventuras. Me permitiste entrar en tu vida y aprendí que la humildad que siempre demostraste es recompensada para siempre a través de la muestra de cariño universal que todos te tenemos. Descansa en paz, hermano. ¡Rohayhu etérei!”.

“Markus: en 40 años de estadía nos has dado tanto.  Ahora tendrás una eternidad para recibir todo lo que mereces. En un futuro estaremos donde no necesitaremos la complicación de cables e instrumentos para crear una de las mayores obras de arte… la  amistad”, fueron las palabras que dedicó el guitarrista Nene Barbosa a su compañero.

Para finalizar quien supo ser el vocalista de Corrosión, José “Pichón” Florentín, lo recordó de esta manera: “Marquinho: gracias por tu amor y lealtad. Hasta siempre”.

A manera de apoyar al músico este año se realizó el Markus Fest en dos ediciones, la primera en mayo y la segunda en agosto con las principales bandas actuales de la escena pesada nacional. Todo lo recaudado fue enviado al músico para ayudar a costear su tratamiento. En enero anuncian  la tercera edición en lo que será un concierto en su memoria.

Markus Woelfel fue alemán de nacimiento pero supo hacer propia la nacionalidad paraguaya tras muchos años de residencia. Cabe destacar que Markus volvió al país tras 18 años de ausencia para presentarse el pasado 28 de diciembre de 2013  y 2 de enero de este año junto a Corrosión en dos memorables shows para quienes asistieron en el polideportivo del Sol de América y en Kop Town, respectivamente.

Corrosión en Arcos da Lapa, Rio de Janeiro, al terminar un contundente show junto a Dorsal Atlántica y The Mist.

Corrosión en Arcos da Lapa, Rio de Janeiro, al terminar un contundente show junto a Dorsal Atlántica y The Mist.

Recordamos el legado de Markus Woelfel en esta entrevista brindada a E’a por cuatro de los integrantes de Corrosión con motivo de la reunión del año pasado.

La propuesta era escarbar por todos los recovecos de “Report of exploitation”, primer y único gran disco de Corrosión. Gracias a la gestión de Felipe Vallejos pude hacerme de los respectivos emails de tres de los integrantes de la agrupación a quienes envié una primera tanda de preguntas en plena madrugada de un miércoles de los primeros días de diciembre.

Menos de una hora después ya tenía la confirmación de la nota de parte de Nene Barbosa en mi buzón de correos quién gentilmente me agradecía “el interés en unos perros perdidos por el mundo”. Argumentaba que por el uso horario en Japón, país en donde reside, pudo revisar el mail casi de inmediato por ser probablemente el único que se encontraba despierto a esa hora.

Unas horas después el también guitarrista Fabio Correa me saludaba desde Sao Paulo y se mostraba con ganas de explicar el proceso que estaba viviendo de nuevo junto a su banda.

Al mismo tiempo agregaban en la conversación al intrépido bajista alemán/paraguayo Markus Woelfel, quien vive en España y también se sumó a contar la importancia que representa para él este regreso de Corrosión.

Finalmente, el legendario baterista Santiago Bernal se sumaba con sus certeros comentarios e increíbles anécdotas desde Río de Janeiro.

Luego de establecer cuál sería el mecanismo de respuestas entre todos para con mis preguntas y los tiempos que manejaríamos para la publicación de la nota, sería Nene quién antes de despedirse me aseguraba: “La mejor respuesta que vamos a poder dar es el concierto del 28 de diciembre. Después nos cuentas si te gustó la respuesta”.

En este reportaje exclusivo con Nene; Fabio; Markus y Santi rememoramos sus influencias; la composición y grabación del disco en los estudios Nas Nuvens de Brasil; la relación con IFSA; el arte de la portada; “Tesay’ ró”; el arte de tapa; la repercusión de la banda en la prensa local; el cambio de idioma de las canciones; los temas favoritos y el significado de “Report of exploitation” para cada uno de los integrantes de Corrosión, quienes dejaron sus palabras en esta entrevista concedida a E’a en diciembre del año pasado.

Markus Woelfel, pionero y referente del metal nacional.

Markus Woelfel, pionero y referente del metal nacional.

Huellas de Corrosión

¿Cuáles eran las bandas que más los influenciaban en aquella época?

Nene: Fundamentalmente, escuchaba a Sepultura, Pantera, Slayer y Steve Vai.

Fabio: Sepultura y Slayer, básicamente. Estaba empezando a escuchar algo de death metal como Obituary y MorbidAngel.

Markus: En lo que se refiere a influencias, principalmente, Slayer, Voivod, Nuclear Assault, Kreator y Mekong Delta. En lo que se refiere a lo que escuchaba también tengo que citar a Whitesnake (no me maten por eso) quienes siempre me gustaron – por haber tenido a Neil Murray y Colin Hodgkinson como bajistas – y también me gustaba escuchar a Jonas Helborg (un bajista sueco).

Santi: Soy cría de Slayer, mi gran influencia en composiciones tanto de riffs como de la línea de batería. Bandas no muy conocidas como Solstice,  Dark Angel y Overkill también templaron mi alma.

La composición de la música está repartida en partes iguales, todos colaboraron a lo largo del disco. ¿Cómo fue el proceso de composición de “Report of exploitation”?

Nene: Fue una música por vez, para siempre poder presentar algo nuevo y divulgar en los conciertos llevando ideas, los arreglos fueron siempre de Corrosión pero las ideas o sea la música en sí fueron de cada uno. En algunos temas era mágico, como si todos teníamos las partes que necesitábamos para hacer tal música.  Un ejemplo es “Tesay’ ró”.

Fabio: Cuando Santi y Pichón nos invitaron para formar Corrosión nosotros estábamos empezando a componer cosas para Medusa. La primera música que hicimos como Corrosión fue “Escucha tu conciencia” que fue toda basada en el riff inicial de Nene. Luego, Markus trajo las ideas de “Frenéticos”, que nos voló la cabeza y de ese punto en adelante, todos nosotros no parábamos más de hacer arreglos y traer cosas nuevas.

Markus: Sí, las composiciones de Corrosión fueron mágicas, porque cada uno aportaba su pizca, lo que le dio un toque individual a cada música. Generalmente uno traía una idea de un riff o una secuencia de riffs y el resto aportaban lo suyo, veíamos cómo podíamos encajar algo que lo uniera. Las fases de composición siempre las disfruté mucho, porque era eso: un trabajo en conjunto.

Santi: El trabajo en conjunto, la sintonía una vez más fue el factor de cohesión.

“Report of exploitation” lo grabaron en los estudios Nas Nuvens de Río de Janeiro, por ejemplo Sepultura grabó ahí “Beneath the remains”. ¿Cómo recuerdan la experiencia?

Nene: La experiencia fue súper acelerada, y antes de llegar Markus, Fabio y yo tuvimos un pequeño desvió aduanero en Foz de Iguazú. Llevábamos todos los instrumentos (y si me refiero a todos los instrumentos incluyo la batería de Santi) y sucedió que la aduana no nos dejó pasar Foz y tuvimos que presentar documentos que no teníamos, pagar más dinero, y pedir permisos para que nos dejen llevar todo al estudio y poder grabar esto. Dormimos en la calle en frente a la aduana, y creo que Fabio tiene una foto que yo saqué en donde él y Markus rompieron el record de litros de cerveza en una noche. Claro que pasamos toda la noche cantando temas de Corrosión frente a la aduana.

Fabio: Creo que la mayor experiencia fue esa que dijo Nene en la aduana. Pero la grabación fue muy tranquila, pues estábamos muy ensayados, o sea que fue todo rápido,  porque teníamos poca plata para pagar un estudio tan caro.

Markus: ¡La noche en Foz! ¡Inolvidable! Nos chupamos entre Fabio y yo una botella de Vodka con media botella de Fanta naranja, la otra mitad de la Fanta la tomó Nene y por lo que me acuerdo acabamos durmiendo delante de un hotel en la vereda y nos despertaron a manguerazos, ¿no? Cuando finalmente llegamos a “Nas Nuvens” estaba Fernanda Abreu grabando su éxito “Rio 40 graus”, yo ni la conocía, pero todos hablaron con mucho respeto sobre ella. Después nos enteramos que Paulo Junqueiro había grabado el “Beneath the remains” de Sepultura y que él iba a grabarnos a nosotros también. Estuvimos re felices y orgullosos. La grabación en sí fue genial. Debido al percance en la aduana habíamos perdido un día (creo) y como nuestro dinerito no daba para más teníamos que concentrarnos mucho y centrarnos en nada más que la grabación. Era una carrera a contrarreloj, pero gracias a la forma en la cual Paulo nos guiaba logramos hacer un trabajo formidable. Y fue un placer grabar con mis amigos.

Santi: ¡¿Cómo no recordar los días en estudio?! Experiencia única, en donde nos conocimos y nos unimos mucho más, ya que estuvimos hospedados en el departamento de los abuelos de Nene, ¡compartiendo todo! Recuerdo que había un mural en el estudio, en donde las bandas/solistas que habían pasado por ahí dejaban su autógrafo. ¡Cuánta emoción al ver las firmas de Sepultura con unos dibujos bien cómicos! Pues, Corrosión puso su firma al lado de los grandes. Como lo comentaron, fuimos muy bien ensayados, lo que nos ahorró tiempo y dinero. Aquí también fue noticia la ida de un grupo de pelilargos a grabar en el exterior.  Sin querer queriendo (como dice el Chavo) fuimos rompiendo estructuras y presentando novedades al público.

Corrosión sobre el escenario del polideportivo del Sol de América.

Corrosión sobre el escenario del polideportivo del Sol de América.

¿Alguna anécdota pintoresca durante la grabación del disco?

Nene: Durante la grabación mucha pizza y guaraná para mí, algunas noches despertando en la playa ya que Fabio nunca llegó al mar aunque siempre quería ir pero los malditos bares estaban antes que el mar y lo más lejos que llegó creo que fue a la arena nada más,  y la anécdota antes de llegar a la grabación que comente arriba.

Fabio: Grabamos el disco en las madrugadas, o sea que terminábamos la grabación a las 6 o 7 de la mañana. Cuando terminábamos Markus y yo ya habíamos tomado todo lo que había en el estudio, o sea que todas las noches dormimos en la playa que a esa hora estaba vacía todavía y cuando nos despertábamos estaba llena, con mucha gente haciendo ejercicios y cosas saludables.

Markus: ¡Sí! Fabio y yo siempre nos despertamos sobre el mediodía en la playa… yo me quemé de forma espectacular. Después del baño de mar, generalmente era subir al apartamento, comer algo y empezar a prepararnos para una noche más de grabación. Tuvimos la anécdota de la aduana en Foz, que es una historia inolvidable e inigualable. Bueno, Fabio una vez por poco se me ahoga.

Santi: En esa época existió el Hollywood Rock, un gran festival de rock en Rio de Janeiro. Estuvimos en uno de los días en que entre varios otros grupos tocó Nirvana. Recuerdo que uno del público  nos reconoció: ¡Corrosión! Fue emocionante.

En el disco no tuvieron un productor trabajando junto a ustedes, pero sí tuvieron ingenieros de sonido y asistentes, ¿fue una decisión de la banda?

Nene: Sí, fue porque no teníamos como pagar esto. Todo lo que grabamos fue producción nuestra por falta de medios. Sin auspicio y sin poder adquisitivo sólo podíamos llegar hasta cierto punto, pero queríamos como siempre hacer todo lo mejor posible dentro y un poco afuera a veces de nuestras posibilidades.

Fabio: En mi opinión ese fue uno de los problemas que tuvimos en la grabación. Pues nosotros no teníamos experiencia ninguna en grabar algo y el encargado del estudio era excelente en Brasil.  Él ya trabajó con muchas bandas como Ira!, Ultraje a rigor, Titãs, etc. O sea que es un excelente ingeniero, pero de música pop, nunca había grabado nada de Metal. Si escuchás el disco hoy, te vas a dar cuenta de que la batería y la voz están súper bien grabadas y producidas, pero las guitarras suenan sin peso, como una banda pop.

Markus: Como dijo Nene, en verdad no fue del todo una decisión nuestra, sino más bien una de bolsillo.

Santi: Estoy de acuerdo. Se llegó a comentar grabarlo en Brasil y el resto de las fases hacerlo en Chile, con personas idóneas, pero todo eso costaba mucho dinero.

Markus Woelfel y Fabio Correa durante un ensayo de Corrosión.

Markus Woelfel y Fabio Correa durante un ensayo de Corrosión.

¿Fue larga la grabación del disco?

Nene: No, increíblemente corta. Fue una grabación casi en vivo. Del punto de vista instrumental fue un día de batería y bajo. Otro día bases de guitarras y otro día solos de guitarra. Creo que fue menos aún. No teníamos como pasar el tiempo previsto porque no tendríamos como pagarlo.

Fabio: Exactamente como dijo Nene, ¡fue súper corta! Un día para la batería, otro para el bajo, otro para las guitarras, Pichón puso la voz ¡y ya está! Sin tiempo para regrabar algo o probar otros timbres. Me acuerdo que la batería y el bajo ya estaban listos cuando Nene fue a grabar su parte. Nos pasó que las frecuencias de la guitarra y el bajo se mezclaban y una anulaba la otra. O sea que sin tiempo para hacer nada, tener que resolver problemas como ese no fue nada sencillo.

Markus: No, Fabio, por las prisas fueron batería y bajo el mismo día ¡y juntos! Teníamos miedo de no poder llegar a tiempo. Habrá sido uno de los discos que más rápido se grabó en la historia. Fue “casi en vivo”.

Santi: Para mí fue grabar un ensayo. Empezaba una canción, terminábamos, tomábamos un poco de aire y comenzábamos con  la siguiente canción.

Contaban con una manager que se encargaba de todas las cuestiones extra musicales. ¿Hasta qué punto les daba tranquilidad el trabajo que realizaba Sonia Weiss para la banda?

Nene: Yo creo que la gran diferencia fue que ella formaba parte del grupo. Tomábamos las decisiones todos juntos hasta sobre la hora de ensayar. Ella buscaba contactos, divulgación, posibles conciertos, y nosotros sudábamos como locos en la Fábrica de Corrosión (el sótano de mi casa) hasta la madrugada. Nos encontrábamos a las 22 horas en punto para comer, discutir y a ensayar. Era parte del grupo, además la comunicación siempre estaba presente y ella era muy accesible.

Fabio: Siempre decíamos que Sonia era el sexto integrante de Corrosión. Nosotros trabajábamos en la parte musical y ella en lo que refiere a contacto y divulgación. Lo que fue muy importante en Corrosión era la amistad que teníamos todos, nos veíamos todos los días para ensayar y los domingos hacíamos asados estando todos juntos. ¡La energía cuando nos juntábamos era increíble!

Markus: ¡La gran Sonia! No le podemos ser lo suficientemente agradecidos por todo lo que hizo y sin cobrar un sólo guaraní. En Sonia podíamos y podemos confiar 1000% . Ella nos quitó todo ese trabajo enorme y nos permitió dedicarnos a la música sin tener que ocuparnos de cuestiones de organización. Corrosión sin ella no hubiera sido Corrosión. Así de simple.

Santi: Sonia es una gran amiga, ya en tiempos de Rawhide. Cuando decidimos con Pichón buscar otros aires y formar Corrosión, la invité para formar parte y aceptó el desafío. Puedo decir con toda franqueza que la gran amistad que nos une fue la que propició toda esa andanada de éxitos y de aceptación del público. Fue una real división del trabajo: nosotros nos encargábamos de lo que se veía y escuchaba (la música, el show) y Sonia cumplía su papel haciendo de que esto llegue a oídos del público (antes, durante y después) con la mejor calidad posible.

Las letras tenían un fuerte contenido social y también su lado espiritual. Todas eran de Pichón. ¿Hasta qué punto se sentían conectados e identificados con su lírica y las inquietudes que transmitía?

Nene: Obviamente, él conseguía captar la idea que todos teníamos y como buen artista expresarla a su manera. En lo que estábamos de acuerdo o lo que nos desagradaba lo expresábamos lírica y musicalmente.

Fabio: Pichón es un talento natural. Es un gran artista.

Markus: Yo me identificaba 100% con las letras sociales y críticas de Pichón, las letras espirituales no son mi campo predilecto, pero siempre lo respeto, y si Pichón me dice que la música le transmite eso, entonces es porque a él le sale mejor ese tipo de letra para esa música, y será lo que mejor resultado dará.

Santi: Intentábamos no interferir con las ideas que Pichón traía. Y como estábamos en sintonía no había problemas.

“Tesay ró” es la canción más popular del disco, ¿se acuerdan de cómo la hicieron? ¿Cómo fue que decidieron cantarla en guaraní? Fue algo que nunca nadie lo hizo ni siquiera en el rock nacional, fue algo totalmente novedoso.

Nene: Esta fue una de esas canciones en que todo encajaba perfectamente. El proceso fue rápido, cantarla en guaraní fue lo más natural. Pichón y Santi siempre hablaban en guaraní, siempre había entre los perros muchas palabras en guaraní y probar nunca costó nada. Y el resultado, bueno ya todos lo saben.

Fabio: Puede sonar raro decir esto, pero parece que esa música nació lista. Todos teníamos ideas que encajaban de una forma muy natural y cuando nos dimos cuenta la música estaba toda arreglada. Es un tema que yo no puedo imaginar en otro idioma. Fue hecha para ser en guaraní.

Markus: Sí, yo me acuerdo de siempre haberle pedido a Pichón más guaraní y “Tesayró” como dice Fábio: nació ya en guaraní. Creo que fue la última que compusimos y donde realmente ya estábamos tan bien engranados que todo fluyó naturalmente.

Santi: El himno de Corrosión, el himno de una generación… con una letra que habla de nuestras raíces étnicas y con una parte instrumental sin igual, única y directa.

“Genesis of terror” es otra de las grandes canciones del disco. Aquí la voz de Pichón se luce. ¿Qué pueden decir al respecto?

Nene: La variedad en color de la voz de Pichón siempre fue algo diferente y atractivo.  Creo que la combinación de una voz melódica con un sonido pesado en aquella época fue marcante.

Fabio: Como ya dije, Pichón es un gran artista, él sabía captar nuestras ideas de la mejor forma posible y devolver todo eso con una melodía diferente de todo lo que podríamos imaginar.

Markus: Pichón es único, y para mí uno de los mejores cantantes de Metal que hay. Había estudiado canto lírico, es decir tiene una base impresionante y lo genial en Pichón es que la supo usar para hacer las maravillas que hizo para la música Rock.

Santi: Pichón tenía un registro vocal muy amplio, como pocos. Yo lo conocí en la casa de un amigo cantando una canción de Elvis Presley. Me dije “con este tipo voy a hacer algo”. Meses después lo invité a entrar a Rawhide y ahí  comenzó la “alfabetización” en el Metal.  Confieso que a veces exageraba poniendo muchos tonos, “colores” a su interpretación. Le explicábamos lo que queríamos, nos escuchaba y ¡al final él seguía con sus ideas!

“The castle of Sir Jan” es exclusivamente obra de los guitarristas, ¿qué recuerdan del momento en que la compusieron?

Nene: Yo comenté esto con el resto del grupo también. A mí me parece una de las músicas que si fuese a escuchar por primera vez en 2013 no me parecería algo de 1993. Es bastante moderna para lo que era, y rítmicamente complicada pero todavía con una melodía memorable. Sobre el momento de composición no recuerdo muy bien, pero yo personalmente quería ver como quedaba una batería trabada, y no es una de las músicas más fáciles de tocar para el baterista pero gracias a Dios teníamos a la Bestia de Santi, que estoy seguro sufre con esta música pero al terminar de tocarla debe sentir un gran orgullo.

Fabio: Me acuerdo muy bien de la época en que hice la idea inicial de esa música. Estaba viviendo un caos familiar. Lo único que hacía era encerrarme todo el día con la guitarra. Hice algunos riffs, se los mostré a los muchachos y me acuerdo exactamente de la frase que dijo Pichón cuando les mostré el tema. “Hey Pichón (él le decía a todos Pichón), tú siempre muy agresivo en las composiciones”. Después Nene también aportó algunas ideas y la arreglamos todos juntos, ¡como siempre!

Markus: De la fase de composición de “Sir Jan” no me acuerdo. La hicieron entre Fabio y Nene. A mí me encantó la parte lenta con las guitarras limpias en el medio de la música, porque eso es algo poco frecuente en el Metal y me pareció súper original, además de tener unas melodías impresionantes.

Santi: Buena composición de Fábio y Nene. Un misterio: Pichón nunca nos quiso decir quién era el tal Sir Jan. Es una canción que me exige mucho, especialmente los cambios de ritmo y siempre a un pulso muy dinámico. ¡Terminaba cansado! En vivo pedía que la tocásemos al comienzo.

 Lámina incluída en el cassette original de “Report of exploitation”.

Lámina incluída en el cassette original de “Report of exploitation”.

¿El disco tuvo edición internacional? ¿En qué países se encontraba ‘Report of exploitation’?

Corrosion: Podemos responder como Corrosion. La respuesta es NO.

“’Corrosión, ¡el best seller de la empresa!”

¿Y con IFSA cómo se llevaban? ¿Realmente tenían el apoyo que necesitaban?

Nene: Yo no me acuerdo, pero creo que Santi sí tiene recuerdos.

Fabio: Yo terminé la grabación y ya estaba viviendo en Brasil, o sea que sobre esa parte no puedo opinar.

Markus: Quién llevaba la relación era Sonia. Nosotros ahí no interferíamos ni teníamos idea de qué se hablaba o no.

Santi: Recuerdo que fui a todas las reuniones en las oficinas de IFSA  y participé en todas las fases de la negociación. Incluso participó con nosotros Patricia Stanley, nuestra abogada y encargada de leer y defender, si fuera el caso, nuestros derechos autorales. Eso ya fue una sorpresa para IFSA y para muchos, ya que el metal nunca fue un segmento respetado ni organizado. De repente, surge una banda que tiene todas las melodías, letras y logotipo debidamente registrados. Sin dudas, eso nos dio frente a IFSA puntos a favor a la hora de exigir. El contrato con la empresa fue la de producción de cintas en formato cassette. En un principio, ellos no querían arriesgarse en lanzar a Corrosión en CD. Entonces fue lanzada la cantidad de 500 cintas, que vendidas muy rápidamente. Pocos meses después fuimos a otra reunión convocada por el Señor Ojeda, dueño de IFSA, en donde nos dijo que querían rehacer el contrato para más cintas (otras 500). Fue muy loca esa reunión, ya que se juntaron muchas emociones positivas. Recuerdo que cuando estábamos subiendo por las escaleras de la empresa, el Señor Ojeda me ve y dice: ¡“Corrosión, ¡el bestseller de la empresa!” Así, semanas después, la cinta salía a las calles en su segunda tirada del año. Como dato curioso: al siguiente año, quisieron hacer un nuevo contrato pero para CD’s. Les comunicamos que ya formábamos parte de la cartera de artistas de Dynamo Brazilie, subsidiaria brasileña del sello holandés Dynamo. Como resumen digo que siempre fue una relación de respeto, pero sin dudas les faltó el tino artístico, el toque u olfato que algunos tienen para detectar “joyas” aprovechables.

¿Tuvieron apoyo de la prensa cuando lanzaron el disco?

Nene: Gracias a la influencia y esfuerzos de Sonia siempre tuvimos buena recepción con la prensa.

Fabio: Exactamente como dijo Nene, gracias al excelente trabajo de Sonia, siempre tuvimos mucha recepción en la prensa.

Markus: … ya lo dijeron los chicos: ¡Gracias, Sonia!

Santi: En la época del lanzamiento de Report of Exploitation el grupo ya había alcanzado un nivel muy profesional (con sudor, nunca abdicar de nuestros objetivos, colaboración de amigos y familiares), lo que facilitó que la prensa incluso tuviese interés en publicar lo que estábamos haciendo.

¿Por qué eligieron el título Report of exploitation? ¿Fue una idea en conjunto o de uno de los integrantes en particular? ¿Hubo discrepancias en cuanto al título del disco?

Nene: Creo que no hubo nada de discrepancia. En realidad fue también algo muy rápido, la idea surgió en uno de los miles de encuentros que teníamos fuera de los ensayos.

Fabio: Cuando eligieron el título, yo ya había salido de la banda, o sea que no tengo cómo opinar.

Markus: Eso más o menos englobaba la temática de los textos, y Santi había sugerido la idea de mantener la tapa en tonos sepia, rápidamente pensamos en hacer algo que parezca un recorte de diario o algo por el estilo, y rápidamente llegamos a ese título. Salió todo en una noche, por lo que me acuerdo.

Santi: Exactamente, queríamos seguir en la temática ecológica, y así surgió la idea del color de la tapa en alusión a algún escrito añejo e inclusive todo el texto está escrito en tipografía de máquina de escribir, como si algún periodista o interesado en eso hubiese hecho un Reportaje a la Explotación. Nada moderno, sino más bien algo crudo.

 

El arte de la tapa es de Walter Melgarejo. Es muy buena la portada, ¿qué buscaban transmitir con toda esa conjunción de imágenes?

Nene: Creo que Santi podrá responder mejor a esto ya que él tiene más historia con Walter, pero quiero decir que él es alguien de otro mundo, por cómo consiguió colocar todas las canciones en una imagen y lo hizo sólo con un bolígrafo. Un talento que, como todo artista, ha conseguido transmitir su visión, y ahora ya descansa en paz.

Fabio: Nosotros tuvimos mucha suerte con Corrosión, una de ellas fue haber conocido un artista como Walter, quien incluso hizo también el dibujo de algunos afiches. Con un bolígrafo en las manos, él era un verdadero monstruo. Hacía cosas increíbles y captaba la esencia de las cosas de una manera increíble.

Markus: ¡Nuestro Walter! ¡Qué personaje! Sí, hizo un trabajo espectacular con un bolígrafo y nada más. Por lo que yo me acuerdo, Santi le dio unas ideas sobre los temas de los cuales trataban las canciones (“Tesay’ro”, “Escucha tu Consciencia” y “Reinos depredados” están claramente reflejadas en la portada) y Walter se puso manos a la obra. No hubo primer intento, ni segundo, de primera se nos presentó con esa obra maravillosa.

Santi: Walter era mi vecino. Lo conocí como fanático de Madonna. A partir de ahí empecé a lavarle el cerebro y fue uno de mis cuates en el metal. Tengo muchas anécdotas, entre ellas algunas tristes. Siempre dibujó bien, pero nunca profesionalmente. Autodidacta, cuando le dije que Corrosión lo nombró dibujante de la tapa de  la cinta/CD, no lo pudo creer. Al preguntarle qué necesitaba para empezar el trabajo, me dice: dame una cartulina y unos bolígrafos. A partir de ahí empezamos a leer las letras y empezaron a venir ideas. Fue muy rápido y captó perfectamente lo que Corrosión quería transmitir. Como todo artista, era amante del alcohol. En uno de esos días, rompió un vidrio con la mano y tuvo un corte muy grave en el tendón de la mano derecha. Resumen: la tapa la terminó… ¡con la zurda!

Al comienzo tenían las canciones compuestas en castellano ¿Qué los llevó a cambiar el idioma? ¿Cómo fue la traducción con Nick Regan?

Nene: Sí, el cambio bien obvio fue para abarcar un campo mayor (Europa, EE.UU), pero eso no cambia el gran orgullo que tenemos de cantarlas en español, y eso lo presentaremos en este concierto el 28 de diciembre. La traducción fue excelente. Nick también es músico por lo tanto consiguió adaptar un vocabulario con un sonido y rítmica mucho mejores que cualquier simple traducción.

Fabio: Exactamente eso, queríamos tocar en todo el mundo, queríamos que Corrosión fuese conocido en todos los rincones del mundo. Nada mejor que el inglés para eso.

Markus: Hmmm… En parte fue nuestra ambición, pero también la discográfica, Dynamo Brazilie, nos había puesto esa condición. Por suerte nos impusimos con “Tesay’ ro”. Sí, fue el querido Nick quien nos tradujo los temas.

Santi: Componer en castellano y en guaraní siempre fue el objetivo. El inglés fue una imposición del sello europeo con el fin de entrar al gran mercado. Nuestro amigo y músico Nick y otros como Pete Lambert fueron los que nos ayudaron a traducir las letras, y sin dudas lo hicieron muy bien. Algo muy curioso es que gracias al guaraní de “Tesay’ ro” las puertas se abrieron, ya que era cantada en una lengua autóctona, indígena, y eso los europeos lo apreciaron mucho.

¿Cuáles son sus tres canciones favoritas del disco?

Nene: En orden de favoritos: “Tesay’ró”; “The Castle of Sir Jan” y “Reinos depredados (Deforested kingdoms)”.

Fabio: “Tesay´ró”; “Reinos depredados (Deforested kingdoms)” y “Aventón de la muerte (Hitch-Hiking to death)”.

Markus: “Teasy’ ró”; “Aventón de la muerte” y “Reinos depredados (Deforested kingdoms”) y las que completan el disco. Más las demás que habíamos hecho.

Santi: “Huellas de Corrosión”; “Tesay’ró” y “Génesis del Terror”.

Con “Deforested kingdoms” fueron unos adelantados al tocar el tema de la deforestación criminal en una época donde, a nivel bandas (de cualquier estilo) nadie lo hacía. Excepto para Santi, el resto sí las elige entre sus favoritos del disco. ¿Qué rescatan de este tema?

Nene: Todos siempre fuimos bastante “ecológicos” y consientes de la situación ambiental. Creo que todos los artistas lo son. Personalmente, siempre estuve y continúo estando involucrado en ideologías del medio ambiente. Sigo teniendo el auspicio de la compañía de ropas Patagonia, que están 100% involucrada en movimientos ecológicos. Practico mucho deportes de aventura y outdoors. Resido en un área del Japón que vive de eso, tanto de las actividades en la montaña como en el mar. Creo que era obvio para nosotros que estábamos destruyendo nuestra naturaleza a nivel mundial y, claro, en Paraguay también.

Fabio: Fue una de la primeras composiciones y también fue la primera música que grabamos para una demo. En esa música se nota mucho la fuerza y energía de Corrosión. Y también las ganas de intentar cosas nuevas, por ejemplo, casi nadie hacía blastbeats en la música thrash en aquella época, nosotros las encajamos en algunos riffs y quedó fantástico.

Markus: A mí también el tema de la ecología me mueve desde los años 80’ y con Corrosión no quería hacer textos a lo Kiss, sobre fiestas y mujeres, o a lo Judas Priest (mis grandes ídolos) sobre motos, motores y Rock. Y hablando sobre el proyecto con los muchachos, nos dimos cuenta de que la ecología era un tema importante en aquél entonces, y estuvimos con la esperanza de que lo siguiera siendo. De “Tesay’ ró”, en particular, rescato (confiando en la traducción que me hizo Pichón) la doble temática ecológica e histórica, porque no solo habla de la destrucción del planeta sino también de la destrucción del hábitat de los indígenas con la imposición de reglas que no tenían nada que ver con las vivencias de ellos, y las nefastas consecuencias de esa actitud.

Santi: Toda esa unión de ideas, de sintonía, nos llevó a crear “Deforest kingdoms”, una canción que dice muchas cosas. “Tesay’ró” (o “Lágrimas amargas”) es una protesta hacia la explotación del hombre por el hombre. De la colonización o “invasión” de los europeos al “nuevo mundo”.

¿Qué recuerdos tienen de las primeras veces que presentaron las canciones en vivo?

Nene: Las primeras músicas fueron en el primer concierto, así es que se pueden imaginar la emoción, la tensión, y todo el resto. Pasa que estábamos presentando un nuevo grupo con la idea de ser originales. No era como un grupo que está comenzando y empieza tocando sólo covers y va adicionando temas originales. Presentamos dos covers y el resto era todo material propio. Vivir ese primer concierto fue algo que a mí por lo menos me abrió los ojos, sobre cuánto más tendría que practicar, cuánto más tendría que mejorar para no atrasar o anclar la proyección y el potencial que tenía, tuvo y tendrá Corrosión. Tanto Fabio (18 años en la época) y yo (17 años en la época) tuvimos que madurar rápidamente porque la cosa era en serio, y al darnos cuenta de eso, la diversión también fue mucho más en serio…y, claro, mucho más divertida.

Fabio: Los primeros temas fueron: “Escucha tu consciencia”, “Frenéticos”, “Reinos depredados” y creo que “Aventón de la muerte”. Ensayamos esos temas a full y con dos covers más hicimos el primer concierto en la A.M.P. (Asociación de Músicos del Paraguay). El concierto se llamó “The Beginning”. Nosotros estábamos súper nerviosos, no sabíamos qué esperar del público, pues era todo nuevo, pero al final fue un excelente concierto. Fue tan bueno que tocamos todas las músicas, y al final repetimos todas ellas una vez más, por no tener más qué tocar y porque les gustó tanto a los perros que no nos dejaban salir del escenario.

Markus: Del primer concierto también me acuerdo como si hubiera sido ayer. Estaba sudando lacre del nerviosismo. Cuando finalmente nos subimos al escenario (Pichón había llegado media hora tarde), yo por poco no consigo subir las escaleras de la A.M.P.Y al tomar el primer escalón, Santi se me adelanta de un salto. ¡Por poco me muero del susto!, después ya en el escenario mis rodillas temblaban (eso me sigue pasando hasta hoy ¡20 años después!, pero con menos intensidad), tanto que por poco voy al suelo. Y cuando sonó la intro ya entré en trance. Y el público: ¡Increíble! Sólo conocían los dos covers pero vibraron con cada música que tocamos. Tuvimos una acogida tan, pero tan buena, que sinceramente, eso se tenía que quedar grabado en nuestras mentes para siempre.

Santi: El primer show, ¡el comienzo de todo! Colocamos “The Beginning” como título del show porque realmente era un comienzo de una nueva era para nosotros. Una de las ideas, y con muy buen resultado, fue que como tenía un hermano gráfico (yo trabajaba con él), empezamos a imprimir las letras de todas las canciones y entregarlas al público en la entrada. ¡Fue fantástico! Al siguiente show, la gente ya coreaba las canciones. ¡Y me refiero a un tiempo en que no existía Facebook, ni MSN, ni email!

¿Cómo toman este momento de reaprender las canciones que compusieron 20 años atrás?

Nene: Para mí con gran dificultad porque estamos presentando algo “retro” en cierta forma, pero queremos dejarlo actualizado, moderno y progresivo, como siempre fue Corrosión. Pero un gran placer en recordar los temas, y también poder re-divulgar temas hechos a finales de la época de Corrosión que no tuvimos suficientes oportunidades de presentar al público, como “Letargia Ancestral”.

Fabio: Es una alegría inexplicable. No hay dinero en el mundo que pague esto. La energía que tenemos juntos es algo increíble. Yo tuve que salir de la banda por algunos motivos personales y familiares. Me quedé con mucha rabia de haber salido y con la sensación de no querer salir. Por eso desde aquel entonces nunca me olvidé los temas. Sabía tocarlos todos. La parte de aprender los temas no fue problema, pues nunca los olvidé.

Markus: ¡Un placer! Sólo el pensamiento de volver a poder compartir escenario con estas grandes personas que significan tanto en mi vida, es un gran aliento. Volver a aprender a tocar los temas es una alegría enorme. Yo siempre volví a escuchar el CD, anhelando aquella época, por lo tanto las melodías y las estructuras de las músicas están bien presentes, por lo tanto era básicamente “recordar a tocar las figuras”.

Santi: Es volver a sentir “la energía”.

¿Qué significa para cada uno de ustedes “Report of exploitation”?

Nene: “Report of exploitation” es el primer capítulo de nuestro corroído libro de hierro.

Fabio: Significa hacer las cosas con ganas de la mejor forma posible, con personas que, con el tiempo, se trasformaron en hermanos.

Markus: Es un sueño hecho realidad. El disco siempre será un monumento a una de las mejores épocas de mi vida, con unos chicos y una manager maravillosos; y, sin duda, es un símbolo de que por más difíciles que sean las cosas, a veces (con el entorno adecuado que aporte la energía necesaria) es posible conseguirlas.

Santi: Todas mis emociones, sensaciones y experiencias más espectaculares están y estarán siempre en ese material.

¿Le cambiarían algo al disco, al día de hoy?

Nene: Si vemos del punto de vista del  sonido o algunos arreglos, claro que sí. Pero personalmente, y compartimos esto en el grupo, somos partidarios de ir adelante sin olvidarnos de donde vinimos. Sin olvidar los pasos que dimos para no volver a tropezar; y, sin duda, fuera de cambiar el tono o color de las músicas, las experiencias de la época, buenas o malas, fueron el cemento para la construcción (que nunca acabará) de lo que somos y seremos. O sea: ¡NO!

Fabio: ¡No! El disco tenía que ser exactamente como es, pues sólo así representa todo lo que pasamos y vivimos juntos. Si es para ser diferente tiene que ser algo nuevo, con la cara de Corrosión en 2013.

Markus: No. Si lo tuviéramos que volver a grabar hoy, lo que dijo Nene, una pincelada más moderna acá o allá, pero en lo que se refiere a las estructuras de las composiciones y las líneas melódicas con los acompañamientos, contraposiciones, yo no cambiaría nada.

Santi: ¡Es intocable!

Comentarios

.
Sin comentarios

Déjanos tu opinión

.