El fascinante mundo del relato oral

El contador de cuentos Rubén Flecha prepara maletas para su próxima presentación en la Paz, Bolivia, este fin de semana. “Es una de esas personas que tienen la increíble habilidad de narrar de manera oral fascinantes historias, muchas de ellas generadas en su querida Tacuati”, nos cuenta el escritor Carlos Bazzano.

Ganarle la atención y el corazón de los chicos con relatos orales es un gran desafío que Rubén conoce.

Ganarle la atención y el corazón de los chicos con relatos orales es un gran desafío que Rubén conoce.

Rubén, al igual que su hermano Marcos, que anda por España en gira permanente de relatos orales, tiene esa imagen metálica de su niñez en los montes de Tacuaty, la mayor parte convertida hoy en sojales. En sus cuentos, recrea esos caminos boscosos del ayer con su río, Ypane, que desborda torrentoso las laderas y álgidos recodos. También recrea cuentos de autores, de Halley Mora o Isacc Asimov.

La narración oral ha recobrado mucha fuerza en el país. Si bien contamos con una profunda cultura oral, ya son muchas las personas que construyen circuito desde una década atrás, además de participar de movimientos latinoamericanos.

En Bolivia, donde se presentará Rubén, en el festival internacional «apthapi» (nombre aymara que significa ofrenda) esta cultura se mantiene en las plazas, en los colegios y las universidades. Pero es en Colombia donde se produjo una explosión de la narración oral. Solo en Bogota, Rubén conoce a por lo menos  40 relatores profesionales.

A sus reciente 38 años, Rubén se siente muy emocionado en ese mundo, porque en la comunicación con el público, “uno va recreando matices, gestos y formas” a la par de lo que siente el público, nos cuenta.

ruben flecha“El público es la medida de todas las cosas”, resalta este relator que, como Claudia Miranda, Laura Ferreira, Marcos Flecha, Carmen Vallejos, Silvania Granada, entre otras personas, le hace a este mundo fascinante de recrearse en el drama, la tragedia y la comedia desde la palabra.

En Paraguay, Rubén participa de un movimiento latinoamericana anual: “ñe’ejerepe” en Asunción y “Vy’a renda” en el interior.

 

Comentarios

.
Sin comentarios

Déjanos tu opinión

.