El Burdel de Ña Candé, obra abierta en el Puerto

Imagen: Foto Ciclo.

Imagen: Foto Ciclo.

La novela Varadero (El Burdel de Ña Cande), de Victorio Suárez, hace las veces de disparador de una experiencia teatral que promete conmover a los espectadores con un análisis de la realidad nacional que cuenta con la participación de más de 50 artistas en escena, entre actores, músicos, malabaristas y bailarines.

El dramaturgo Moncho Azuaga había preparado un sketch para la presentación de este libro que ahora gana profundidad con el agregado de nuevos actos para esta puesta que se desarrollará este viernes 21 desde las 20:00 en el Puerto de Asunción.

“Comenzamos en la plazoleta Isabel La Católica, que está frente al edificio del Puerto y después seguimos en las instalaciones para concluir en las grúas cerca de la Costanera”, contó Ana Benítez, una de las actrices de la obra.

Laura Marín, por su parte, recuerda que en ella se aborda además del tiempo histórico del florecimiento de los burdeles en Varadero, un recorrido por el florecimiento de Itaipú en los que ganan lugar “el casino y la ostentosa fiesta stronista”.

La línea de tiempo continúa con los hechos que derivaron en el golpe de Estado, para acercarse al nuevo siglo con la migración de las chicas a España, a Europa, “la exportación de la carne, el esplendor del neoliberalismo con el Dios del capital como todo supremo”.

El gran actor Carlos Cáceres colabora en la puesta y recuerda que tras las dos experiencias anteriores llevadas a cabo en el Parque Carlos Antonio López, decidieron apostar a un nuevo escenario público, como lo es el emblemático Puerto de Asunción.

“El éxito de “Y descendió a los infiernos”, que abordó el golpe de estado de 1989 y “Las tentaciones de Cristo”, una lectura sobre el Vía Crucis, en febrero y marzo de este año, respectivamente, los alentó a seguir desarrollando esta experiencia inédita en el país. “Es el resultado de la confluencia de trabajos del 15 de Junio Cultural, Che Burrito y Colectivo Cultural Comunitario del Parque Carlos Antonio López”, apuntó Cáceres.

“Estamos buscando una nueva dramaturgia y una nueva literatura, un nuevo compás del teatro paraguayo que tenga una estética distinta, venimos de una cultura milenaria, de los guaraníes y descubrimos que el nuestro es un teatro de caminantes, se traslada, se mueve la escena con la gente y usamos como plafond, o techo, las estrellas, no el techo de un teatro convencional”, agregó.

“Le llamamos teatro a la intemperie, sostenemos que es el ámbito real de la libertad, porque es la deidad potenciadora de la creatividad, es bullanguero, alegre, trágico, emociona, tiene todos los ingredientes del teatro verdadero, celebramos la vida y la alegría”, dijo para invitar a todos a concurrir a la función de esta noche.

Repite mañana sábado 22 de agosto, también a las 20:00, en el Puerto de Asunción.

Comentarios

.
Sin comentarios

Déjanos tu opinión

.