«Ejedesencuadrá», transgresiones para una salud mental sin manicomio

Por Agustín Barúa Caffarena

¿Cuándo nace un libro? Y parece como que nace muchas veces. Nace de un cúmulo de preguntas, nace de cansancio de las mismas respuestas. Nace de urgencia de lo nuevo aunque eso nuevo no sea para nada nítido.
Por estas cuestiones, este enero compartiré el libro titulado Ejedesencuadrá: Del encierro hacia el vy’a. Transgresiones para una salud mental sin manicomios. Les cuento un poquito de que se trata.

Ejedesencuadrá es una palabra inventada (¿y cuál no lo fue alguna vez?) en Caaguazú por un grupo de educación popular quienes, tras quejarse de “des-ma-ni-co-mia-li-za-ción”, propusieron esta.
Una invitación en yopará (mezcla de guaraní y castellano) a desencuadrarse, a dejarse interpelar más allá de ciertos disciplinamientos sociales que buscan modelarnos de una sola forma, estigmatizando nuestra diversidad psíquica, nuestras singularidades. Esta palabra también problematiza las formas de cuidarnos, las que se pretenden sean exclusivas de “el experto”, solo lo que “los profesionales decimos”, cerrando a múltiples posibles.

Del encierro hacia el vy’a pretende compartir un recorrido, una búsqueda, un horizonte -como todo horizonte- abierto acerca de un caminar hacia una salud mental que nos compromete con la libertad y con los cuidados, que muestre algo más que ese menú de encierros (físicos, químicos, simbólicos) que es lo que los manicomios nos suelen ofertar en su mezcolanza de miedos, insensibilidades y aislamientos. El “vy’a” es una brújula. Cristina Olazar explicaba que, en las comunidades campesinas, la palabra guaraní “vy’a” no alude a la alegría a lo comercial de “Pilsen en su fiesta”, sino a la alegría de lo cotidiano, del encuentro, de los lazos, de las conversaciones, del trabajo colectivo, de lo colaborativo con quienes son como uno. En fin, a lo comunitario.

Transgresiones para una salud mental sin manicomios. El título se cierra con esta invitación. La necesidad de transgredir es ineludible para hacer nacer otra cosa, para ir más allá de estas dos formas de degradar la salud mental:
– “nambré… ¿quién gua’u me va a venir a solucionar mi problema?” como el desprecio a ser ayudado; o
– esa pretendida propiedad exclusiva e indiscutible de los profesionales.

Este libro hace parte de la Colección “Psi crítica”, dirigida por Ramón Corvalán.
Una colección de tres textos con la autoría de un volumen por Charles Rodas y de otro por Carlos Arestivo, colegas con quienes compartimos pasiones alegres, rebeldías, discusiones, contradicciones, peleas y prácticas. Con ellos queremos apostar a que, sin libertad no hay cuidados.

Barúa Caffarena, A. (2020). Ejedesencuadrá: Del encierro hacia el vy’a. Transgresiones para una salud mental sin manicomios. Colección Psi Crítica. Volumen 1. Asunción: Arandurá

Comentarios

.
Sin comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.

.