Corto en homenaje a Soledad Barrett

El 8 de enero se cumplieron 42 años del asesinato de la luchadora social paraguaya Soledad Barrett

La nieta del reconocido escritor Rafael Barrett fue asesinada por dictadura brasilera, en 1973 en la ciudad brasileña de Olinda, Pernambuco.

Soledad Barrett fue asesinada por los militares dos días después de haber cumplido 28 años (6 de enero de 1945). Su historia se hizo muy conocida no sólo por su capacidad de luchadora, sino porque ella fue traicionada por su pareja, conocido como “cabo Anselmo”, quien era un infiltrado dentro de la organización donde ambos militaban, la Vanguardia Popular Revolucionaria (VPR), que planteaba la lucha armada como metodología para derrocar el régimen militar brasileño.

Sus biógrafos  la relatan llena de encanto y con la gracia tan particular de la mujer paraguaya. Era bella por fuera pero por dentro la integridad de su personalidad y de su carácter bondadoso y  solidario la hacia sensible a todos los dolores ajenos e indiferente a los propios. Era rebelde frente a las injusticias, decidida, valiente.

Soledad estaba  poseída por la sólida conciencia moral  del abuelo que le impedía permanecer indiferente ante el despotismo y la empujaba a colocarse al lado de los desdichados.

Un caso recordado de su vida fue el secuestro del que fue víctima, en Montevideo, por un grupo de nazis que le tajeó el muslo dejándole la cruz esvástica. Esto, ante la oposición de la misma de cantar consignas antirrevolucionarias.

Este 8 de enero se realizó un homenaje a la militante social en el centro cultural La Chispa, donde se presentó un corto de Sebastián Coronel sobre la misma: «SOLEDAD que aún te niegas a morir».

Se puede ver el corto aquí:

Comentarios

.
Sin comentarios

Déjanos tu opinión

.