El auge de las bandas criminales en la era Cartes

Desde el  Primer Comando Capital, pasando por el cartel de Sinaloa hasta el EPP, las bandas criminales  parecen tener vía libre en el país. En los últimos cuatro años han incrementado sus actividades delictivas a niveles de violencia nunca antes visto. Paraguay se ha convertido en productor de cocaína, en ruta de la efedrina y en centro de la mayor red de contrabando de cigarrillos del continente.

Por Miguel Armoa

El lunes 24 de abril Ciudad del Este amaneció conmocionada. La segunda ciudad más importante de Paraguay  fue invadida en la madrugada por vehículos blindados de unos 50 miembros  del grupo criminal más importante de Brasil, el Primer Comando Capital, quienes desarrollaron un ataque maestro contra la sede de la empresa transportadora de caudales Prosegur. La operación se desarrolló por unas 3 horas, durante la cual repelieron fácilmente la tímida reacción de la policía local con armamento  de guerra, ametralladoras AK47, fusiles FAL, y M16, incendiaron vehículos y realizaron explosiones en la bóveda de la empresa. Se retiraron sin ninguna baja, y con unos 8 millones de dólares de botín (en principio se habló de 40 millones). Falleció esa noche un efectivo policial paraguayo, Sabino Ramón Benitez.

Fuente: infobae.com.py

Fuente: infobae.com.py

Quedó nuevamente en evidencia la facilidad con la que operan los grupos criminales en Paraguay, sobre todo en territorios fronterizos. No es un caso aislado. El accionar de los grupos y organizaciones de criminales se ha incrementado de manera notoria durante los últimos años, con graves hechos de violencia, sobre todo en el gobierno de Horacio Cartes. Las acciones delictivas abarcan un amplio espectro, las que exponemos a continuación.

Guerra de narcos                                                                                         

Fuente: pedrojuadigital.com.py

Fuente: pedrojuadigital.com.py

15 de Junio de 2016. Unos cien sicarios armados con ametralladoras y fusiles antiaéreos, emboscan y acribillan al capo narco Jorge Rafaat en las calles de la ciudad de Pedro Juan Caballero, a una cuadra del predio de la Jefatura de Policía del departamento de Amambay. La respuesta de los 15 guardias del “empresario de frontera” extendió el combate a unas 4 horas. Mientras un grupo resguardaba el perímetro, el resto se dividió en dos bloques, uno que enfrentaba a los leales de Rafaat, otro que perforaba el blindado. Posteriormente los hombres que serían integrantes de Primer Comando Capital, se dedicaron a balear y destruir varios negocios de Rafaat en la ciudad. De entre los policías que osaron asomarse, uno cayó herido, además de civiles que se encontraban en los alrededores. El atentado es atribuido al rival de Rafaat, Jarvis Chimenes Pavão, capo narco actualmente preso en Asunción, quien estaría aliado al PCC.  El asesinato del capo desató una guerra de narcos que incrementó la habitual violencia de este epicentro del crimen organizado. Escenas de sicariato, ejecuciones y quema de locales del fallecido Rafaat, se sucedieron durante los ajustes de cuentas, en medio de las cuales fallecieron civiles inocentes, como el caso de los acribillados en una cancha de vóley en medio de un fuego cruzado. La guerra con los sucesores de Rafaat le costó a Pavão, la vida de su hermano, Ronny Chimenes, quien fue baleado a la salida de un gimnasio en Ponta Porá en marzo pasado. La violencia llegó incluso a la capital del país, cuando el pasado 3 de enero, una pareja de brasileños que salía de visitar a Pavão, fue interceptada a balazos por sicarios en pleno barrio Republicano.                                                                        

Asesinato de periodistas                                                                                                                                    

Fuente: abc.com.py

Fuente: abc.com.py

El 16 de setiembre de 2014 fue asesinado a tiros el periodista de Abc Color, Pablo Medina (53) junto a su asistente Antonia Almada Chamorro (19), en Villa Ygatimi, otra zona de frontera dominada por los narcos en Canindeyú. Medina era conocido por investigar actividades del narcotráfico y sus vínculos con políticos locales. Como principal sospechoso del asesinato fue sindicado el entonces intendente de Ypejhú, Vilmar Acosta, sospechado de actividades en el narcotráfico. El mismo huyó al Brasil tras el atentado.  El político era parte del movimiento del presidente Horacio Cartes y era un protegido de la diputada oficialista Cristina Villalba. No fue el único caso en la era Cartes, en mayo de 2014 fue asesinado en Pedro Juan Caballero el periodista Fausto Gabriel Alcaráz, quien recibió 12 balazos de parte de sicarios que lo interceptaron al llegar a su vivienda.                                                                                                                                 

“Industrialización” de la droga       

Fuente: ahoraparaguay.com.py

Fuente: ahoraparaguay.com.py

Paraguay era utilizado habitualmente como país de tránsito de drogas, principalmente de la cocaína, de Bolivia hacia el Brasil y Europa. Sin embargo, ha incrementado su importancia en el mercado de los narcóticos ilegales, pasando a desarrollar laboratorios de producción de cocaína y drogas sintéticas, para aumentar los volúmenes de comercialización, según lo dio a conocer la misma Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) en 2015. Los laboratorios se centran principalmente en ciudades de frontera, Ciudad del Este, Pedro Juan Caballero, Saltos de Guairá, y en Alto Paraguay, en la frontera con Bolivia. “Paraguay le está dando valor a la pasta base”, había señalado entonces Luis Rojas, como ministro de la Senad. En enero de este año, Luis Rojas, ya destituido, advirtió en una entrevista radial que el aumento del volumen del negocio de drogas, aumentará la presencia de criminales en el país, lo que traería además incremento de la violencia. “Los hechos nos demuestran una expansión del narcotráfico en el país, esa es la realidad”, expresó el mismo coronel Hugo Vera, actual ministro de la Senad, a la 780 AM en marzo de este año.

La sucursal del cartel de Sinaloa y la nueva ruta de la efedrina                                              

En setiembre de 2016 se encontraron 12 barriles de efedrina retenida en los depósitos de la Aduana en Ezeiza, Argentina. El producto vino de Asia y tenía como destino Paraguay. Entre 2006 y 2008, México y EEUU impusieron restricciones a la importancia de dicha sustancia, por su utilización en el preparado de drogas sintéticas. Por tal motivo, los cárteles mexicanos empezaron a triangular esta sustancia por rutas alternativas. También en setiembre de 2016, en la ciudad de Nueva Esperanza en el Estado de Paraná, Brasil, cayó un cargamento con 1,5 toneladas de marihuana proveniente de Paraguay. Los panes tenían una particularidad, llevaban un emblema verde y rojo con una hoja de marihuana en el centro, con la palabra Sinaloa. La policía brasileña no quiso entrar en más detalles, pero la duda sobre si el cartel de Sinaloa se había instalado en Paraguay quedó abierta. Sinaloa es el cártel más grande de México, cuyo líder fuera el conocido narco Joaquín el “Chapo” Guzmán, actualmente recluido en EEUU. Tres meses después, en la ciudad de Villa Elisa, a pocos kilómetros de la capital, la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) capturó a 4 mexicanos y 2 paraguayos, con 300 kilos de cocaína de alta pureza. Los mismos serían parte del cartel de Sinaloa según la Senad, que pasó a confirmar las actividades del cartel en Paraguay. Esta incursión ya había sido presagiada. En octubre de 2008 fueron detenidos en Paraguay tres mexicanos, Jesús Martínez Espinosa, Jorge Almanza Guzmán y Leobaldo Gaxiola, supuestos miembros del cartel de Sinaloa, en un operativo a cargo de la Senad. Martínez fue identificado como una de las principales figuras del cartel. En un cable filtrado por Wikileaks, la embajada de los EEUU se hace eco de las declaraciones de  Martínez, según el cual, “dijo a las autoridades que tenía planes de invertir en Paraguay en cooperación con un empresario llamado Cartes”. La embajada señalaba además que las autoridades paraguayas habían reportado una “nueva tendencia en el tráfico de la efedrina desde Sudamérica hacia México y Estados Unidos, vía Paraguay”, acotando que se habían realizado varias incautaciones.  Coincidentemente, el cartel de Sinaloa junto al de Los Zetas domina la distribución cigarrillos de Tabesa, del presidente Horacio Cartes, en el mercado de negro de México.

El imperio del cigarrillo                                                                                                                                                 

Fuente: ultimahora.com.py

Fuente: ultimahora.com.py

El contrabando de cigarrillos de Paraguay a los países de la región ha tenido su boom durante la era Cartes, y la principal enriquecida es su empresa, Tabacalera del Este (Tabesa). “Las marcas paraguayas representan el 73% del consumo ilegal” en 16 países latinoamericanos  estudiados por la consultora KPMG (mayo de 2015) comisionado por British American Tobacco. Un 51% de las marcas paraguayas en el comercio ilegal están identificadas bajo propiedad de Tabesa. La alarma de los países vecinos es una constante, y Tabesa está en la mira de agentes, funcionarios y fiscales de todo el continente. En Brasil, el contrabando de cigarrillos paraguayos y otros productos se duplicaron, según un informe divulgado por la Delegación de la Receita Federal (RF), aduana de Brasil, en marzo pasado. Se basan en el incremento de la cantidad de mercancía ingresada a territorio brasileño y requisada por autoridades fronterizas, en comparación al primer cuatrimestre del 2016. La cantidad de cigarrillos se elevó en un 230 %, según las requisas.  El 50 % de los cigarrillos de contrabando en el mercado brasileño son de Cartes, según la revista Veja.

El año pasado, informes periodísticos en Argentina, señalaban el incremento del contrabando de cigarrillos desde Paraguay tras el incremento del impuesto al tabaco en el vecino país. El 45 % del mercado negro está dominado por la tabacalera del presidente paraguayo.

Incluso en Uruguay, de 2010 al 2013 creció un 6 % el contrabando de cigarrillos, llegando a una incidencia del 31 % en el mercado del tabaco, según un estudio de la encuestadora argentina IPSOS. La tercer marca más vendida en Uruguay es ilegal, y de origen paraguayo.

Y el contrabando se extiende bien al norte, de la mano de poderosos grupos criminales. Según investigaciones de El Tiempo de Colombia, en dicho país grupos narco y paramilitares se encargan de la distribución de cigarrillos ilegales de Tabesa en dicho país, donde representa el 20 % del mercado interno de cigarrillos. “Son el eslabón de una gran organización criminal internacional”, señalan. 6 de las marcas de cigarrillos ilegales más vendidos en México son de la tabacalera de Cartes, según un reportaje del periódico mexicano Milenio. Así también, la distribución en el mercado negro recae en dos de los carteles más poderosos del país norteamericano, Sinaloa y Los Zetas. “Sus productos están contribuyendo a un mercado que alimenta a algunas de las más violentas organizaciones criminales”, señala el informe. La defensa de Tabesa señala que los mismos comercializan de manera legal los cigarrillos en Paraguay, pero que los compradores se encargan del contrabando a otros países, por lo que se desligan de responsabilidad. “Grupos criminales y terroristas del mundo, incluyendo a los talibanes, están adoptando cada vez más el contrabando de cigarrillos como fuente de financiación de sus actividades, ya que el riesgo es bajo y el rendimiento muy alto”, según un estudio del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ). El Tiempo de Colombia aseguraba también que el tráfico de cigarrillo está igualando en cantidad y valor al tráfico de la cocaína en la triple frontera, sino que está fortaleciendo todo tipo de redes criminales que financian sus actividades a través de la comercialización del tabaco ilegal. (Leer más en Cartes gana una fortuna incalculable con el contrabando de cigarrillos.)

Apogeo del EPP                                                                                                                                           

Dos días después de aquel 15 de agosto de 2013, donde Horacio Cartes aseguraba que los del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) “no van a marcar la hoja de ruta” de su gobierno, este grupo respondía con el asesinato de 3 peones y 1 policía en la Estancia Lagunita en San Pedro, lo que abría las puertas a la militarización del norte del país. Iniciaba así la era de mayor actividad del EPP, pese a los millones de dólares invertidos para desbaratar dicha banda. En lo que va del gobierno de Cartes, se estiman que han sido secuestradas unas 15 personas, un promedio de 4 por año. En 2014 fueron secuestrados Arlan Fick, Hernán Silva Smith y el policía Edelio Morínigo, este último aun en cautiverio. En 2015 fueron secuestrados Robert Natto y Erica Natto, quienes terminaron asesinados, Silvano Pérez y Abrahán Fehr. En 2016 fueron secuestrado Celestino Lopes, Franz Wiebe, Félix Urbieta, y Martín Hartmann, así también Rómulo Rojas y Modesto Alfonzo, Walter Helmut y Fabián Saucedo, aunque de estos últimos se duda que fueran realmente responsables los del EPP. Además de esto, se produjeron numerosos ataques y atentados. A lo largo de estos 4 años de gobierno, el EPP realizó varias emboscadas a grupos de las Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), ataques a estancias y atentados. En octubre de 2013 una bomba hizo volar una patrullera de las FTC, donde falleció el comisario Manuel Escurra. Entre los atentados más sonados se encuentran el derribo con dinamita en gel de dos torres de alta tensión en Horqueta, en julio de 2014, que dejó sin luz a unas 765.000 personas de norte de la Región Oriental y noreste del Chaco. En agosto de 2015 lo repitieron, atentando contra otra torre de la Ande, en la colonia Manitoba, en San Pedro, dejando también sin luz a 750.000 personas. En agosto de 2016 se produjo un atentado con bomba contra un convoy militar, donde fallecieron 5 efectivos. En total, durante la era Cartes, murieron 40 personas en manos del EPP. 19 civiles, 8 policías y 13 militares.

 

Comentarios

Publicá tu comentario