El alimento de los paraguayos depende de la importación de productos extranjeros

Organizaciones sociales que participan de la Feria de la Semilla denunciaron que hay dependencia alimentaria en Paraguay.

En el 2010 se importaron 89 mil toneladas de cereales, cítricos, frutas, hortalizas y legumbres, según SENAVE.

Fuente: IP
En Paraguay existe una “gran dependencia de alimentos importados”, pese a ser el séptimo productor mundial de soja y exportar de más cantidad de carne que la Argentina, afirmaron este lunes organizaciones campesinas e indígenas que realizan una exposición de semillas nativas y exigen políticas para la defensa de la soberanía alimentaria.

Los números globales revelan que mientras que en 2008 Paraguay importó 21 mil toneladas de cereales, cítricos, frutas, hortalizas y legumbres, en el 2010 el ingreso de esos productos se cuadruplicó, llegando a 89 mil toneladas, según un comunicado del Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semillas (SENAVE).

Este es un escenario preocupante que va relacionado a la ofensiva del capitalismo hacia el campo donde las multinacionales se van apropiando de los recursos naturales y de la cadena productiva que provoca que un país con mucha riqueza, población joven y energía en abundancia dependa de otros países para su alimentación, sostuvo a su vez Luis Aguayo, dirigente de la Mesa Coordinadora Nacional de Organizaciones Campesinas (MCNOC), integrante de la Vía Campesina.

El Senave igualmente coincide en que la consolidación del sistema productivo agroexportador e importador en Paraguay “ha desplazado el modelo de producción agrícola autosuficiente e implantó el monocultivo de renta”.

“No podemos depender de material genético importado, teniendo una inmensa diversidad genética”, denunció el presidente del Senave, Miguel Lovera, durante el acto de apertura de la Semana de la Semilla Paraguaya a la que asistió el presidente de la República, Fernando Lugo.

Lovera remarcó que el Estado debe apoyar y otorgar la posibilidad a los campesinos e indígenas para que puedan conservar y mejorar sus variedades y señaló que la población debe movilizarse para recuperar la soberanía alimentaria y genética.

La Semana de la Semilla Paraguaya, realizada bajo el lema “Heñoi jey Paraguay (Rebrota Paraguay). Nuestra Semilla Nuestra Soberanía” busca exponer las variedades nativas de la agricultura paraguaya para promover su valoración por parte de la población, promover su uso para la alimentación nacional y conservar el germoplasma nativo, y a la vez, educar y motivar sobre la soberanía alimentaria.

Representantes indígenas y campesinas de varias regiones del país participan de la exposición  que se extenderá hasta el miércoles 1 de junio en apoyo a la recuperación de la soberanía alimentaria y resaltaron la necesidad de brindar mayor apoyo a los indígenas de todo el país y a sus modelos de hacer agricultura.

Francisca Rodríguez, Coordinadora de Vía Campesina, de Chile, saludó este evento, que se encuentra en la línea de esfuerzos realizados por campesinos de otros países del América Latina, a la vez de destacar que en Caaguazú (centro de Paraguay), los campesinos e indígenas mostraron y ratificaron que la semilla es patrimonio de los pueblos.

Por su parte la líder de la Comisión Nacional de Mujeres Rurales e Indígenas (CONAMURI), Maggi Balbuena, pidió al Presidente de la República que decrete la reglamentación de la ley 3742/09 de Control de productos fitosanitarios de uso agrícola, ya que, según denunciaron, las comunidades soportan atropellos a la vida.

rm

¿Vori vori con maíz transgénico? No podemos depender de material genético importado según el titular del SENAVE. Foto: Camino al Paraguay Blogspot.

Comentarios

Publicá tu comentario