El ABC de Chávez

A la muerte de Hugo Chávez, rescatamos un artículo de Guillermo Sequera de 2009 a favor de la entrada de Venezuela al Mercosur.

El desplome del sistema capitalista fue definido por muchos analistas como una “debacle sistémica”, amarrada a su vez por crisis de orden alimentario, crisis del agua, crisis ambiental y cultural. Estas últimas de mayor complejidad y de mayor severidad, afectan duramente a las poblaciones del planeta.

Los bancos centrales de los países ricos han permitido la falta de transparencia y control de los paraísos fiscales. La especulación económica de los ricos genera el enjuague donde el “dinero de los financieros se mezcla con el de los terroristas, proxenetas globales, traficantes de drogas y de armas, han permitido la existencia de paraísos fiscales donde evaden impuestos y donde preparan el asalto a los mercados financieros”, advertía el economista Juan Torres López.

En definitiva, “inversores” cuya codicia ilimitada los inducía a ganar dinero sin trabajar, sin producir bienes o servicios reales que satisfacieran necesidades de las personas, y que dieran empleo a obreros y empleados para la producción de esos bienes. La razón del sistema financiero parasitario (Wall Street) –bajo la aprobación y apoyo de los Bancos centrales dominantes, y los FMI-BM– instauraron una crisis de tal magnitud para que la minoría criminal financiera pueda apoderarse de todos los recursos, de todas las empresas, de los bancos que entren en quiebra y sus acciones en bolsa no valgan más que unos peniques.

Destruir para reconstruir y distribuirse la riqueza entre los cada vez menos multimillonarios “amos del mundo”,  mientras existen 1.000 millones de personas que pasan hambre, cada día unos 5.000 niños mueren de sed, y más de 800 millones de seres humanos sucumben en la ignorancia por analfabetismo.

Por eso se entiende la réplica arrolladora liderada por Chávez y que genera molestias, berrinche ante el Consenso de Washington. Al conocer los resultados de la reunión G-20 en Londres, sin chistar Chávez señaló: “Están colocando al FMI como el héroe salvador cuando ha sido el villano que ha hundido al mundo”. Ese es el estilo Chávez: leal con los pobres del mundo, sincero, dinámico, riguroso, creativo, comunicador, unitario, y dinámico en su accionar.

“Mientras Chávez viva será un peligro para los mediocres, los ambiciosos, los oportunistas. Sin que sea un hombre perfecto –que no lo hay–, indiscutiblemente, es un continuador coherente y lúcido del pensamiento de Bolívar”, expresaba uno de sus maestros. El presidente Chávez se convirtió en uno de los primeros líderes mundiales en realzar su preocupación por las dimensiones y las consecuencias de la crisis económica-financiera. Incita a romper el yugo del dólar proponiendo planes, por ej.: de remplazar el dólar por el Sucre (Sistema Único de Compensación Regional).

Planteó la Petro-moneda, como moneda de intercambio a fin de eliminar el carácter del dólar como moneda de reserva, de manera de impedir que voraces intereses imperiales continúen estafando al mundo.

El ABC de Hugo Chávez es: Alternativa Bolivariana Consensuada. Es decir, un líder proponente de cambios, con posibilidades innovadoras (Socialismo del siglo XXI); ajustado al pensamiento del gran Bolívar, para el avance de negociaciones con la aprobación, consentimiento, beneplácito en consagrar pactos prometedores (SUR-SUR). Y para que nadie dude, construir siempre de abajo para arriba, como toda verdadera democracia, incluyendo el ejercicio democrático de la geopolítica multicontinental.

A su llegada a Beijing, para la firma de 84 megaproyectos con China, sentenciaba “el nacimiento de un nuevo mundo pluripolar y la caída del imperio estadounidense. Se levantan los nuevos polos del poder mundial, Beijing, Tokio, Teherán y Doha”, aseguró. Mucho habrá que escribir y esclarecer, a pesar de campañas perversas, calumniosas, infames contra Chávez, Evo, Correa y Castro. Los paraguayos no somos tontos. Otro mundo nuevo arranca desde nuestra agenda de integración latinoamericana y caribeña, basado en la determinación de un acuerdo, a favor de la indiscutible participación de la República Bolivariana de Venezuela en el MERCOSUR.

Comentarios

Publicá tu comentario