«El 21 de abril se eligió a uno de los asesinos de Santiago»

Periodistas recordaron a Artaza, Leguizamón y todos los caídos por las balas. El Sindicato de Periodistas del Paraguay (SPP), exige el cese de la impunidad. Varias organizaciones expresaron su solidaridad. El hijo de Santiago Leguizamón, Dante, expresó que este es uno de los 26 de abril más tristes, «por lo que pasó el domingo»(triunfo colorado) y «por lo que pasó ayer» (asesinato de Artaza).

La manifestación contra los asesinatos de periodistas y por la justicia, llegó hasta la explanada del Palacio de Justicia. Foto: Magali Casartelli.

«El terror nuevamente azota al periodismo paraguayo. Y nuevamente deja su funesto mensaje. El compañero Carlos Manuel Artaza es la nueva víctima de la sinrazón. Es el nuevo blanco del asesinato por encargo.  Y otra vez la frontera se tiñe de sangre, de sangre de un trabajador de la comunicación. Artaza, que trabajaba en la Gobernación de Amambay, cayó en medio de las disputas de grupos que solo con violencia resuelven sus disputas, las cuales tienen trasfondos generalmente ilícitos», expresó Vicente Páez, en representación del Sindicato de Periodistas del Paraguay, en el acto de conmemoración del día del periodista organizado por el gremio.

El evento se realizó frente al Monolito de Santiago Leguizamón, sobre la Avenida Carlos Antonio López, a la altura de Canal 9. Los periodistas recordaron un nuevo aniversario del asesinato de Leguizamón, a lo que se suma la muerte del periodista mencionado por parte de sicarios, en Pedro Juan Caballero, el miércoles pasado.

Caídos

Páez recordó la nómina de periodistas acallados por asesinatos. Santiago Leguizamón (1991), Calixto Mendoza (1997),

Como todos los años, se realizó un acto de recordación por el día del periodista y el asesinato de Santiago Leguizamón frente al monolito que lo recuerda. Foto: Magali Casartelli.

Benito Román Jara (2000), Salvador Medina (2001), Yamila Cantero (2002), Samuel Román (2004), Angela Acosta (2006), Tito Palma (2007), Martín Ocampos (2009) y Merardo Romero (2011). «Ofrendaron sus vidas en el ejercicio del oficio periodístico». También Marcelino Vázquez, dueño de la radio “Sin Fronteras” de Pedro Juan Caballero, fue asesinado, este año, relató.

«Las amenazas a la vida persisten. Y son señales de máxima alerta. La seguridad de Aníbal Gómez Caballero y Cándido Figueredo, periodistas que trabajan en Pedro Juan Caballero», expresó Páez, quien dijo que dicha situación de amenazas se produce en distintos puntos del país. También relató que son víctimas de amedrentamientos Javier Silva y Alcides Villamayor, periodistas de radios comunitarias.

«Los ejemplos de los compañeros y compañeras mártires deben ser un impulso para responder con firmeza desde el pueblo en defensa de la vida. La impunidad es la marca registrada en la mayoría de estos casos, y al igual que en la sociedad toda, quienes tienen poder y recursos económicos tienen vía libre para quedar sin castigo alguno», acotó.

Con una bandera negra que marcaba el luto, se marchó hasta el Palacio de Justicia por los los periodistas asesinados. Foto: Magali Casartelli.

En la ocasión también se dio lectura al mensaje del presidente de Federación Internacional de Periodistas, Jim Boumelha, con ocasión del día del periodista en Paraguay.

Representantes de la Confederación de la Clase Trabajadora (CCT) y de la Coordinadora de Derechos Humanos del Paraguay (Codehupy), expresaron su solidaridad con el gremio, por la situación actual. Julio López, de la CCT, expresó que «debemos estar preparados» para los nuevos tiempos que vienen. Enrique Gauto por su parte, de Codehupy, pidió al Estado el urgente esclarecimiento de los sucesos.

Tras el minuto de silencio realizado en homenaje a los caídos, Sergio Peña dio un par de canciones.

 Marcha

Posteriormente, los periodistas portando una bandera negra, marcharon hasta el Palacio de Justicia, cantando los nombres de los periodistas asesinados, y gritando presente ante cada mención. «Basta de muertes», «queremos justicia» y «se va acabar, se va acabar, esa costumbre de matar», fueron otros cánticos que se dieron en el trayecto.

Los manifestantes pudieron llegar hasta la explanada del Palacio de Justicia. Mariela González, del SPP, recordó que llegaron hasta el sitio para recordar que el país y el gremio están de luto, y que exigen justicia, castigo ejemplar para los asesinos y la mafia política.

Dante Leguizamón dijo que este es uno de los más tristes 26 de abril, y denunció que los jueces apañan a los asesinos de su padre, Santiago. Foto: Magali Casartelli.

Pablo Ojeda, en representación del Movimiento Campesino Paraguayo (MCP), trajo su solidaridad a los trabajadores de la prensa. Recordó que la criminalización y persecusión de luchadores sociales es un mal nacional. «La mafia no perdona a los trabajadores», expresó y sentenció: «el 21 de abril se eligió a uno de los asesinos de Santiago». También señaló como víctimas de la mafia, a los campesinos y policías de Curuguaty. Señaló que los ideólogos de la masacre estaban en ese gran edificio, el Palacio de Justicia, por permitir una orden de desalojo de unas tierras sin titulo.

Memoria colectiva

En uno de los momentos más emotivos, Dante Leguizamón, hijo de Santiago, expresó que este 26 de abril es uno de los más tristes, «por lo que pasó el domingo»(elecciones) y «por lo que pasó ayer» (Artaza). Resaltó que en el país no hay un ejercicio de memoria, y por eso la mafia nos seguirá manejando igual. Olvidamos el saqueo del Partido Colorado, de la Dictadura, a los Mártirez del Marzo Paraguayo, al Golpe parlamentario y a Curuguaty, buscando poder, expresó.

Acusó a los jueces de mantener en la impunidad a los autores morales y asesinos de su padre y otros periodistas. Resaltó el papel del SPP por su lucha por denunciar las injusticias.

Vicente Páez, finalizando, pidió honrar a los compañeros caídos, y dijo que fueron asesinados porque hicieron un trabajo digno.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios

Publicá tu comentario